Fede Quiles y Marcello Jardim se abrazan tras su victoria.

Fede Quiles y Marcello Jardim se abrazan tras su victoria. World Padel Tour

Otros Deportes

Así fueron los octavos de final del Granada Open de pádel

Ninguno de los favoritos dejó de hacer honor a su condición en una jornada sin sorpresas tanto en el cuadro masculino como en el femenino.

PODIUM

Las ocho mejores parejas del Granada Open en busca de un puesto en cuartos de final. La jornada de mañana iba a dejar cuatro emocionantes partidos donde la veteranía iba a estar presente en alguno de ellos y la frescura de los nuevos inquilinos de octavos en otros.

La jornada de octavos de final alzaba el telón en el Palacio de los Deportes con el duelo entre Federico Quiles y Marcello Jardim frente Fernando Poggi y Gabriel Reca. Calidad y experiencia frente a frente para jugarse un billete a cuartos.Serían Poggi y Reca los primeros en cobrar ventaja en el marcador, rompiendo el saque de sus rivales en el tercer juego. Una acción respondidan en el cuarto por Jardim y Quiles con un contrabreak para igualar a 2 el encuentro.

La potencia de Poggi y el control de Gaby Reca volvían a llevar la inquietud al otro lado de la red, quebrando de nuevo en el séptimo para colocarse con 4-3 y saque a favor. Esa ventaja serían capaces de administrarla y defenderla hasta el final del set, un episodio que caería de su lado por 6-4 después de 50 minutos de encuentro. En el segundo set, ambas parejas lograron mantener una regularidad con su saque, obligando a un desenlace en la muerte súbita.

En el tie break un par de recuperaciones made in Marcello Jardim, unidas al espíritu competitivo de Fede Quiles, lograban llevarse el apretado desenlace por 7-6 condenando el duelo a una tercera manga cuando se llevaban 1 hora y 47 minutos. Poggi y Reca había acariciado los octavos, y acusaron el golpe de quedarse tan cerca del objetivo.

Así, crecidos, aparecía la mejor versión de Quiles y Jardim que quebraban de arranque el servicio de sus rivales para colocarse al mando en el tercer set con 2-0. La hiperactividad de Quiles y la nueva aparición de la víbora de Jardim sellaban el destino del partido que cayó del lado de la pareja argentino brasileña por 6-2 tras más de dos horas y 15 minutos de batalla.

Un choque recurrente, atractivo y muy interesante pedía paso en el segundo turno de la matinal. Federico Chingotto y Juan Tello ante Miguel Lamperti y Juan Mieres. Los muchos precedentes de esta campaña, depararon un primer set parejo, vibrante e intenso. A cada zarpazo de Tello, bien asistido por Chingotto, llegaba una respuesta no menos buena de Mieres y Lamperti.

Con esa dinámica de intercambio, se llegaba al decimoprimer juego, momento en el que llegaba el break a favor de Mieres y Lamperti, que supieron aprovechar las primeras dudas aparecidas con el servicio de Chingotto. Con mucha autoridad los jugadores que dirige Gustavo Pratto lograban cerrar la manga con un 7-5 a su favor que los ponía al frente en el partido.

Con algún titubeo en el arranque del segundo set, Tello y Chingotto salvaban una bola de break inicial, para ir encontrando mejores sensaciones. En el cuarto juego, llegaba el premio a la fe de los jugadores que dirige José Solano, que se marchaban 4-1 tras el quinto. La ventaja de un break, sin embargo no iba a ser equipaje suficiente para llegar con opciones al final del set. De nuevo aparecía la versión más combativa, sólida y letal de la dupla de Bahía Blanca, que se anotaría 5 de los 6 juegos que tendría de vida el set, para sellar su pase a cuartos con otro 7-5 después de una hora y cuarenta minutos.

El tercer turno de la matinal granadina traía al escenario principal a Álvaro Cepero y Aday Santana se medían a Ignacio G. Gadea y Germán Tamame. Desde el comienzo el duelo dejaba claro que cada punto iba a necesitar de un enorme esfuerzo por parte de cada una de las parejas. Después de una feroz paridad y 10 juegos, llegaba el momento para Gadea y Tamame.

Con servicio de Cepero, un par de voleas antológicas de Gadea y el acierto de Tamame castigaron con dureza los fallos de sus rivales para hacerse con el primer break. En el decimosegundo cerraban la manga por 7-5 cuando se habían consumido más de 45 minutos de duelo. Ese plus de acierto y precisión para esquivar errores no forzados, continuó siendo un salvoconducto para los hombres dirigidos por Severino Iezzi.

Llegaría con esta receta otro break en el quinto juego. Una renta que no lograron igualar Santana y Cepero cuyas virtudes fueron bien contrarrestadas por los ganadores del último Challenger celebrado en Marsella. Antes de cumplirse la hora y media de juego, la dupla hispano argentina había sellado de nuevo su pase a cuartos con un 6-3.

El cierre a la matinal de octavos del Granada Open 2017, corría a cargo de Franco Stupaczuk y Cristian Gutiérrez frente a una pareja debutante en esta ronda de octavos Jerónimo González Luque y Javier González Barahona. Apenas un par de juegos tardó la pareja número 4 del mundo en empezar a carburar para imponer su ley en el encuentro.

El control de Cristian y la definición de Stupaczuk lograban un break en el tercer juego. Lejos de venirse abajo, Barahona y Luque ofrecieron una rápida respuesta sumando los dos juegos siguientes para seguir al frente en el marcador 3-2. La actitud atrevida, su pádel directo estaba dando ambos jóvenes la opción de estar peleando por la primera manga.

Sin embargo, la oportuna lectura de Cristian Gutiérrez comenzó a pasar factura a sus rivales. Cada error les comenzó a pasar factura, y la pareja cuatro se anotaba los 3 juegos siguientes para mandar por 5-3. Stupa y Cristian lograrían cerrar el primer set con un 6-4 a velocidad de vértigo, apenas 29 minutos.

En el segundo set, continuaba el magisterio del marplatense Cristian Gutiérrez, con la velocidad de bola y la elección de espacios justa para desbaratar el arrojo de sus oponentes. Un break en el tercer juego colocaba a los jugadores de Carlos Pozzoni de nuevo al mando del partido. El chaqueño y el marplatense no cederían ni un ápice de terreno para cerrar el partido en 6-4 tras una hora y diez minutos.

Faltaban cuatro pasajes a los cuartos de final por decidir en el Granada Open, y la jornada vespertina se encargaría de repartirlos. En el primero de los duelos en la pista central, de nuevo se veían las caras como en Andorra, José A. García Diestro y Martín Sánchez Piñeiro frente a Maximiliano Sánchez y Matías Díaz.

En el estreno de la pareja número 3 del mundo se pudo comprobar que en su guión para los octavos, Mati y Maxi tenían las cosas muy claras. Mati llevaría las riendas del juego y Maxi aparecería para definir con su pegada. Esa fórmula bastó para frenar las cualidades de una dupla que llegaba crecida tras sus primeros cuartos de final en el pasado open.

Tras los cuatro primeros juegos, llegaba el primer break del duelo a favor de los hombres que entrena Severino Iezzi, con esa renta a su favor, la fiabilidad de uno de los mejores binomios del mundo haría el resto para llevarse el primer set por 6-4 justo cuando se cumplían cincuenta minutos de juego.

Con esa buena dinámica a favor del bonaerense y el puntano arrancaba la segunda manga. Lo hacía de salida con un break para los argentinos que los ponía en ventaja. Con 2-0 a favor de Mati y Maxi, Martín Sánchez Piñeiro necesitó la intervención de los servicios médicos aquejado de problemas respiratorios. Sin embargó, el coruñés continuó en pista, aunque el rumbo del duelo no cambiaría en nada. De hecho Mati y Maxi impondrían su ley con mayor autoridad para sellar su pasaporte a los cuartos con un claro 6-2.

El talento puro pedía paso en la central para el segundo compromiso de la tarde Paquito Navarro y Daniel Gutiérrez frente a Gonzalo Díaz y Luciano Capra. Un duelo entre estos dos binomios siempre es un deleite para el aficionado, y éste no iba a ser menos. Con un Lucho Capra muy certero y amenazando con sus envios de zurda a la dupla número 2, a Godo y a Lucho se les escaparon hasta 4 bolas de break en el segundo juego.

Una oportunidad perdida, que reforzó a la dupla hispano argentina, que salía del lance quebrando en el tercero. La sincronía entre el puntano y el sevillano empezaba a dar sus frutos, y pese a la entrega del quilmeño y el bonaerense la ventaja en contra ya era de 4-1, tras lograr otro break en el quinto juego. Pese a todo, el choque iba dejando un rosario de perlas en forma de jugadas increíbles a ambos lados de la red. El eléctrico primer episodio se lo anotaban Paquito y Sanyo con un 6-2 en 38 minutos de juego.

Para el segundo set, Godo y Lucho habían logrado mantener con más solvencia su servicio. Pero la solidez y determinación de la pareja que dirige Ramiro Choya aprovechaba su momento en el séptimo juego. Ahí irrumpió la clase de Sanyo Gutiérrez para consumar el break y ponerse al frente 5-3, tras consolidar la rotura con su saque.

Cuando servían con 5-4 para cerrar el duelo, la magia y la pelea de Godo y Lucho los volvía a meter en el duelo. El tie break decidiría la suerte del encuentro. Se rearmaron a tiempo el sevillano y el puntano para protagonizar en ese momento algunas de las mejores acciones del partido. Un sufrido desenlace para la dupla número 2 que confirmaba así (7-6) su presencia en la ronda de las ocho mejores parejas en Granada.

Pablo Lijó y Guillermo Lahoz eran los encargados de poner a prueba el estreno los número uno del mundo, Fernando Belasteguín y Pablo Lima. Un arranque rotundo, sólido y dominador de partido a cargo de la dupla que lidera el ranking mundial, fue la tarjeta de presentación en Granada de Bela y Lima. Un break de salida y su posterior consolidación marcaban la distancia con respecto a sus rivales.

Con una velocidad brutal a la hora de dominar la red y controlar con la volea, minimizando el daño que podían recibir de la clase de Willy Lahoz y la pegada de Lijó. En marcha estaba esa máquina de hacer pádel liderada por Fernando Belasteguín. En 38 minutos Bela y Lima sellaban el destino del primer set con un 6-2.

Sin bajar ese ritmo infernal de bola, los jugadores dirigidos por Horacio Álvarez Clementi dominaban también de forma contundente el comienzo del segundo set, anotándose los 3 primeros juegos del segundo acto. Bela y Lima habían cerrado todas las puertas al partido para sus oponentes y el resultado del segundo set, un 6-1 en menos de 22 minutos es un buen resumen del mismo. Los número uno a cuartos con una auténtica exhibición.

El cierre a los octavos llegaba con la firma de Ernesto Moreno y Francisco Gomes se veían las caras ante Adrián Allemandi y Juan Lebrón. Serían éstos últimos los primeros en dar un paso al frente en el partido. Lo hacían con un break en el quinto juego del choque. La rotura, lleno de confianza a Lebrón y Allemandi, que comenzaron a dar rienda suelta a su mejor versión. Allemandi rapido y certero en la transición hacia la red y Lebrón desplegando el abanico de golpes para definir que lo hacen letal.

Así, a Moreno y Gomes les costaba encontrar el ritmo para aferrarse al partido. De hecho, un nuevo break en el noveno, daba el primer set al gaditano y al neuquino por 6-3 en menos de 33 minutos. Allemandi y Lebrón no bajaron el ritmo en el segundo set, logrando quebrar de nuevo en el cuarto colocándose con 3-1 arriba en el marcador.

La pareja hispano argentina había puesto rumbo a cuartos y nada iba a poder evitarlo, Lebrón y Allemandi echaban la cancela al choque con su servicio para un nuevo 6-3. Los cuartos de final quedaban definidos en Granada con las ocho mejores parejas del torneo dispuestas a seguir con la lucha por reinar en tierra nazarí.

Así fue la jornada femenina

Arrancaba la jornada de octavos de final del cuadro femenino en el club Padel Sport Granada Indoor con cuatro enfrentamientos de altura. Con las gemelas Sánchez Alayeto fuera de la lucha por el título tras una indisposición de Mapi Sánchez, el cuadro quedaba más abierto que nunca. Nadie quería dejar escapar la oportunidad de no tener que medirse a las número uno en la lucha por alcanzar la cumbre más alta de Granada.

A Marta Ortega y Ariana Sánchez les tocaba salir a bailar con una nueva pareja formada tras la lesión (de manera indefinida) de Paua Eyheraguibel. Aranza Osoro unió sus fuerzas con Sandra Hernández, una jugadora que en Sevilla conoció de cerca lo que era jugar unos cuartos de final de la mejor competición del mundo.

El tie break fue el actor principal de una primera manga muy igualada. Marta y Ari no lo desaprovecharon y la cerrarían con un 7-6. Sandra y Aranza llevaron a límite a la pareja revelación de 2017 y tras dejar todo en la pista un break marcaría el destino del partido. Ortega y Sánchez consolidaron su servicio y cerraron el encuentro con un 6-3.

En condición de pareja número cuatro tras la ausencia de las Alayeto, Patty Llaguno y Eli Amatriain querían volver a demostrar su pelaje competitivo y para ello debían plantar cara a Angela Caro y Nuría Rodríguez. Una primera manga muy ajustada iba a decantar la balanza del partido en favor de Patty y Eli que tras conseguir cerrarlo con 7-5 se adjudicarían el segundo con un rotundo 6-0.

Un choque igualadísimo nos regalaban los octavos de este Granada Open en el que las gallegas Vane Alonso e Isa Domínguez se batían en duelo con Vale Pavón y Ana Catarina Nogueira. Sin embargo la igualdad en esta ocasión solo fue sobre el papel ya que la portuguesa y la argentina mostrarían su mejor versión llevándose el partido con un 6-1 y un 6-2.

Una pareja en alza y con clara progresión era la segunda piedra en el camino por alcanzar el Open para las ex número uno, Carolina Navarro y Cecilia Reiter. Tamara Icardo y la granadina Lucía Martínez querían consagrarse como pareja y no existía mejor marco para tal azaña. El público totalmente volcado con su jugadora fue más que partícipe y puso mucho color al partidazo que estábamos viviendo en la central del club.

Acusaron los nervios de jugar en casa frente a una pareja que ha coronado el ránking y con amplía experiencia en partidos difíciles. Con un 6-1 cerraron Carol y Ceci el primer set. En el segundo el descaro de Icardo y la eficacia de Lucía salieron a escena para remontar uno de los dos breaks que tenían en contra. La remontada no se culminó ya que la firmeza en un partido sobresaliente de las chicas de Horacio hizo que cerraran el segundo set con un 6-4.

Carolina Navarro durante los octavos de final de Granada.

Carolina Navarro durante los octavos de final de Granada. World Padel Tour

Tras eliminar a una pareja cabeza de seria como Victoria Iglesias y Tere Navarro, Marta Talaván y Carla Mesa se enfrentaban a Elena Ramírez y Paula Josemaría. Precioso choque de golpes y descaro que se marchaba al tercer set tras un 6-3 para Marta y Carla y 6-4 para Paula y Elena. Mucha emoción en la tercera manga en la que ambas parejas se jugaban demostrar que quieren mirar a los ojos a las mejores jugadoras del mundo. Muy apretado y muchos nervios por partes de ambas parejas. La raza de Carla y la paciencia de Talaván surgieron efecto y cerraron el partido con un 6-4.

Llegaba el segundo turno de juego con otros cuatro enfrentamientos. En juego cuatro pasaportes para los cuartos de final. Mari Carmen Villalba y Alba Galán querían reencontrarse con los cuartos de final tras quedar apeadas en primera ronda del Vallbanc Andorra Open. En frente, una nueva pareja formada por Nela Brito y Ana Fernández de Ossó.

El primero cayó del lado de Alba y Mari que con autoridad vencieron 6-1. En el segundo, tuvieron saque las de Ramiro Choya para llevarse el partido, pero Ana y Nela consiguieron el break y terminaron llevándose el capítulo por 7-5. Llegábamos al tercero y la tensión se apoderó del enfrentamiento. 2-0 comenzaron ganando Villalba y Galán y eso sería definitivo ya que ese break empujó hacía el objetivo final y se llevaron el tercero con otro un 6-1.

Como pareja número dos del torneo debutaban Gemma Triay y Lucía Sainz en el Granada Open. Ana Laura Grandes y Paula Hermida tenían la difícil tarea de amargar el Open a las chicas de Pablo Ayma. No fue posible. La dureza, la calidad, la técnica y la concentración en pista de Triay y Sainz hizo que ambas mangas volasen rapidamente hacía su marcador y cerraron el partido con un 6-0 y un 6-2.

En la pista central y con Alejandra Salazar como invitada de lujo se disputaba el encuentro entre Cata Tenorio y Marta Marrero frente a Sara Ruíz y Gabriela Bartomioli. Juan Alday contaba con todo su 'team' en la pista y querían regalar una victoria imponente a Salazar, que continúa en proceso de recuperación tras su lesión de rodilla. Dicho y hecho. Con contundencia acceden a cuartos Marta y Cata tras vencer con superioridad por 6-0 y 6-2.