Alonso: China siempre me trae buenos recuerdos

Alonso: "China siempre me trae buenos recuerdos" James Moy Agencia EFE

Motor MUNDIAL DE RESISTENCIA

Fernando Alonso: "Aparte de la Indy 500 anunciaré otros grandes retos pronto"

El español Fernando Alonso, doble campeón del mundo de Fórmula Uno, que lidera el Mundial de Resistencia con el equipo Toyota Gazoo Racing, indicó en China que "ojalá" tengan "la oportunidad de ganar" las Seis Horas de Shanghái, para lo que tendrán "que seguir como hasta ahora y cometer cero errores".

Con la ilusión de volver a ganar tras ser segundo puesto en Fuji, el piloto español también se despide la próxima semana de la F1. En la rueda de prensa habló de la Indy 500 y sobre sus nuevos retos. 

"Anuncié que dejaría la Fórmula 1 a final de año en agosto porque tengo muchos grandes retos en mi cabeza para 2019. Uno está ya confirmado, correr las 500 Millas de Indianápolis de nuevo y hay otras que se confirmarán muy pronto. Creo que será una buena temporada", comentó. 

China y los buenos recuerdos

Alonso ganó por primera vez el Gran Premio de China en 2005, cuando ya se había asegurado matemáticamente un título que revalidaría al año siguiente; y repitió victoria en 2013, a bordo de un Ferrari. El doble campeón mundial asturiano también fue dos veces segundo -en 2006, con Renault; y en 2007, con McLaren-; y una vez tercero: en 2014, su última temporada con la 'Scuderia' de Maranello.

"China siempre me trae buenos recuerdos. Para mí han sido casi siempre carreras muy buenas aquí; y éste es un circuito que siempre se me ha dado bien", manifestó, en la nublada y lluviosa Shanghái.

"Es un circuito que, por lo menos en Fórmula Uno, tiene mucha degradación en los neumáticos delanteros, porque todas las curvas son muy largas y fuerzas mucho el neumático delantero", explicó Alonso, que lidera el WEC junto al suizo Sebastien Buemi y al japonés Kazuki Nakajima, con 84 puntos, trece más que el otro Toyota TS050 Hybrid, el número 7, que pilotan el argentino José María 'Pechito' López, el inglés Mike Conway y el nipón Kamui Kobayashi.

"Y ése es uno de mis puntos fuertes que siempre he tenido, el cuidado de los neumáticos delanteros; y no sé cómo será en este coche, pero si es así y sufrimos de degradación, podemos tener un buen fin de semana", indicó Alonso, de 37 años que el próximo fin de semana disputará en Abu Dabi su último Gran Premio de Fórmula Uno, categoría en la que no pilotará en 2019.

Su despedida

El español -que se ha subido 97 veces en un podio de F1- que durante su tiempo libre dedicó este jueves a jugar al tenis de mesa (ping-pong), deporte que es muy popular en China, afirmó que "ahora no" siente nada especial.

"Ahora no. Ahora no, porque estoy con la mente totalmente puesta en el WEC. La semana que viene y, sobre todo, la carrera, va a ser emotiva, va a ser especial. Me ha pasado un poco en las últimas carreras. Hasta que no llega el domingo no siento nada", comentó Fernando.

"Siempre me dicen, por ejemplo, 'es tu última vez en Brasil, ¿cómo te sientes?'. Pues igual, porque tienes la cabeza en los entrenamientos libres, en la crono, en los neumáticos, en la estrategia", apuntó.

"Y luego, cuando llega el domingo, das la vuelta de reconocimiento, haces la salida, acabas la carrera, recoges la bolsa y sales del 'paddock', después de vestirte", relató.

"Y echas la vista atrás y dices 'no voy a volver a este 'paddock', no voy a volver a este otro... así que Abu Dabi supongo que será algo parecido el domingo, pero multiplicado por cien, por ser la última (carrera)", explicó Alonso la víspera del arranque de los entrenamientos libres para las Seis Horas de Shanghái. 

Toyota y el Mundial de Resistencia

"Esperemos que tengamos la oportunidad de ganar. De las cuatro carreras ganamos tres y acabamos segundos en otra, aunque la de Silverstone (Inglaterra) la perdimos -los dos Toyota fueron descalificados por irregularidades en el fondo plano de los coches-, así que en realidad hemos ganado dos y en otra fuimos segundos", dijo el ovetense.

"A ver si aquí podemos luchar por la victoria y podemos estar delante del coche 7 (el otro Toyota). Pero eso lo veremos el domingo. Hasta el domingo va a ser difícil saber quién va rápido o no", opinó.

"En las carreras anteriores teníamos una idea, pero en estas carreras de seis horas todo cambia, los coches se comportan mejor o peor, la degradación no la ves hasta el día de la carrera, porque en los entrenamientos libres haces siete u ocho vueltas y luego paras", explicó Alonso.

[Más información: 'Checo' Pérez: "La situación de Alonso demuestra lo triste que es la Fórmula 1"].