Marc Márquez celebra en el podio su victoria en el Gran Premio de Tailandia.

Marc Márquez celebra en el podio su victoria en el Gran Premio de Tailandia. Efe

MotoGP

Márquez se la devuelva a Dovizioso en la última curva y da el paso definitivo hacia el título

Tenía una espinita clavada después de que Andrea Dovizioso le ganara en la última curva del Red Bull Ring austriaco la pasada temporada. Desde entonces, el piloto italiano de Ducati se había impuesto en todos los duelos mano a mano con Marc Márquez. Perfeccionista e inconformista como es, el líder de MotoGP no ha parado hasta conseguir devolvérsela. La oportunidad perfecta ha surgido en el nuevo Chang International Circuit de Buriram (Tailandia), donde el piloto del equipo Repsol Honda ha batido a Dovizioso en un duelo hasta la última curva. De esta forma, el español ha sumado su séptima victoria de la temporada y ha ampliado su ventaja en la general a 77 puntos para dar el paso definitivo hacia su séptimo título de campeón del mundo. Dispondrá de su primera oportunidad para coronarse dentro de dos semanas, si finaliza por delante de Dovizoso en el Gran Premio de Japón.

Márquez, que partía desde la primera posición de la parrilla, conservó su puesto aunque antes de completar la primera vuelta Valentino Rossi ya se había enseñado su rueda sobre un asfalto que había alcanzado los 60 grados y donde se hacia primordial pilotar con tacto tras las numerosas caídas acontecidas en las carreras previas de Moto3 y Moto2.

Márquez levanta la rueda delantera de su Honda tras cruzar la línea de meta de Buriram.

Márquez levanta la rueda delantera de su Honda tras cruzar la línea de meta de Buriram. Efe

Dovizioso, tercero tras superar al británico Cal Crutchlow, seguía la estela de sus rivales desde una cómoda posición que le permitía gestionar el desgaste de los neumáticos mientras Il Dottore pasaba a la acción a las primeras de cambio. El italiano de Yamaha, que suma 24 carreras sin conocer la victoria, superó a Márquez tras los primeros cinco giros. Una oportunidad que también aprovechó el piloto de Ducati para situarse segundo al adelantar al líder de MotoGP a la salida de la curva 11.

La aceleración de la Ducati y de la Honda quedó constatada cuando, en la recta principal de casi un kilómetro, dieron buena cuenta de Rossi, que en el ecuador de la carrera comenzó a perder comba y fue apeado del podio por Maverick Viñales, su compañero de equipo, que no pisaba el cajón desde hacia tres meses cuando finalizó tercero en Sachsenring.

De esta forma, la lucha por la victoria se convirtió en un duelo entre Márquez y Dovizioso hasta la última curva. El español lo intentó cuando restaban cuatro vueltas para el final, pero se fue largo. Una maniobra entre las curvas que iban de la décima a la duodécima que comenzó a estudiar en ese momento porque tenía claro que su prioridad pasaba por llegar en primera posición al problemática último ángulo.

Dovizioso comenzó la última vuelta liderando la carrera, pero Márquez atacó en la curva 4 y consiguió su propósito. No le quedaba otra al italiano que intentarlo en la última curva. Y esta vez Márquez le ganó la partida y casi el título.