Atlético Guardés - Gran Canaria.

Atlético Guardés - Gran Canaria.

Otros Deportes LIGA GUERRERAS IBERDROLA

El Atlético Guardés da la sorpresa en casa y derrota a Gran Canaria, vigentes campeonas

La guardameta Marisol Carratú fue clave para el triunfo del conjunto local ante su público. 

La jornada cuatro de la Liga Guerreras Iberdrola no ha dejado indiferente a nadie. Atlético Guardes y Gran Canaria se daban cita en un partido que ha terminado con sorpresa, con la victoria de un Mecalia que se ha impuesto ante las vigentes campeonas del balonmano femenino español. 

Arrancaba el encuentro con un gran ambiente en las gradas del recinto gallego y con un Mecalia Atlético Guardés, que desde los primeros compases impuso su ritmo sobre el 40x20 de A Sangriña. Marisol Carratú realizaba varias intervenciones de mérito, seguidas de contraataques culminados con eficacia por Carmen Campos y África Sempere para ponerse por delante en el marcador. La precipitación y la escasa eficacia ponían en serios aprietos al Rocasa Gran Canaria, que no lograba perforar la meta del conjunto gallego. El encuentro entraba entonces en una fase de intercambio de golpes a un ritmo muy alto que beneficiaba a las locales.

No fue hasta el minuto 5 cuando las vigentes campeonas anotaban su primer gol por medio de Melania Falcón. La buena sintonía entre la defensa 6:0 y las transiciones ofensivas ayudaban al Atlético Guardés a abrir brecha por primera vez en el marcador en el ecuador del primer tiempo (8-5), obligando a Carlos Herrera a pedir tiempo muerto.

Minuto de reflexión que desafortunadamente para las canarias no serviría para cambiar una tendencia negativa que permitía a las gallegas aumentar su renta hasta los siete tantos antes de encarar el túnel de vestuarios (14-7).

Poco iba a cambiar el guion en el inicio del segundo acto, ya que el conjunto de Jose Ignacio Prades lograría ampliar la diferencia a 10 goles en el minuto 40 (22-12). El Gran Canaria, que hasta la fecha lucía la mejor defensa de la liga, iba a ver como el conjunto gallego campaba a sus anchas ante una afición entregada a las paradas de Marisol Carratú, al liderazgo de Carmen Campos y al juego de un equipo crecido ante las circunstancias.

A pesar de no haber bajado los brazos en ningún momento, las visitantes no eran capaz de acercarse en los compases finales, cayendo finalmente por 25-18 ante un Atlético Guardés que, pese al dudoso inicio de temporada, ha vuelto a demostrar que es uno de los grandes favoritos al título.

Atlético Guardés 25-18 Gran Canaria 

Mecalia Atlético Guardés: Meriem Ezbida, África Sempere (3), Sandra Santiago (3), Martina Mazza (1), Carmen Campos (5), Lorena Pérez (1), Sara Bravo, Estefanía Descalzo (1), Paulina Pérez (2), Patrícia Lima (1), Cris Barbosa, Rosario Urban (3), Sarah Valero (5), Carla Gómez, Marisol Carratú.

Rocasa Gran Canaria: Melania Falcón (1), Arinegua Pérez (2), Paula Valdivia (1), Lisandra Lusson (4), Alba Spugnini, Haridian Rodríguez (5), Silvia Navarro, Tiddara Trojaola (1), Tanaskovic (4), María González, Kinga Gutkowska, Ana B. Palomino, Yraya Machín, Yuli Quevedo.

Parciales 5’: 2-0 | 5-2 | 6-5 | 8-5 | 11-6 | 14-7 (descanso) | 16-10 | 18-10 | 19-11 | 20-12 | 24-14 | 25-18.

Árbitros: Jesús y Jorge Escudero Santiuste (Cantabria). Excluyeron a Campos y Lima por parte de las locales y Spugnini y Rodríguez por parte de las visitantes.

Incidencias: partido correspondiente a la J.4 de la Liga Guerreras Iberdrola disputado en A Sangriña ante 450 espectadores.