Hayden con la bandera de su país

Hayden con la bandera de su país

Motor

La familia de Hayden interpone una querella contra el conductor que lo atropelló

Reclaman una indemnización económica al joven que conducía el vehículo y a su madre, propietaria del coche. El fiscal de Rimini estudia si debe imputar o no al conductor por un delito de homicidio involuntario.

Noticias relacionadas

Casi dos meses después del fallecimiento de Nicky Hayden en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Maurizio Bufalini de Cesena y tras ser atropellado cinco días antes por un coche cuando entrenaba en bicicleta entre las localidades italianas de Riccione y Tavoleto, la familia del piloto estadounidense ha interpuesto una querella contra el conductor del Peugeot 206, un joven de 30 años vecino de Morciano di Romagna, y contra su madre, propietaria del vehículo, a quienes reclama una indemnización económica, según publica el periódico italiano Il Resto del Carlino.

Moreno Maresi, el abogado contratado por la familia Hayden para su representación legal en Italia, ha enviado una carta certificada al conductor y a la propietaria del vehículo implicado en el accidente reclamando una compensación económica por daños y perjuicios cuya cuantía no ha trascendido públicamente.

“Por el momento, no queremos hacer comentarios sobre la reclamación por daños y perjuicios que mi cliente ha recibido por parte de la familia de Nicky Hayden. Nuestra opinión es que son dos tragedias que han afectado a dos familias distintas. Nosotros también podríamos haber hecho una solicitud de reparación de daños, como muchos otros. Pero, ¿para qué? ¿Para reparar un viejo Peugeot? Lo que de verdad importa es que Nicky se ha ido y que nuestro cliente necesita la presencia constante de un psicólogo. Estamos hablando de dos vidas destrozadas”, explicaron Pierluigi Autunno y Francesco Pisciotti, abogados del conductor que atropelló a Hayden, en declaraciones a La Gazzetta dello Sport.

Según confirman diversos medios de comunicación italianos que han tenido acceso a la investigación de la policía y según evidencian las cámaras de vídeo situadas en ese punto, Nicky Hayden se saltó una señal de Stop existente en el cruce de las calles Cà Raffaelli y Tavoleto en el momento en el que pasaba el Peugeot 206 que acabó con su vida.

El conductor, que dio negativo en el test de alcohol y drogas, explicó que iba a trabajar y que “de pronto, apareció un ciclista procedente de una calle lateral y no pude hacer nada para evitarlo”. Un golpe mortal para el campeón del mundo de MotoGP en 2006, que se estrelló contra el parabrisas delantero del coche y presentaba múltiples lesiones en la cabeza además de traumatismos en el tórax que afectaban a las costillas, cadera y bazo así como una fractura abierta de fémur en la pierna.

La investigación oficial del caso se encuentra en su fase final de instrucción y el fiscal de Rimini, Orlando Omicini, está a la espera de recibir todos los informes para decidir si imputar o no al conductor por un presunto delito de homicidio involuntario. A la espera de todos los informes, hay sospechas de que el coche circulaba a 80 km/h en el momento del impacto contra el piloto estadounidense en una vía en la que la velocidad máxima permitida son 50 km/h.