Dimitrov y Nadal se saludan tras su último enfrentamiento (Pekín 2016), que se llevó el primero.

Dimitrov y Nadal se saludan tras su último enfrentamiento (Pekín 2016), que se llevó el primero. EFE

Tenis Tenis

Cinco claves para entender la semifinal entre Nadal y Dimitrov

Daniel Vallverdú, entrenador del búlgaro, analiza en EL ESPAÑOL la semifinal del Abierto de Australia que separa al campeón de 14 grandes de pelear por el título con Roger Federer el próximo domingo.

Melbourne

Noticias relacionadas

Grigor Dimitrov y Daniel Vallverdú se cruzaron por primera vez en la Academia Sánchez-Casal, cuando uno llegaba para formarse como jugador y el otro se marchaba. Ahora, tiempo después, el entrenador venezolano (ex de Andy Murray y Tomas Berdych) es el responsable de haber rescatado a tiempo la carrera del talentoso búlgaro, que sufrió una crisis de identidad entre 2015 y 2016 y con la ayuda de Vallverdú (desde el pasado verano) ha recuperado su mejor versión, aunque todavía le falten pasos por dar.

Antes de las semifinales del Abierto de Australia que le medirán a Rafael Nadal, las segundas que Dimitrov jugará en su carrera después de Wimbledon 2014, el entrenador del número 15 mundial se sentó con EL ESPAÑOL para desgranar las claves de un encuentro que vale el pase a una final de Grand Slam, donde ya espera Roger Federer tras deshacerse agónicamente de Stan Wawrinka el jueves por la noche.

Nadal, favorito

"Nadal es favorito. Sólo por experiencia y por haber estado en unas semifinales de Grand Slam muchas más veces que Grigor. Aunque el nivel de juego está muy igualado ahora mismo entre los dos. Estoy esperando que Dimitrov me sorprenda mañana (por el viernes). Creo que va a ser un partido bastante competido, pero si tuviera que dar un favorito… Nadal lo es un poco más que Dimitrov".

Sin trampa ni cartón

"Rafa va a jugar de forma muy parecida a cuando se enfrenta a Federer. Es un patrón de juego bastante simple, intentando dominar con su derecha alta sobre el revés del rival. Grigor va a buscar que se salga de ese esquema. Es el patrón de juego que ha hecho que gane tantos partidos y torneos.

Como rival, tienes que escapar de ahí y buscar opciones dentro de la pista, poniendo la bola en lugares que le prohíban a Nadal poder hacer esa jugada. Eso es lo que va a intentar Dimitrov mañana. Sinceramente, es un partido sin secretos: todo el mundo sabe lo que va a hacer Rafa y mucha gente sabe lo que va a intenta Grigor. El resultado dependerá de cómo evolucione el encuentro cuando estén los dos en pista".

Rafa Nadal celebra su victoria frente a Milos Raonic.

Rafa Nadal celebra su victoria frente a Milos Raonic. ISSEI KATO Reuters

Lo mejor de Dimitrov

"La agresividad con el saque y la derecha son sus dos puntos fuertes ahora mismo. Si puede hacerse con la iniciativa desde el primer golpe del intercambio, tiene mucha ventaja, porque su pelota está corriendo muchísimo. Con lo rápido que es en pista, puede cerrar los ángulos a toda velocidad. Físicamente está impecable y eso es una ayuda. La prioridad es mantener ese nivel físico porque es un resorte para su tenis eléctrico. Cuando se mueve bien, cuando se siente fresco para jugar a esa velocidad, es muy peligroso.

Es positivo haber pasado momentos complicados antes de llegar a una semifinal de Grand Slam, a menos que sean partidos muy largos que te desgasten. Aunque ha perdido, el ejemplo de Wawrinka nos sirve. Le cuesta mucho en las primeras rondas, pero al llegar al final se siente muy cómodo en esas situaciones, casi imparable".

Simplificar el partido

"He tratado de simplificar las tácticas del partido y darle tres o cuatro patrones de juego, los más importantes. Dimitrov es un jugador muy intuitivo. Es capaz de leer bien las distintas situaciones de un encuentro y darse cuenta con facilidad de lo que está ocurriendo en la pista.

Por mi parte, lo más importante es darle los tres patrones de juego a los que no puede renunciar. Esa es la clave, insistirle en lo que tiene que hacer sin que importe el resultado o si el cruce se marcha al quinto set. Si ganamos el partido, genial; si no lo ganamos, nos vamos a trabajar".

Grigor Dimitrov tras derrotar a David Goffin.

Grigor Dimitrov tras derrotar a David Goffin. Thomas Peter Reuters

El hambre del aspirante

"Si yo fuera Rafa no estaría preocupado, pero le tendría mucho respeto al rival porque viene de ganar 10 partidos seguidos. En unas semifinales de Grand Slam puede ocurrir cualquier cosa. Hay nervios en los dos lados, pero Dimitrov está hambriento, con ganas de hacer resultados grandes y mucho trabajo detrás. Rafa es muy listo para entender la situación actual de Grigor y el tipo de partido que le espera en semifinales. Sabe que el pase a la final será durísimo".