Djokovic, en el Masters 1000 de París-Bercy.

Djokovic, en el Masters 1000 de París-Bercy. Ian Langsdon Efe

Tenis Copa de Maestros

Djokovic busca perfeccionar un año insospechado

El serbio comparte el Grupo Guga Kuerten de la Copa de Maestros con Alexander Zverev, Marin Cilic y John Isner.

Londres (enviado especial)

Con la baja de Rafael Nadal todavía quemando entre los dedos de los organizadores de la Copa de Maestros, los estudios de la BBC acogieron este lunes por la tarde el sorteo de los grupos de la competición, que arrancará el próximo domingo en el O2 Arena de Londres. Novak Djokovic comparte el Grupo Guga Kuerten con Alexander Zverev, Marin Cilic y John Isner, y Roger Federer está acompañado de Kevin Anderson, Dominic Thiem y Kei Nishikori en el Grupo Lleyton Hewitt.

Tras la victoria de Karen Khachanov en el Masters 1000 de París-Bercy, el circuito masculino llegó a su última cita de la temporada con dos incógnitas por resolver. ¿Quién se proclamará maestro de maestros? ¿Qué jugador terminará el año como número uno del mundo? La segunda pregunta, sin embargo, se resolvió antes del comienzo del torneo. La baja de Nadal convirtió automáticamente a Djokovic en el dueño de la cima del ranking hasta al menos 2019, quinta vez que el serbio logra finalizar la temporada en lo más alto (2011, 2012, 2014, 2015 y 2018), y centró la atención en la pelea por unos de los títulos más prestigiosos del curso.

Boris Becker, ex número uno mundial y técnico de Nole hasta diciembre de 2016, jugó el papel de mano inocente en el sorteo y sin buscarlo le construyó un grupo bien enrevesado a su antiguo pupilo. Aunque Djokovic domina con claridad el cara a cara con dos de sus oponentes (16-2 a Cilic y 8-2 a Isner) y lo tiene empatado con el tercero (1-1 con Zverev), todos han puesto en aprietos al serbio en algún momento, se adaptan bien a la pista cubierta de Londres y llegan a la cita en un estado dulce.

En Londres, el campeón de 13 grandes se mide a su capacidad de mejorar un 2018 imposible. En junio, Djokovic estaba fuera de los 20 primeros de la clasificación y seguía sumido en una crisis de juego que amenazó con apagar su camino como profesional. En noviembre, apenas cinco meses más tarde, el serbio ha recuperado la primera posición de la clasificación al sumar dos torneos del Grand Slam (Wimbledon y Abierto de los Estados Unidos) y dos Masters 1000 (Cincinnati y Shanghái) a lomos de una racha de 22 victorias consecutivas.

Ahora, impulsado por esa inercia ganadora, Djokovic llega a la Copa de Maestros con el objetivo de ganar su sexto trofeo y dar otro golpe de mando en la zona alta del circuito. Eso, precisamente, intentará impedir Federer. Como Nole, el máximo campeón histórico del torneo (seis veces) tampoco tiene un grupo sencillo. Aunque también se encuentra en una posición holgada frente a un par de sus contrarios iniciales (por 4-1 le gana el cara a cara a Anderson y por 7-2 a Nishikori), pierde los enfrentamientos con Thiem (1-2) y aterriza en Londres con la energía justa para el último gran esfuerzo.