Charles Leclerc y Sebastian Vettel conversan durante el GP de Japón de Fórmula 1

Charles Leclerc y Sebastian Vettel conversan durante el GP de Japón de Fórmula 1 REUTERS

Motor MOTOR

Ferrari profundiza en su crisis: el 'motorgate' y el rendimiento de Vettel ¿abren la puerta a Alonso?

Una temporada más, y van doce, la escudería italiana ha visto como ninguno de sus pilotos logra el título mundial y la impaciencia comienza a invadir Maranello.

Noticias relacionadas

Con el Mundial de Fórmula 1 2019 de pilotos y constructores ya decididos en Ferrari ha comenzado la autoevaluación de la temporada. La falta de rendimiento de Vettel y de experiencia de Leclerc junto con los fallos de estrategia durante toda la temporada han lastrado a la escudería italiana en el que esperaban que fuese un gran año.

La parte positiva de esta temporada 2019 para Ferrari era el paso adelante que los italianos habían dado en cuanto a la potencia de su motor. Tras el parón de verano, los monoplazas rojos se convirtieron en los más rápidos de la parrilla lo que les acercó aún más a Mercedes e incrementó la distancia con los Red Bull, que únicamente gracias a las manos de Verstappen podían seguir en cabeza.

El pasado fin de semana, la FIA emitió una directiva técnica en la que dejaba claro que cualquier truco técnico que pueda permitir a un fabricante superar los límites de flujo de combustible no están permitidos. Tras su publicación todos los ojos miraron a Ferrari, más aún tras la repentina falta de rendimiento de los monoplazas rojos durante la clasificación y sobre todo en la carrera del domingo en el Circuito de las Américas en Austin (Texas, EEUU).

Max Verstappen y Sebastian Vettel pelean en la salida del GP de Estados Unidos de Fórmula 1

Max Verstappen y Sebastian Vettel pelean en la salida del GP de Estados Unidos de Fórmula 1 REUTERS

En el punto de mira

Uno de los más críticos con Ferrari ha sido Red Bull. Max Verstappen analizó tras el GP de EEUU el rendimiento de los monoplazas italianos. "Es lo que pasa cuando dejas de hacer trampas, por supuesto", afirmó el holandés. "No estoy sorprendido en absoluto después de lo que se descubrió", afirmaba el piloto sobre los rumores de la ilegalidad del motor italiano. "No me parece tan raro que hayan rendido así. Vosotros mismos podéis imaginar el motivo", explicó.

Ferrari no ha tardado en salir al paso de las críticas que llegaron desde la escudería austriaca. "Escuché algunos comentarios que son muy decepcionantes. Todos deberían tener más cuidado", comentó Mattia Binotto, jefe del equipo de Maranello.

Más cautelosos han sido desde Mercedes. "Su velocidad punta parece muy diferente a la ofrecida en México, aunque no sé si es por la directiva o por otra razón, dado que no sé lo que hace Ferrari", razonó Toto Wolff máximo responsable de la escudería germana.

El reputado periodista Peter Windsor, que llegó a ostentar cargos directivos en Ferrari y Williams durante la década de los 80 y los 90, ha explicado el supuesto amaño de la escudería italiana. "Ferrari ha hecho algo con el flujo de combustible. Las nuevas regulaciones miden la velocidad del suministro de combustible en un momento aleatorio, pero esto sucedía de alguna manera en el Ferrari solo cuando la velocidad era baja", afirma el británico. "Así me lo explicaron y es difícil de creer, pero es verdad. Lo que es menos difícil de creer es que no ha tenido un gran impacto en la potencia: alrededor de 70 CV", concluye.

Una década en crisis

Han pasado doce temporadas en las que Ferrari no ha visto a ninguno de sus pilotos proclamarse campeones del mundo de Fórmula 1. Raikkonen fue el último en finalizar la temporada en lo más alto de la clasificación en 2007. Desde entonces, ni el finlandés, ni Alonso, ni Vettel, ni sus sendos compañeros de equipo, han logrado llevar al cavallino a lo más alto.

El dominio de Red Bull primero y de Mercedes durante la era híbrida han relegado a Ferrari a un papel secundario en la Fórmula 1, algo incompatible con el carácter de los de Maranello. En la fábrica italiana trabajan ya para que en 2020 no se repita el quiero y no puedo de esta temporada aunque muchas de las esperanzas están puestas en 2021, año en que las nuevas reglas presentadas por la FIA y Liberty Media darán un giro de 180º al campeonato.

La nueva Fórmula 1

La nueva Fórmula 1

Además, 2021 no solo será importante para Ferrari por la entrada de las nuevas reglas sino que tendrá que decidir qué alineación sube a sus monoplazas para esa temporada. Sebastian Vettel acaba contrato con los de Maranello al final del año que viene y su rendimiento los últimos cursos está lejos de lo que muchos se imaginaron cuando el alemán llegó a la escudería.

Leclerc es la gran esperanza italiana. El monegasco llegó esta temporada a Ferrari y su rendimiento, aunque poco constante, ha sido sorprendente. Charles ha firmado dos de las tres victorias de la escudería este 2019 (Bélgica e Italia). Su futuro no parece estar muy lejos de los de Maranello. La directiva italiana prepara una renovación de su contrato que además de prolongar su relación le incremente hasta seis millones de euros su sueldo, hasta llegar a los nueve millones la próxima temporada.

En la sombra, como desde hace meses, sigue Fernando Alonso. El regreso del piloto español a la Fórmula 1 en 2021 parece un secreto a voces pero aún queda por definir dónde aterrizaría. El camino ascendente de McLaren le hacen ser una de las grandes favoritas, pero del regreso a Maranello se ha hablado mucho y, al menos para gran parte de la afición ferrarista, sería una gran noticia. La salida del asturiano de Ferrari parece un recuerdo del pasado y la cabezas más visibles de la dirección de la escudería han cambiado, algo que facilitaría la operación.

Fernando Alonso en el desierto de Arabia Saudí durante los test para el Ula-Neom Rally

Sobre el futuro de Alonso solo se conoce que el asturiano correrá el próximo mes de enero el Rally Dakar con el Toyota Hilux y que tras la aventura en Arabia Saudí piensa prepararse de nuevo para las 500 Millas de Indianápolis, aún está por ver si competirá o no junto en Arrow McLaren SP (el equipo de los de Woking en la IndyCar para esta temporada 2020).

[Más información: Fernando Alonso coquetea con la F1: "¿Si me llama Ferrari? Ya veremos"]