Carlos Sainz habla con Stéphane Peterhansel, su compañero en el equipo ‎X-Raid Mini JCW Team.

Carlos Sainz habla con Stéphane Peterhansel, su compañero en el equipo ‎X-Raid Mini JCW Team. X-Raid Mini

Motor RALLY DAKAR

Carlos Sainz: "Sería egoísta no cambiar un Dakar por una victoria de mi hijo"

Aspira a ganar su tercer trofeo con el rostro del tuareg a sus 57 años y en su decimotercera participación en el raid que se disputa en Arabia Saudí.

Noticias relacionadas

Sigue disfrutando y tiene la misma pasión por la competición que cuando empezó. Eso es lo que le hace enrolarse cada mes de enero en la aventura del Dakar, que en esta edición cambia de continente y llega a Arabia Saudí. Carlos Sainz (12 de abril de 1962, Madrid) está dispuesto a conseguir su tercer trofeo con el rostro del tuareg a sus 57 años. “Me gustaría elevar el récord del ganador más veterano dos años más arriba”, confiesa durante su entrevista con EL ESPAÑOL.

El Dakar entra en una nueva etapa, ¿qué objetivo se marca?
Como no podía ser de otra forma, mi objetivo pasa por ganar el tercer Dakar. Para ese fin nos hemos estado preparando y entrenando. No tengo más experiencia que Stéphane Peterhansel [su compañero en el equipo ‎X-Raid Mini JCW Team], pero sí más años. Me gustaría elevar el récord del ganador más veterano dos años más y ganarlo con 57 [ganó su segundo Dakar con 55]. Si estamos aquí es porque la motivación sigue intacta y sigo teniendo pasión por las carreras. Vivo cada test, cada evaluación... El año pasado que no salió bien, cada día fue un martirio. Acabé con la sensación de que no me gustaría dejar el Dakar así.

¿Se van a encontrar el Dakar más duro de los últimos tiempos?
No lo sé, pero las etapas van a ser muy largas y habrá días en los que tengamos que hacer más de 500 kilómetros. Prefiero esperar a ver qué nos encontramos cada día. Este Dakar tiene buena pinta. El terreno va a exigir bastante a las mecánicas y a los pilotos. El Dakar entra en una fase nueva y el país reúne todas las cualidades a nivel de terreno para que la carrera se desarrolle en todo su esplendor.

Toyota es el rival a batir y es el equipo que cuenta con más pilotos. ¿Cómo lo puede compensar Mini?
Será el tercer Dakar para este coche. En el primero se sufrió bastante, pero el año pasado dimos un paso muy importante. El coche era razonablemente rápido pero tuvimos problemas que nos retrasaron, como el inflado de las ruedas que además era clave en aquel terreno. Todo eso está solucionado y este año es el momento de capitalizar el trabajo hecho el año pasado. Tenemos todos los deberes hechos. Peterhansel y yo somos dos buenos pilotos para pelear por la victoria. Vamos a poder presentar batalla a Toyota, que son los favoritos. Se ha trabajado en el peso del coche, que es una de las grandes ventajas de las dos ruedas motrices. Este año vamos a estar mucho más cerca del peso mínimo, así que podremos explotar mejor esa ventaja.

¿Cómo lleva las prohibiciones de este Dakar en Arabia Saudí?
A mí, personalmente, de todas las prohibiciones lo que más me puede influir es el jamón y el lomo. Me sentaba muy bien tomar un poquito al acabar la etapa. Habrá que sustituirlo por algo, que no sé qué va a ser. Y sobre lo de ser efusivo en las celebraciones, no suelo serlo. Imagino que si gano el rally y me doy un abrazo con Lucas no nos pasará nada [risas].

En enero, los papeles entre usted y su hijo se invierten porque Carlos Jr. pasa a darle consejos en el Dakar.
Él dice que yo soy muy pesado, pero él también lo es en el Dakar. Después de cada etapa hablamos y tengo la sensación de que él me pregunta mucho más. Durante estas dos semanas la situación se vuelve al contrario. Me hace gracia porque me da consejos como si hubiese corrido 80 Dakar y me regaña cuando cree que he arriesgado. Se podría escribir un libro con esas conversaciones [risas].

¿Le ve con ganas de hacer un Dakar?
Él dice que sí pero, de momento, se tiene que centrar en lo suyo. Su futuro a corto plazo es la Fórmula 1. Ha hecho una temporada positiva y creo que ha dado un pasito hacia delante como piloto. Ha madurado y ha gestionado muy bien las carreras. Tiene que seguir trabajando y tratar de conseguir mejorar el sexto puesto de 2019.

¿Cambiaría ganar otro Dakar por una victoria de su hijo?
He ganado dos Dakar y sería muy egoísta por mi parte no cambiarlo. Si eres madre puedes contestarte a ti mismo esa pregunta. Esa victoria de Carlos, tarde o temprano, llegará.

Carlos Sainz, durante la conferencia de prensa en la ciudad de Jeddah.

Carlos Sainz, durante la conferencia de prensa en la ciudad de Jeddah. Efe

El debut de Fernando Alonso en el Dakar ha levantado muchas expectativas. ¿Hasta dónde puede llegar?
Fernando está preparado para hacer un buen resultado. Se ha preparado muy concienzudamente, incluso más de lo que yo pensaba. Su primera participación en una especialidad que está muy lejos de la Fórmula 1 será difícil, pero se ha adaptado muy bien. Quiero y le deseo que tenga el mejor Dakar posible. Luchar por ganar es complicado, pero es una carrera en la que pasan muchas cosas. Tiene un buen coche y un buen equipo.

Va a acaparar mucha atención mediática…
Cada uno va a ir a lo suyo. Al acabar cada día, espero disfrutar con Fernando y pasarlo bien, que es un buen amigo.

¿Cree que el Dakar le enganchará?
Esas cosas son muy personales y las tiene que contestar él.

¿Cómo cree que va a ser recibido por los veteranos del Dakar?
Muy bien, como me recibieron a mí. La gente del Dakar es muy solidaria porque todos sabemos lo que cuesta acabar cada día. Espero que él disfrute y lo pase bien.

Pero usted, al principio, recibió críticas de los veteranos porque corría mucho…
Porque venía de una especialidad en la que se luchaba contra el cronómetro. La llegada de ciertos pilotos al Dakar hizo subir el nivel.

[Más información: Carlos Sainz, sobre la presencia de Alonso en el Dakar: "Es un foco de atención mediatica"]