Marc Márquez continua con su recuperación con el objetivo de poder regresar a los circuitos lo antes posible. Su aparición en el inicio de temporada de MotoGP, marcado para el próximo mes de marzo en Catar, aún parece complicado. Sin embargo, el optimismo en el entorno del piloto y en Honda ha aumentado en las últimas horas. El de Cervera ha acudido a pasar la revisión médica programada y su último parte va acompañado de buenas noticias.

Noticias relacionadas

Según lo confirmado por la empresa nipona, Marc Márquez ha acudido este jueves al Hospital Ruber Internacional para "un chequeo médico" tan solo seis semanas después de su intervención quirúrgica. La pseudoartrosis infectada del húmero derecho le había obligado a ser operado por tercera vez en muy poco tiempo y las previsiones no eran nada buenas. Pero este último chequeo ha confirmado "una evolución clínica y radriográfica satisfactoria para el momento" en el que se encuentra Marc Márquez.

El español "continuará con el tratamiento antibiótico específico y con un programa de recuperación funcional adaptado a su situación clínica", ha aclarado Honda en su comunicado, pero generando cierta ilusión al ver que Marc Márquez está cumpliendo los plazos de recuperación con muy buenos síntomas.

El parte médico llega justo después de que Honda, en una esperada rueda de prensa, dejara en el aire el regreso de Marc Márquez y sus planes para la próxima temporada que ya están preparando. Desde el equipo japones aseguraron que no iban a meter ninguna presión al corredor y que, en cualquier caso, estaban buscando la mejor moto para todos sus pilotos tras un último Mundial para el olvido.

"Todavía está a debate", explicaron desde la dirección de Honda sobre el papel que tendrá Marc Márquez en la nueva temporada. "Seguimos trabajando para conseguirle la mejor moto posible para las pruebas de invierno en Sepang", indicaron. La duda está en si Honda decidirá fichar a Dovizioso para ejercer como piloto o si aguantará con un suplente hasta que se recupere el de Cervera.

La polémica lesión

Marc Márquez sigue inmerso en un infierno de problemas físicos. Ese húmero derecho le ha complicado los últimos meses y las críticas por quién tomó la decisión de forzar en Jerez siguen sin resolverse. En un primer momento se defendió que Márquez estaba en buen estado para correr en el circuito español días después de operarse. Sin embargo, el español no llegó a competir al notar molestias en uno de los entrenamientos.

En una de sus primeras entrevistas sobre todo lo sucedido, el de Cervera explicó que los médicos le dieron el visto bueno y que, como se ha podido comprobar, fue un grave error. "En la primera ocasión seguí lo que los doctores me dijeron y me dieron confianza de que podía pilotar la moto, hacer algo de gimnasia porque dijeron que la placa era suficientemente fuerte, y yo hice lo que me recomendaron", apuntó Marc Márquez.

[Más información - Honda quiere asaltar la Fórmula 1 en su último año: "En 2021 aspiraremos a ganar el título"]