Ricardinho, en el partido ante el Levante. Foto: intermovistar.com

Ricardinho, en el partido ante el Levante. Foto: intermovistar.com

Otros Deportes LNFS

Ricardinho lo vuelve a hacer: golazo en la victoria de Inter

Ricardinho volvió a dejar a todo el mundo del deporte boquiabierto y mostró su calidad en las pistas de la Liga Nacional de Fútbol Sala. El jugador portugués volvió a dejar un gol para el recuerdo en el partido de su equipo ante el Levante.

El '10' recibió el balón tras un saque de banda y sin controlar y con la pierna mala picó el balón con el exterior para anotar el segundo tanto de su equipo. El jugador estaba de espaldas a la portería e hizo lo que nadie esperaba para levantar a todo el pabellón de sus asientos.

El crack de Inter sigue dejando goles para el recuerdo y acumula obras de arte en la retina de todos los aficionados, ya que otros goles suyos también son muy recordados, como el que le anotó a Serbia en el Europeo de Belgrado.

Nueva victoria de Inter

Dos acciones decisivas de Ricardinho en la primera parte, una como asistente y otra como goleador de ingenio, impulsaron al triunfo al Inter, mejor que el Levante de principio a fin, pero sin pegada, inquieto después con el 2-1 de Rick hasta la sentencia en los últimos segundos de Gadeia.

El astro portugués marcó las diferencias. Primero con un pase perfecto para el gol del brasileño Humberto, en el minuto 5; después, en el 11, con un toque tan sutil como sensacional de primeras y de espaldas con el que sorteó a la vez a su marcador y al portero Raúl Jiménez directo al 2-0 tras un saque de banda de Bebe.

Un golazo, uno más en su imponente carrera, y un 2-0 que parecía en ese momento inabordable para el Levante, no sólo por el rival o por el escenario, sino porque entonces era manejado con total rotundidad por el campeón de las últimas cinco Ligas, que tuvo ocasiones de todos los colores para haber sentenciado el duelo.

Imagen del partido entre Inter y el Levante. Foto: Twitter (@LNFS89)

Imagen del partido entre Inter y el Levante. Foto: Twitter (@LNFS89)

No lo hizo, postes incluidos, necesitó una parada de Álex González en un doble penalti para conservar la renta al intermedio y sintió con total claridad la inquietud después, también con más oportunidades suyas, pero a la vez con cinco faltas acumuladas a falta de trece minutos y con el 2-1 de Rick a nueve del final.

La certeza de su superioridad de principio a fin del choque, con más y más opciones para haber solventado mucho antes el triunfo, no era tal en el marcador, incluso con alguna parada indispensable de Álex González, por ejemplo una ante Cecilio, aunque siempre con la sensación de que su tercer tanto era más probable que la igualada.

Así fue. Cuando el Levante ya apostó por el juego de cinco, con Javi Alonso en esa función, cuando asediaba al bloque madrileño dentro ya del último minuto y medio, el oportuno robo de balón del brasileño Gadeia solucionó definitivamente el apuro, directo y solo en la conducción para sellar el 3-1 y el merecido triunfo del Inter, el quinto en las últimas seis jornadas de la Liga. Sigue tercero.

[Más información: La enésima filigrana de Ricardinho: 'sombrero' en la final de la Copa de España]