Márquez y Lorenzo

Márquez y Lorenzo EFE

MotoGP MOTO GP

"Honda parece haber juntado a Cristiano Ronaldo y Messi"

Jorge Lorenzo, reciente fichaje de la marca japonesa, concedió una entrevista a la revista GQ.

La temporada de MotoGP acaba de comenzar. La primera prueba tuvo lugar el pasado domingo 10 de marzo en Qatar y la Ducati de Dovizioso se llevó la victoria. Márquez fue segundo y Lorenzo decimotercero. El piloto mallorquín concedió una entrevista a la revista GQ donde repasa la actualidad del mundial de motociclismo y su pasado. 

Jorge Lorenzo fichó por Honda la pasada temporada. Como compañero le esperaba Marc Márquez, el actual campeón del mundo de MotoGP. A pesar de sus discrepancias en tiempos pasados, parece que ambos pilotos se han reconciliado.

Entre Marc y yo podrían saltar chispas, de hecho, es algo que puede acarrear la competición y es normal. Compartimos garaje y parte del equipo, e intentaremos compartir información para que la escudería sea más potente. Pero al final, cuando nos bajamos la visera, no deja de ser un deporte individual y yo quiero batir a los 22 que corren contra mí, incluido mi compañero de equipo".

Su fichaje por Honda y sus miedos

Lorenzo-Márquez, Márquez-Lorenzo, una dupla que puede dar muchas alegrías a la marca japonesa. Lorenzo habló también sobre su fichaje por Honda: "El 90% de lo que puede aportar la unión Lorenzo-Márquez son cosas positivas, dos pilotos que son de lo mejor de la parrilla y que se han repartido los mundiales de la última década. Es como juntar a Ronaldo y a Messi en el mismo equipo". 

El piloto mallorquín también confeso que pasó mucho miedo al subirse en una moto y que fue todo muy complicado. 

"Fui uno de los pocos pilotos que admitió que sentía miedo de ir en moto, en 2008. Sufrí cuatro o cinco caídas seguidas y en la última fui rodando con el cuello dando vueltas para atrás y estuve unos días sin acordarme de casi nada", dice.

"En este momento me dije a mi mismo: 'Si sigo así me voy a matar. Esa sinceridad, en realidad, jugó en mi contra, porque una fábrica no quiere tener en sus filas a un piloto que tiene miedo de correr. Admitir eso públicamente no jugó precisamente a mi favor".

[Más información: Jorge Lorenzo tiene una fisura en la costilla: confirmado cuándo vuelve]