Nadal y Muguruza, durante el Charity Day del Mutua Madrid Open en 2016.

Nadal y Muguruza, durante el Charity Day del Mutua Madrid Open en 2016. Diego G. Souto Mutua Madrid Open

Tenis US Open

Nadal y Muguruza hacen historia para España: dos números uno de la mano

Los españoles liderarán a la vez los circuitos masculino y femenino y tomarán el relevo de Andre Agassi y Serena Williams, los últimos en lograrlo en el 2003.

Nueva York (enviado especial)

El tenis español romperá una barrera histórica el próximo lunes: después del Abierto de los Estados Unidos, cuando se actualicen las clasificaciones, Rafael Nadal y Garbiñe Muguruza aparecerán como números uno del mundo de los circuitos masculino y femenino y tomarán el relevo de Andre Agassi y Serena Williams, los últimos en lograrlo hace bastante más de una década (2003). Así, desde la próxima semana, España se unirá a una lista exclusiva y reducida donde hasta hoy solo había dos potencias mundiales: Estados Unidos (múltiples casos de tenistas aupados a la vez a las cimas ATP y WTA) y Alemania (Boris Becker con Steffi Graf, en 1991). 

Los resultados del miércoles en el último grande del año confirmaron que Muguruza tomará el mando del tenis femenino por primera vez en su carrera (lo provocó la derrota de Karolina Pliskova en las semifinales ante Coco Vandeweghe) y aseguraron que Nadal mantendrá el trono (la caída de Roger Federer contra Juan Martín Del Potro) aunque pierda en la siguiente ronda que le medirá al argentino por el pase a la final del torneo. 

El logro es tremendamente extraordinario porque es prácticamente un milagro que dos jugadores tan buenos del mismo país coincidan en el tiempo y sean capaces de alzarse con el liderato de ambas clasificaciones, y ahí está el ejemplo del pasado. España, por ejemplo, ha tenido a Carlos Moyà (primer número uno masculino de la historia, en 1999) y a Juan Carlos Ferrero (en 2003), pero ninguno de ellos coincidió con la época de Arantxa Sánchez Vicario (1995).

El lunes, sin embargo, ocurrirá lo increíble: con 31 y 23 años respectivamente, Nadal y Muguruza pasarán a formar parte la leyenda y se reirán a carcajadas de la crisis del tenis español.