Nadal, durante un entrenamiento previo a su estreno en Montecarlo.

Nadal, durante un entrenamiento previo a su estreno en Montecarlo. Monte-Carlo Rolex Masters

Tenis Masters 1000 de Montecarlo

Cinco logros que Nadal podría conseguir en la temporada de tierra batida

Antes del estreno del campeón de 14 grandes en Montecarlo, EL ESPAÑOL repasa junto a Carlos Moyà los desafíos que el balear tiene por delante en su parte predilecta del año. 

Montecarlo (enviado especial)

Noticias relacionadas

Rafael Nadal debutará este miércoles en el torneo de Montecarlo ante Kyle Edmund y abrirá así la gira de tierra batida europea, que es su parte más importante de la temporada, el período donde a lo largo de toda su carrera ha construido una mágica leyenda (49 de sus 69 títulos son en albero) que difícilmente alguien podrá igualar.

El mallorquín, que cuando salte a la pista para debutar en el tercer Masters 1000 del curso cumplirá 400 encuentros en la superficie, tiene por delante cinco torneos (Montecarlo, Barcelona, Madrid, Roma y Roland Garros) para hacer algo que parece imposible: romper

Antes del estreno, EL ESPAÑOL se sentó con Carlos Moyà, uno de los entrenadores del mallorquín, para repasar 

DESAMPATAR CON GUILLERMO VILAS

Aunque no lo necesita para ser reconocido como el mejor jugador de la historia sobre tierra batida, porque la calidad del palmarés comparada con el de su máximo rival resuelve el debate rápidamente, Nadal está a un título de desempatar con el argentino (49 tienen los dos ahora mismo) y subirse a lo más alto del podio para quedarse solo.

Antes de debutar en Montecarlo, el mallorquín exhibe un balance de 365 victorias y 34 derrotas (91,4%) sobre arcilla, una monstruosidad estadística. Vilas, que jugó mucho más en tierra (en su época era posible configurar la temporada casi completa sobre la superficie), se retiró con 659 triunfos y 162 encuentros perdidos (80,2%).

Lo que dice Moyà: “Habría que ver la calidad, más que el número de títulos. Posiblemente, incluso Borg sea el máximo rival de Rafa en tierra batida, y creo que tampoco lo es. Nadal ha demostrado tener una regularidad increíble ganando todos los torneos grandes que ha conseguido en su carrera”.

LLEGAR A 10 TÍTULOS EN TRES TORNEOS DISTINTOS

El mallorquín es el único jugador que ha ganado nueve veces un mismo torneo (y en tres sitios distintos: Montecarlo, Barcelona y Roland Garros) en la Era Abierta (desde 1968). Ahora, con la gira de tierra batida europea recién nacida en Mónaco, 2017 le ofrece a Nadal la oportunidad de ampliar hasta 10 la cifra y estirar una leyenda que parece inalcanzable porque celebrar en 10 ocasiones el mismo título es un disparate reservado para las leyendas más importantes de la historia.

Lo que dice Moyà: “Ahora porque nos hemos acostumbrado, pero es algo que nadie podía haber pensado que pudiese llegar a suceder. Va a ser complicado volver a verlo alguna vez. Desde el punto de vista de la lógica… no hay lógica”.

Nadal, atendiendo a los medios el domingo en Montecarlo.

Nadal, atendiendo a los medios el domingo en Montecarlo. Monte-Carlo Rolex Masters

LEVANTAR UN GRAND SLAM TRES AÑOS DESPUÉS

La victoria ante Novak Djokovic en Roland Garros 2014 disparó a Nadal hasta los 14 grandes, una cifra que no se ha movido desde entonces. A principios de temporada, en la final del Abierto de Australia, el mallorquín tuvo la opción de estirar la marca a 15, pero acabó cayendo contra Roger Federer en una quinta manga que llegó a dominar por 3-1 y perdió tras una reacción colosal de su rival.

Con Roland Garros a la vuelta de la esquina, cuando se cumplirán tres años del último Grand Slam ganado por el balear, las opciones de que Nadal alimente su récord se multiplican: París es el lugar más importante de su carrera y la Philippe Chatrier una pista en la que podría ganar a muchos de sus rivales con los ojos cerrados.

Lo que dice Moyà: “Ya no es solo un tema de nivel, es un tema mental que hace que los demás lo sientan. En Roland Garros con Nadal sucede un poco lo mismo que con Federer y Wimbledon, aunque lo haya ganado menos veces. En cualquier caso, no es una obsesión, aunque esté en el horizonte. No perdemos ni un minuto pensando en París todavía porque nos quedan otros cuatro torneos muy importantes antes”.

RECONQUISTAR MADRID Y ROMA

El año pasado, antes de lesionarse la muñeca izquierda en Madrid durante su partido de cuartos de final contra Joao Sousa, el español consiguió los trofeos en Montecarlo (venció a Gael Monfils en la final) y Barcelona (Kei Nishikori), volviendo a tomar dos de sus templos de primavera. Sin embargo, Nadal lleva dos cursos sin ganar en Madrid (tres veces campeón desde que se juega en arcilla) y tres en Roma (siete trofeos). ¿Los reconquistará en 2017?

Lo que dice Moyà: “No son dos torneos tan distintos a Montecarlo y Barcelona. Una de las claves es que aquí se juega la primera cita en tierra para los grandes en casi un año, más o menos. Montecarlo y Barcelona van bastante de la mano. Madrid es el más distinto por la altura, pero a Nadal le motiva incluso más por el hecho de que se juega en España. Y Roma es Roma, muy similar también a los dos primeros. Allí ha ganado siete veces, que es otra barbaridad”.

Nadal, durante el sorteo del cuadro de Montecarlo.

Nadal, durante el sorteo del cuadro de Montecarlo. Monte-Carlo Rolex Masters

EL TECHO DE PUNTOS

En 2013, Nadal cerró la temporada de tierra batida con un botín de 5100 puntos, un colchón que le cambia la temporada a cualquiera. En las próximas ocho semanas, el español aspira a conseguir 5500 (tendría que ganar los cinco torneos que va a jugar), lo que supondría un trampolín para su ranking

Lo que dice Moyà: “Estos dos meses son vitales para él. Ser tan grande en tierra batida ensombrece un poco sus resultados en pista rápida. No puedes decir que Nadal es un jugador de tierra cuando ha ganado dos veces Wimbledon, dos veces el Abierto de los Estados Unidos, una vez el Abierto de Australia… Dentro de su calendario son dos meses que están marcando de manera distinta. Sabemos la importancia que tiene este tramo de la temporada para Nadal”.