Larry Nassar atiende a una gimnasta antes de Pekín 2008.

Larry Nassar atiende a una gimnasta antes de Pekín 2008.

Otros Deportes ESCÁNDALO DE ABUSOS

El exmédico del equipo de gimnasia de EEUU, acusado de más de 50 agresiones sexuales

Larry Nassar acumula una séptima parte de las 368 denuncias presentadas por gimnastas en el escándalo de abusos desvelado por el 'IndyStar'.

Continúan las revelaciones por parte del diario 'IndyStar' en relación al escándalo de abusos sexuales en la élite de la gimnasia estadounidense, después de que haya salido a la luz que, de las 368 denuncias presentadas por las gimnastas, 50 han sido contra el exmédico del equipo nacional Larry Nassar, que ha sido detenido.

Aunque el pasado mes de noviembre ya había sido detenido por tres cargos de presunta conducta sexual criminal contra una menor de 13 años, Nassar ha vuelto a ser arrestado después de que se le haya vinculado a un delito federal por consumo de pornografía infantil.

Según la acusación, Nassar tenía en su haber "miles de imágenes de pornografía infantil", que acumuló entre 2003 y 2016. Tras su primera detención, motivada por la revelación por parte del 'IndyStar' el pasado septiembre de dos denuncias de sendas menores, tras lo cual se sucedieron las acusaciones contra el exmédico del combinado estadounidense de gimnasia.

Hasta 50 personas presentaron sendas denuncias ante la policía por presuntas agresiones sexuales de su exmédico en el equipo de gimnasia, ocurridas en su clínica en la Universidad Estatal de Michigan, entre 1996 y 2016. A pesar de estar en libertad bajo fianza de un millón dólares, Nassar se podría enfrentar a una sentencia de cadena perpetua tras su nueva detención.

Un cargo de confianza en el equipo de gimnasia

Nassar trabajó como médico en el equipo de gimnasia durante casi tres décadas, acumulando cuatro Juegos Olímpicos y decenas de competiciones internacionales. Una relación que la federación de gimnasia estadounidense cortó de raíz el año pasado alegando la "preocupación de los atletas" por su trabajo, lo cual trasladó de inmediato al FBI. A pesar de ello, Nassar continuó como galeno del equipo de gimnasia de EEUU, trabajando desde la Universidad Estatal de Michigan durante 2016.

Las primeras dos mujeres que denunciaron a Nassar alegaron que entre finales de los 90 y principios del nuevo siglo el médico tenía como práctica habitual acariciar los pechos y los genitales de las denunciantes. Además, según esta versión, les pidió practicar sexo oral y estaba "visiblemente excitado" durante las consultas.