Fernando Alonso, durante su época en Ferrari

Fernando Alonso, durante su época en Ferrari REUTERS

Motor FÓRMULA 1

Ferrari juega al despiste con Fernando Alonso: repite los pasos de su fichaje en 2010

El futuro del asturiano es una incógnita. Su esperado regreso a la Fórmula 1 continúa siendo un rumor sin confirmar y hasta septiembre no se espera ningún movimiento.

Noticias relacionadas

En toda negociación, los pasos y el control de la información que se conoce es clave. En muchas casos los protagonistas dicen un 'no' que suena a 'sí', y viceversa. En el mundo del fútbol estas formas de negociar son habituales.

En el recuerdo de muchos está el clásico "Never, never, never" que pronunció Florentino Pérez cuando le preguntaban si ficharía a David Beckham, o más cerca en el tiempo y dentro del mundo del motor, el "No" de Luca Cordero di Montezemolo en 2009 negando que fueran a dar el puesto de Kimi o Massa a Fernando Alonso.

Diez años después la historia se repite. La escudería italiana no pasa por uno de sus mejores momentos y parece ser la única plaza que encaja con las pretensiones de Fernando Alonso. El asturiano busca un proyecto ganador desde el primer momento y en la actual parrilla solo dos equipos pueden ofrecérselo: Mercedes y Ferrari.

Sebastian Vettel se sale de la pista en el GP de Austria

Sebastian Vettel se sale de la pista en el GP de Austria REUTERS

A pesar de que las piezas encajarían, Mattia Binotto ha querido acallar los rumores. El nuevo máximo responsable en la Fórmula 1 de Ferrari ha asegurado que disponen de "dos pilotos que tienen contratos vigentes y estamos muy contentos. Nuestra alineación para la próxima temporada es fija y no hay razones por la que debamos cambiar. Creo que las cosas van bien en este sentido".

La crisis de resultados de Ferrari está pasando factura a un Sebastian Vettel que esta temporada tiene, además, a su peor enemigo en casa tras fichaje de Charles Leclerc. El piloto alemán no sabe lo que es subirse a lo más alto del podium desde el Gran Premio de Bélgica el año pasado y la escudería italiana solo ha sumado una victoria desde entonces: el GP de EEUU en el que venció Kimi Raikkonen.

Ferrari necesita una revolución en sus filas tan grande y tan precisa como la que ha realizado en el área técnica. Si Vettel no logra dar el paso adelante y volver a la senda de las victorias, en Maranello tendrán que elegir entre darle toda la responsabilidad a Leclerc, repescar a Fernando Alonso o robarle a Max Vestappen a Red Bull, después de que el holandés dejara entrever el pasado fin de semana que la próxima temporada quiere tener un coche capaz de ganar.

Fernando Alonso

Fernando Alonso EFE

Sainz tantea a Alonso

Llegue o no la llamada de Ferrari, Fernando Alonso parece tener muchas opciones muy interesantes para 2020. Uno de los retos más sonados es el del Dakar. El rally más duro del mundo viajará por primera vez al desierto de Arabia Saudí y tras el test del piloto español con Toyota y varios guiños del asturiano se desataron todos los rumores.

Carlos Sainz se ha convertido en uno de los padrinos de Alonso en el Dakar. El dos veces campeón del Mundial de Rallies ha asegurado que "sería muy bonito, por supuesto, que ambos formáramos equipo, y sé que Fernando tiene muchas ganas de ir al Dakar".

A pesar de que a ambos les gustaría, será complicado ver a los dos españoles en el mismo equipo el próximo Dakar. Sobre la mesa del piloto madrileño hay tres opciones: fichar por Toyota, regresar a Peugeot o repetir con Mini. La opción más probable es la de volver a competir con el equipo francés con el que ya ganó su segundo título del Dakar.

Fernando Alonso prueba el Toyota ganador del Dakar 2019

El madrileño reconoce que la opción de Toyota es complicada dada la alineación de pilotos actuales a la que habría que sumarle Fernando Alonso. "Están Al-Attiyah, además de De Villiers y Ten Brinke. Si al final llega Fernando, como se está diciendo, veo muy complicado que haya cinco coches oficiales para 2020", ha explicado.

Por último, la opción de repetir con Mini se ha complicado tras la más que probable retirada del apoyo por parte de BMW. El equipo pasaría a no ser un equipo de fábrica sino un equipo privado, con las limitaciones que ello conlleva.

Sea junto a Sainz o no, cada vez son más lo que ven a Alonso participando en el próximo Dakar, lo que nadie se aventura a decir es si con esta cita el asturiano se cierra las puertas a la Fórmula 1. Es cierto que el trabajo invernal en pista comienza en febrero y el primer Gran Premio a mediados de marzo, pero el trabajo en los simuladores es continuo y Fernando tendría que adaptarse de nuevo a un monoplaza de F1, además de la adaptación de pasar de McLaren a Ferrari.

Sea como fuere, lo que sí que parece seguro es que tanto el regreso de Fernando Alonso a Ferrari como su llegada al Dakar 2020 o cualquier otro gran reto que el piloto español vaya a asumir de cara al próximo año es difícil que se sepa antes de septiembre. En varias ocasiones el asturiano ha asegurado que se tomaría el verano para descansar y tomar las decisiones sobre su futuro y parece seguro que así será.

[Más información: De Ferrari a Toyota: Fernando Alonso vuelve a hacer "saltar chispas" dentro de su equipo]