Márquez mira a Rossi después de tirarle en el GP de Argentina de MotoGP.

Márquez mira a Rossi después de tirarle en el GP de Argentina de MotoGP. EFE

MotoGP

Marc Márquez la lía en una carrera enloquecida en Argentina

Tira a Rossi cuando restaban tres vueltas para el final y tras ser sancionado con anterioridad en dos ocasiones. La acción con el italiano, que no aceptó sus disculpas, le costó 30 segundos y finalizó decimoctavo en una prueba gana por Crutchlow.

El suspense se apoderó del inicio de una carrera que terminó enloquecida después de que Marc Márquez fuera sancionado hasta en tres ocasiones y que terminó ganando el británico Cal Crutchlow en el circuito argentino de Termas de Río Hondo.

Unas penalizaciones que terminaron hundiendo su desatada y extrema remontada y que le llevaron a quedarse fuera de los puntos (decimoctavo) después de tirar a Valentino Rossi cuando restaban tres vueltas para el final y ocupaba la séptima plaza. La acción del piloto del equipo Repsol Honda se produjo cuando intentó adelantarlo por el interior de una curva donde no había espacio. El impacto terminó con el italiano por los suelos y con una sanción de 30 segundos para Márquez, que se vio desplazado de la quinta a la decimoctava posición final, justo por delante de Il Dottore.

El retrasado del inicio de la prueba de MotoGP por condiciones de seguridad, después de la mayoría de los pilotos en parrilla optaran por regresar al box para cambiar de neumáticos, alteró los planes de todos y generó un cierto nerviosismo que Márquez acusó en plena parrilla cuando su moto se paró y no se le ocurrió otra cosa que empujarla él mismo cuando.

Solucionado el problema, tomó la salida desde la sexta posición y antes de completar el segundo ya marchaba en cabeza. Una posición efímera porque cuatro giros después fue sancionado con un ride through que le obligó a pasar por el pit lane y retomar la carrera en la decimonovena plaza.

Fue entonces cuando comenzó la remontada a la desesperada que se llevó su primera víctima en la figura de Aleix Espargaró. El piloto de Aprilia sufrió una embestida de Márquez, que levantó la mano para pedirle perdón. Una acción que fue sancionada con una posición en la carrera cuando el piloto del equipo Repsol Honda ya marchaba decimosexto después de 11 giros.

El progreso hacia delante de Márquez transcurrió sin percances hasta que cuando restaban tres vueltas para el final se topó con Rossi. Una maniobra en la curva 13, donde no había espacio, terminó con el piloto italiano por los suelos y desenterrando viejos rencores. Los mismos que comenzaron en idéntico escenario hace tres años y que provocaron que el piloto español de Honda fuera echado del box de Yamaha, donde acudió inmediatamente a pedir perdón.

“Ahora aquí no vengas. Aquí no vengas después de lo que has hecho, vete a cagar”, le espetó Uccio Salucci, amigo íntimo de Rossi. “A nosotros nos hicieron perder un Mundial”, apostilló tras considerar que 30 segundos no era la sanción indicada para esa acción.