Jesús Velez, en plena escalada.

Jesús Velez, en plena escalada.

Otros Deportes Antonio Jesús Velez

El dependiente de Carrefour que soñaba con ochomiles, desaparecido en los Alpes

El montañero sufrió un accidente el miércoles en el Monte Cervino junto a dos compañeros. La Federación Andaluza lo da por fallecido, pero la familia prefiere aguardar hasta que se recupere el cuerpo.  

Antonio Jesús Velez había cumplido su objetivo el día 30 de agosto. Había alcanzado, según medios italianos, la cima del Monte Cervino, una montaña situada en la frontera entre Suiza e Italia, la quinta más alta de los Alpes con 4.478 metros de altura. Lo más difícil, se podía suponer, había pasado. Pero no era así. En la bajada, el granadino cayó más de 20 metros a la base de una zona conocida como la Escala Jordán. Desde entonces, sus compañeros, José Manuel y Juan Ramón, del club la Verea, perdieron el contacto con él. Este domingo, la Federación Andaluza de Montañismo lo ha dado por fallecido, aunque la familia prefiere esperar para confirmar su muerte hasta que se recupere el cuerpo.

José Manuel y Juan Ramón, que descendían con él, pidieron el rescate tras la caída de su compañero, pero las condiciones meteorológicas adversas no permitieron a las asistencias llegar a la zona, por lo que los dos alpinistas decidieron bajar por sus propios medios hasta el refugio del Carrel, según hizo saber la Federación Andaluza. Allí llegaron el jueves 31 y, finalmente, fueron rescatados el viernes 1 de septiembre y fueron llevados al camping de Cervinia. Ellos dos, a su vez, confirmaron la zona donde Antonio Jesús Velez se encontraría.

La búsqueda, no obstante, no ha continuado. Se tiene, por los datos de sus dos compañeros, más o menos claro el lugar donde se encuentra, pero las condiciones meteorológicas adversas no han permitido que las asistencias lleguen hasta la zona. “Los compañeros dijeron que la caída había sido bastante fuerte. Está muy difícil”, reconocía el concejal de Iznalloz (Granada), lugar de residencia de Antonio Jesús, en declaraciones a EL ESPAÑOL.

DEPENDIENTE DE CARREFOUR

Antonio Jesús Velez acudió a la expedición como lo había hecho otras muchas veces. A sus 46 años, hacía deporte con regularidad. “Siempre estaba buscando proyectos y, cuando tenía dinero, intentaba embarcarse en alguno. Primero hizo ciclismo y luego montañismo. Era dependiente en el Carrefour y, por las mañanas, antes de ir al trabajo, entrenaba”, explica Fran Lorente, concejal de Deportes de Iznalloz, a EL ESPAÑOL.

Antonio Jesús.

Antonio Jesús.

A la espera de que su cuerpo aparezca, su familia no quiere darlo por fallecido. Ni tampoco sus amigos. Antonio era una persona muy querida en Iznalloz, un tipo normal que se divertía haciendo deporte. Empezó su trayectoria en 1996, proclamándose 10 veces ganador de la subida al pico del Veleta (tiene el actual récord en posesión: 1 hora y 50 minutos).

Ese fue su primer vicio, la bicicleta. Antonio Jesús había probado primero a ser ciclista y, poco a poco, había obtenido resultados: consiguió 10 victorias en la subida al puerto de la Ragua y ocho en la clásica cronoescalada de las Menas en Serón (Almería). Incluso, llegó a participar con la selección andaluza de ciclismo en algunas pruebas de carácter nacional y regional.

Pero, tras todo aquello, y por su edad, decidió cambiar de deporte. En 2008, dejó el ciclismo para dedicarse al alpinismo, su otra pasión. Hizo cumbre en el Mont Blanc, en los Alpes franceses, por la ruta Ghouter (4.810 metros). En 2010, en la expedición a la cordillera del Pamir (Tayikistán) llegó hasta los 6.000 metros en el Four Peak y hasta los 5.800 en el pico Korzenevskaya. Pero su gran reto llegó en 2014, cuando logró subir el Manaslu (Himalaya – Nepal), haciendo cumbre sin oxígeno el 30 de septiembre en su primer ochomil (uno de los 14 que hay en el mundo). Hito por el que en Iznalloz lo acreditaron como deportista de alto rendimiento en su localidad. 

Tras todo aquello, lo intentó en el Monte Cervino. “Siempre estaba buscando financiación para hacer cosas”, explica el Fran Lorente. Pero, a veces, no lo conseguía. A pesar de eso, no perdía la esperanza. Después de subir al Monte Cervino, Antonio Jesús ya tenía otro reto en mente: subir en 2018 al pico broad peak (8.051 metros), en la cordillera del katakorum (Himalaya, Pakistán). Ese era su sueño. En realidad, uno de muchos. El que, definitivamente, lo hacía ser una “persona excepcional”, tal y como lo catalogaron en Iznalloz, donde no lo olvidan (ni lo olvidarán).

Antonio Jesús Velez.

Antonio Jesús Velez.