Fernando Torres se despide del Metropolitano.

Fernando Torres se despide del Metropolitano. Reuters

1ª División

Así fue el discurso de adiós de Torres: “Gracias Luis, por enseñarnos el camino”

Fernando Torres dijo adiós. Se despidió del Metropolitano, de su casa y de su hogar marcando dos goles contra el Eibar (2-2). Después, cogió el micrófono y dedicó un mensaje a todos los colchoneros. En EL ESPAÑOL les ofrecemos el discurso íntegro que dedicó el ‘Niño’ a sus familiares, a Luis Aragonés y a todos los que eligen el rojiblanco por encima de otros colores.

Fernando Torres se despide del Metropolitano

DISCURSO DE FERNANDO TORRES

“Me gustaría dar un mensaje de agradecimiento a mucha gente. Sois muchos los que me habéis ayudado a conseguir esto. Me gustaría empezar por los que están en el tercer anfiteatro. En especial a dos personas: a Luis Aragonés, al que le agradecemos que nos enseñara el camino y cómo es el Atlético. Este grupo lo ha cogido como testigo. Lo mejor está por venir. También me gustaría mencionar a mi abuelo, que me dio el regalo más grande que se le puede hacer a un nieto que es hacerlo del Atlético de Madrid.

Me gustaría agradecer a mi familia, a mi madre que me acompañaba a entrenar haciendo los deberes en el tren o en el autobús. Hizo mucho sacrificio y mucho esfuerzo porque su hijo cumpliera su sueño. Muchas gracias mamá. A mi padre por su esfuerzo, por su consejo, por no perderse ni un solo partido, por enseñarme los valores que el Atlético me enseñó, por dejarme equivocarme y así aprender.

A mis hermanos que siempre gastaban sus ahorros en comprarme unas botas de fútbol. A mi hermano que me enseñó a que me gustara el fútbol y a mi hermana que venía a verme. Muchas gracias a ellos. A mi mujer, que ha sido un pilar en mi vida y me ha dado equilibrio. Me hizo valorarme en los malos momentos. Y siempre ha estado a mi lado y me ha dado a estos tres niños que son un tesoro. Ellos nos hacen mejores padres y personas, y por supuesto tenemos tres atléticos más para toda la vida.

Me gustaría también darles las gracias a todas las personas que me han enseñado lo que era el fútbol. Ellos saben quiénes son. A mis compañeros, cuerpo técnico y equipo médico, a toda esa gente que hay allí. Estos tres años y medio han sido magníficos. He tenido la oportunidad de volver al Atlético que siempre soñé. Elegiría cualquier grupo por encima de muchos otros. De cada uno de ellos he aprendido algo. Espero que yo haya podido enseñar alguna cosa.

Ahora os dejo solos y sé que vais a conseguir lo que queremos. Este grupo ha ganado menos de lo que merece y ahora os toca ganarlo. Y por último. A toda la familia atlética. Nunca necesité ningún título para sentirme el jugador más querido del mundo.

Siempre he tenido la certeza de que hiciera lo que hiciera nunca podría devolveros tanto. Después de todo esto, después de tantos partidos, todo se queda pequeño por el cariño que me habéis dado vosotros desde que entré en el campo y sólo sabía correr. Es muy duro saber que es el final.

Me gustaría que recordarais todos cómo nos sentimos ahora. Nos preguntan por qué somos del Atlético. Sobre todo, decimos que no lo pueden entender. Pero quiero que sintáis lo que es hoy, el orgullo por tener un equipo campeón, de jugadores que se dejan todo en el campo… por el orgullo que sentís. Cuando nos quieran decir que las cosas van mal, en esos momentos me gustaría que recodarais como os sentís. Eso es ser del Atlético. Gracias, ha sido un orgullo”.