Carreras de caballos

Carreras de caballos Reuters

Otros Deportes

Un caballo llamado ‘Fiesta hasta el amanecer’ da positivo por tomar drogas

Acabó segundo en una carrera en Toowoomba tras tomar metanfetaminas. Su dueño fue multado con 6.000 euros por darle hormona del crecimiento a otro corcel. 

Noticias relacionadas

La historia, se mire por donde se mire, es surrealista. Al menos, para el común de los mortales, esos que ni saben de carreras de corceles ni de su dopaje. Sin embargo, es real: un caballo llamado ‘Fiesta hasta el amanecer’ -sí, así les dio por bautizarlo- ha dado positivo por la ingesta de metanfetaminas. Un hecho que, más allá de ser curioso, sorprende por la asociación entre el nombre y el crimen. ¿Casualidad? Quizás. Pero su dueño, desde luego, ya debió pensar algo cuando lo vio por primera vez. O igual, simplemente, le vio cara de algo.

Hechas las bromas pertinentes, su dueño, Ben Currie, ha sido acusado de darle drogas intencionadamente a su caballo, aunque la Comisión de Integridad del Circuito de Queensland se preguntará la próxima semana el porqué el caballo dio positivo por metanfetaminas en la carrera en Toowoomba de junio, cuando quedó segundo -como se puede ver en el siguiente vídeo-.

Race horse 'Party til Dawn' tests postive to drug ICE after win

El hecho, de todas formas, no es nuevo para Ben. El dueño de ‘Fiesta hasta el amanecer’ ya fue multado la semana pasada con 6.000 dólares. ¿Por qué? Pues por lo mismo. Ben Currie le dio hormonas para el crecimiento a otro de sus caballos y éste también dio positivo.

Lo ocurrido con ‘Fiesta hasta el amanecer’, de todas formas, no es algo casual. En el último año, es el segundo caballo que da positivo por tomar metanfetaminas en Queensland. En octubre de 2015, la entrenadora Cassandra Marsh fue multada con 5.000 dólares después de que su caballo Isla Tang -un nombre quizás más adecuado- también hubiera tomado sustancias prohibidas. Y Chris Waller, entrenador galés, tuvo el mismo problema con su caballo Winx.

No obstante, estos casos empiezan a ser algo normal. Por ejemplo, en un circuito de carreras de Texas (Estados Unidos), cinco caballos fueron descalificados y no pudieron competir durante tres meses por tomar anfetaminas. Y suma y sigue. El problema está ahí, sea tras estar de 'Fiesta hasta el amanecer' o encontrarse en vigilia.