Mo Farah, celebra su victoria en el 5.000 del Indoor Grand Prix de Inglaterra.

Mo Farah, celebra su victoria en el 5.000 del Indoor Grand Prix de Inglaterra. REUTERS

Otros Deportes

La USADA acusa a Nike de obstaculizar la investigación por dopaje al entrenador de Mo Farah

Una filtración publicada por 'Fancy Bears' desvela que la marca deportiva se ha negado a enviar documentos al organismo antidopaje alegando "confidencialidad".

La investigación en curso a Alberto Salazar, entrenador del campeón olímpico Mo Farah, llevada a cargo por la USADA -agencia antidopaje estadounidense- acaba de incluir a un nuevo actor: Nike, la marca deportiva que patrocina al atleta, y que ha sido acusada de obstaculizar el proceso contra su técnico al omitir información alegando confidencialidad con su patrocinado.

Es lo que se extrae de los documentos que ha filtrado la web 'Fancy Bears' y que publica este lunes el alemán 'Der Spiegel'. En un informe fechado en marzo de 2016, la USADA se queja de la falta de cooperación tanto por parte de Nike como de otros atletas y compañeros de entrenamiento de Farah.

Todo el problema radica en la línea de investigación de la USADA, que desde un primer momento se centró en las notas, documentos y correo electrónico de Salazar para tratar de esclarecer el significado de la palabra "testosterona" en sus escritos. En el organismo consideran que su "obsesión" por la sustancia podría esconder un plan de dopaje sistemático.

Nike y la "confidencialidad"

Según 'Der Spiegel', cuando se le requirió toda la documentación privada y las comunicaciones con sus atletas, Salazar remitió a la USADA a Nike, quien se suponía que almacenaba toda esa información. Y es en ese momento cuando la marca deportiva decidió bloquear sistemáticamente cualquier petición de documentación por parte del organismo antidopaje.

La razón esgrimida es el "acuerdo de confidencialidad" que Nike tenía con Mo Farah. Es más, las demandas que la marca exigía a la USADA para permitirle tener acceso a su documentación incluían un "control unilateral sobre el uso de los documentos que ya están en su poder" o la "posibilidad de vetar a la USADA para usar los documentos suministrados".

En su defensa, Nike alega que nunca "ha intentado obstruir" la investigación en ningún momento y que, de hecho, ya ha remitido miles de documentos a la USADA "incluso cuando la USADA no tiene derecho legal para requerir o acceder a los documentos".