Ramos, en un momento del partido ante Murray en Montecarlo.

Ramos, en un momento del partido ante Murray en Montecarlo. Sebastien Nogier Efe

Tenis

Así consiguió Ramos la mejor victoria de su carrera ante Murray

Antes de enfrentarse a Marin Cilic por las semifinales del Masters 1000 de Montecarlo, el número 24 del mundo cuenta en EL ESPAÑOL cómo construyó uno de los días más importantes de su carrera.

Rafael Plaza Montecarlo (enviado especial)

“No sé”. Lo primero que hizo Albert Ramos para intentar explicar cómo había sobrevivido a Andy Murray en los octavos de final del torneo de Montecarlo fue encogerse de hombros. El español, que se recuperó de una desventaja enorme en el tercer set (perdía 0-4 y llegó a salvar luego dos bolas para 1-5), terminó imponiéndose al número uno del mundo para llegar a los cuartos de final del tercer Masters 1000 de la temporada, donde le espera Marin Cilic.

Antes de marcharse al hotel a descansar, asimilando lo que había logrado y pensando en la posibilidad de llegar a las semifinales, Ramos se sentó con EL ESPAÑOL y analizó cómo consiguió la mejor victoria de su carrera ante el campeón de tres grandes en un día que difícilmente olvidará.

PRIMER SET (6-2 PARA MURRAY)

“A veces, desde la pista es complicado saber si se tiene una sensación diferente a lo que realmente está ocurriendo. Los primeros juegos han sido muy largos, muy duros, muy igualados. Me costaba mucho ganar mi saque, de hecho no le he ganado. Murray estaba restando genial y eso lo ha complicado todo. Con 2-5, quizás he bajado un poco porque he visto que era muy difícil, me he parado mentalmente. En cualquier caso, creo que ha sido un set mucho más duro de lo que indica el resultado”.

SEGUNDO SET (6-2 PARA RAMOS)

“Tenía claro que me tocaba mover ficha. He cambiado mis segundos saques a la derecha. Él ha fallado bastantes restos y eso me ha dado aire. Me he ido animando, jugando un poco más largo. Me estaba apretando mucho con el resto y se me hacía muy cuesta arriba. Al jugar más largo, mis posibilidades han aumentado. Él ha empezado a fallar más y el partido ha cambiado por completo cuando he conseguido empatarlo”.

TERCER SET (7-5 PARA RAMOS)

“Ha tenido dos bolas para 1-5, un resultado con el que habría estado totalmente perdido. En realidad, era solo un break. Sabía que si ganaba ese juego estaba 2-4 y Murray iba a sentir mucha presión por todo lo que había ocurrido durante el partido. Era un buen momento para animarme, para sacar el puño. Mi pensamiento ha sido: ‘nos hemos roto muchas veces el saque durante el partido, seguro que puede haber alguna más’. Y no me he equivocado.

Murray, abandonando la pista tras perder con Ramos.

Murray, abandonando la pista tras perder con Ramos. Sebastien Nogier Efe

Me he puesto 4-4 y luego he tenido un 0-40, que no he aprovechado. El primer punto me ha sacado a la derecha y he tenido dudas, la he tocado para ponerla en el otro lado y la he mandado a la red. En el segundo, he querido apretar y los brazos no han salido hacia delante. El tercero lo ha jugado bien él. Ha pasado todo eso, pero tenía claro que estaba jugando bien, fallando derechas por tirar y no por tener miedo. Luego he sentido los típicos nervios para cerrar, cuando me he puesto 30-0 con 6-5, pero al final he podido ganar”.

LA CLAVE

“Creo que mi revés le ha molestado mucho durante el partido. Es un golpe que he ido mejorando con el paso de los días y hoy he conseguido abrir mucha pista y ponerme en situaciones para jugar con mi derecha y cambiar al paralelo. Su revés es muy bajo y no podía terminar de coger alta la derecha, porque me venía muy encima, sobre todo al resto. He ido adaptándome a la situación y he conseguido acabar el encuentro mucho mejor de lo que he empezado. Ha sido muy importante”.