Anni Espar trata de lanzar ante la presión de una rival.

Anni Espar trata de lanzar ante la presión de una rival. Efe

Otros Deportes

La selección femenina de waterpolo, plata mundial tras caer ante Estados Unidos

Las chicas de Miki Oca chocan contra el muro norteamericano (13-6) en la final y se proclaman subcampeonas del mundo.

Noticias relacionadas

El equipo femenino español volvía a lo más alto del waterpolo, jugando este viernes la final del Campeonato Mundial de Natación contra Estados Unidos. Las chicas de Miki Oca, que volvían a pelear por un oro tras llevárselo hace tres años en el Europeo de Budapest, no pudieron con la todopoderosa selección de Estados Unidos.

Las norteamericanas plantearon una defensa muy agresiva que agotó las posibilidades de ataque de las españolas, que se vinieron abajo tras el descanso y acabaron perdiendo 13-6. Se llevan así la medalla de plata que hace despegar a una selección que viene marcada por el relevo generacional.

Estados Unidos supo aprovechar muchas de sus jugadas de superioridad, con una efectividad casi del 100%, siendo una de las claves de su victoria. Los goles al palo corto de Kylie Neushul fueron imposibles de bloquear por nuestras guerreras. Y una Melissa Seidemann imposible de parar.

Igualdad hasta la mitad del encuentro

Las dos primeras partes estuvieron marcadas por el respeto mutuo entre ambas selecciones, con defensas muy colocadas y un fuerte pressing con ayudas a la boya. Miki pedía romper la línea con más movimientos en ataque para crear un mayor juego interior con Paula Leitón y más opciones de lanzamiento exterior. Un dinamismo que chocó contra el muro norteamericano.

Anni Espar, que marcó tres de los seis goles de nuestra selección, llevó las riendas del partido hasta el final. Bea Ortiz abría el marcador para las españolas y Leitón no paró de luchar en ningún momento. Una plata bien merecida para un grupo de chicas que tienen por delante un futuro prometedor.

La selección española venía de ganar la semifinal contra Canadá por 12-10 el pasado miércoles, con un juego que durante este campeonato ha ido de menos a más. Porque ellas son, ante todo, unas guerreras.