Jorge Lorenzo ha realizado su particular análisis de la nueva temporada de MotoGP. El que fuera campeón del mundo y máximo representante del motociclismo español, ha aprovechado estas semanas de preparación del campeonato para dar su visión de lo que se podría ver en la campaña 2021/2022. El año pasado estuvo marcado por la Covid, las lesiones y una clasificación atípica. Y esta próxima se espera que la competitividad multiplique sus límites.

Noticias relacionadas

El balear ha hablado de compatriotas como Marc Márquez, Joan Mir o Maverick Viñales. También de veteranos como Valentino Rossi, que volverá a correr a sus 42 años casi recién cumplidos. Incluso ha dado su visión de la situación que vivirá Ducati con Jorge Martín o Luca Marini, entre otros. Lorenzo, sin pelos en la lengua y claro como siempre, se ha mojado sobre lo que espera de cada uno de ellos. 

Lorenzo, vía redes sociales, ha comenzado asegurando que "el favorito tiene que ser el campeón". En este caso, un Joan Mir que se llevó el título contra todo pronóstico. Según el expiloto, Mir logró el campeonato de una temporada "peculiar" y por eso el papel de favorito podría cambiar. "Es aún muy joven, con mucho talento y continuará mejorando", ha recalcado en su cuenta oficial.

Una de las grandes dudas es cómo lo hará Honda. Pol Espargaró es la apuesta. Y, hasta que no se sepa con concreción cuándo volverá Marc Márquez, el otro español es quien debe llevar la delantera. Lorenzo cree que hay que ver "si se adapta a la moto de manera natural o si, por el contrario, el periodo de adaptación es largo". "No hay duda de que Honda sin Marc es menos fuerte, pero a final de 2020 mejoraron la moto y Pol podría hacerlo bien desde Catar", ha defendido.

Y es que la lesión de Márquez, pese a estar en el tramo final de recuperación, puede pasarle factura en sus primeras carreras. Mucho tiempo alejado de los circuitos y muchas dudas sobre cómo aguantará el físico. Lorenzo, con la veteranía con la que cuenta, tiene claro que aunque llegara "a la primera carrera en Catar", a Marc "le llevará un tiempo volver a ser el mismo después de una lesión tan grave". Su deseo es que "ojalá se recupere lo antes posible" y así "deleite con su talento y conducción únicos".

Lorenzo, que califica a Ducati como un equipo con una "revolución de jóvenes pilotos", no cree que vaya a haber un piloto campeón entre sus rostros. Sin embargo, más allá del papel de Jorge Martín, Marini y Bastianini, el veterano español deja en el aire que Miller "pueda dar el último paso" o "incluso Zarco".

Sobre Rossi no duda de que "sigue siendo uno de los pilotos que pueden ganar carreras" y "si encuentra algo nuevo en la moto o en el escenario que le ayude a ir más rápido, podría sorprendernos". Respecto a Viñales"es uno de los pilotos más rápidos y talentosos de la parrilla, pero por diferentes motivos todavía no ha podido desarrollar todo su potencial en la pista". Su compatriota confía en que "pueda hacerlo este año".

[Más información - El plan para Andrea Dovizioso a lo Dani Pedrosa que podría perjudicar a Jorge Lorenzo]