Los que tienen un círculo en esta foto oficial del 2016-2017 ya no están en el club che.

Los que tienen un círculo en esta foto oficial del 2016-2017 ya no están en el club che. Valencia C.F.

1ª División El polvorín che

El Valencia, el equipo de Europa con más descartes

El equipo de la capital del Turia ha vendido o cedido en los dos últimos veranos a 31 jugadores.

La temporada 2015 comenzaba prometedora en la capital del Turia. El Valencia se metía en Champions League tras ganar al Mónaco en la ronda previa. Tres años después, el equipo che volvía a la máxima competición europea y los ánimos estaban por las nubes. Pero todo duró dos meses. Apeados en la fase de grupos, las cabezas de los entrenadores rodaron por Mestalla y la remodelación profunda comenzó... y aún no ha acabado. En los dos últimos veranos el club ha descartado a 31 jugadores del primer equipo y cuatro entrenadores, sin incluir al salvavidas delegado de campo, Voro. ¡Ay, qué le estará pasando al probe Valencia! 

El Valencia ha renovado su once inicial -y hasta cuatro suplentes- en los dos últimos veranos. El equipo que compró el singapurense Peter Lim hace ya tres años cuenta con tan solo cinco de los jugadores con los que comenzó la temporada 2015-2016: Daniel Parejo; Rodrigo Moreno; José Luis Gayà; Jaume Domenech y Rubén Vezo.

Es más, si nos fijamos en la foto oficial del Valencia para la pasada temporada un 75% de quienes posaron ya no están en el club: 14 de los 21 jugadores, el entrenador y la mayoría de su cuerpo técnico, el director deportivo y hasta la presidenta ya no siguen. Tan sólo quedan siete jugadores e insignias del club como Voro u Ochotorena.

Los tres primeros fueron titulares en el primer partido de esta temporada, el segundo es el portero suplente y el último el cuarto central del equipo. Tras fracasar con todos los entrenadores que precedieron a Nuno, Marcelino García Toral ha llegado para poner orden en el polvorín en el que se ha convertido el club de la capital del Turia, con un dueño que dirige desde Asia, una calavera de nuevo estadio sin visos de futuro alguno y una desgana deportiva que ha sacudido a la afición valencianista.

Todos los cedidos del verano pasado ya no siguen 

Hace exactamente un año el Valencia C.F. anunciaba con rimbombancia la llegada de los dos centrales estrella que venía deseando todo el verano: Ezequiel Garay y Eliaquim Mangala. El primero costaba 20 millones de euros y procedía del Zenit; el segundo aterrizaba cedido con una opción de compra de 18 millones. Ambos se unían a la roca Aymen Abdennour para conformar una zaga con el objetivo de devolver la seguridad atrás a Mestalla que daban los Björklund, Djukic y Angloma de la copa del probe Miguel en La Cartuja y los Ayala, Pellegrino y Carboni de la época del doblete.

Un año después tan sólo Garay continúa en el equipo tras haber superado el récord de mayor número de goles en contra en la historia del club con 65, tres por encima de la infame temporada del descenso y la 2007/2008 con Ronald Koeman en el banquillo, y muy lejos de los 27 goles que encajó el equipo en las dos ligas de Rafael Benítez. Ahora el equipo che ha vuelto a anunciar con rimbombancia a dos centrales que tienen la difícil tarea de secar el aguacero que fue la portería che la temporada pasada: Jeison Murillo y Gabriel Paulista

Mangala no es el único jugador que llegó el verano pasado y no sigue. De los ocho que se vistieron por primera vez la zamarra valencianista la anterior temporada tan sólo dos continúan: Martín Montoya y Garay. 

El Valencia no ha ejecutado en este mercado de traspasos las opciones de compra de Munir, Mario Suárez y Mangala, los tres cedidos la temporada pasada, y ha cedido a Nani a la Lazio, quien se pasó lesionado gran parte de la temporada y a Álvaro Medrán al Alaves.

Un once entero de descartes

Con todo, el Valencia C.F. podría estar esta temporada con un equipo completamente distinto. EL ESPAÑOL ha confeccionado un posible once titular con los jugadores en el club che la temporada pasada, incluyendo cuatro suplentes y un entrenador, que podría competir perfectamente en Primera División.

En la portería Diego Alves, como centrales Mangala y Abdennour, por la izquierda Siqueira y la derecha Cancelo. Medio del campo para Mario Suárez y Enzo Pérez. Bandas para Orellana y Nani, Medrán de enganche y arriba, Munir. En el banquillo el meta Matthew Ryan, Aderlan Santos y Bakkali y el entrenador, a elegir entre Pako Ayestarán y Cesare Prandelli. También se podría contar con Negredo y Nando, jugadores que han salido definitivamente esta temporada del club, aunque estuvieron cedidos la pasada.

Con los descartes del verano de 2016 también se podía haber hecho un once

Con los descartes del verano de 2016 también se podía haber hecho un once Marina López

Si retrocedemos un año, el once también cambia al cien por cien. En la temporada 2015-2016 el Valencia podría haber comenzado con Yoel en la portería, Barragán y Lucas Orban en los laterales, Vezo y Mustafi de centrales; André Gomes y Javi Fuego en el centro; Feghouli y Piatti en las bandas y Negredo y Paco Alcácer en la punta de ataque. En el banquillo estarían Cheryshev, Danilo Barbosa, De Paul y el canterano Rober Ibáñez. De entrenador podríamos elegir entre Nuno y Gary Neville.

Ventas irrisorias de compras multimillonarias 

Tras comprar el club, Lim prometió llegar a la Champions League. Para ello se apoyó en su amigo, el agente Jorge Mendes. De su mano llegaron fichajes a golpe de talonario que ahora han salido por la puerta de atrás y por un precio irrisorio.

Enzo Pérez llegó por 30 millones y ha salido este verano rumbo a River Plate por una décima parte de su coste; la 'bomba' Álvaro Negredo también costó 30 'kilos' y ha salido por 2,5 al Besiktas turco y Abdennour fue fichado por 21,8 millones y ha salido cedido al Zenit ruso, que solo pagará el coste de su ficha. A este trío se le suma Aderlan Santos, traído por 9,5 millones del Sporting de Braga y cedido dos temporadas por 800.000 euros al Santos tras convertirse en el hazmerreír de la afición.

Salen cuatro porteros

Tan sólo en este verano se ha confirmado la salida del club de cuatro porteros. La irrupción del canterano Jaume como un suplente de garantías ha provocado la venta de Matthew Ryan al Brighton por seis millones de euros. Junto a él se ha confirmado la salida definitiva de Joel al Eibar, equipo en el que jugó cedido la temporada pasada, el jugador de la sub-21 española Antonio Sivera al Alavés por dos millones de euros y el parapenaltis Diego Alves, por el que el club che tan sólo ha ingresado medio millón.

Pero no todo son números rojos y operaciones desastrosas en la capital del Turia. En el mercado del verano de 2016 se consiguieron 105 de los 116 millones con tan sólo tres de los 16 jugadores que salieron: Shkodran Mustafi (40 millones), André Gomes (35 millones) y Paco Alcácer (30 millones). El central alemán había sido fichado dos años antes por ocho millones, el creador portugués por 15 millones y el delantero era canterano. En total, 82 millones de euros de beneficio.

El único jugador salido esta temporada con el que puede haber superávit es Joao Cancelo. El lateral derecho ha sido cedido una temporada al Inter de Milán, que se guarda una opción de compra de 35 millones, 20 más que los 15 que le costó a Lim.

Marcelino, la base para volver

El Valencia busca retomar el rumbo bajo la batuta del maestro Marcelino. El asturiano es el mejor fichaje y la esperanza de la afición che para volver a Europa y traer estabilidad al club. 

Sin una estrella del renombre del 'Piojo' López, Mendieta, Aimar o Villa, el club che se aferra a su entrenador para la vuelta a las mejores noches. Aquellas en las que los tifos que vestían Mestalla empujaban a ganar al Real Madrid 6-0 para llegar a la final de la Copa del Rey en 1991 y para vencer al Leeds antes de alcanzar la final de Champions en 2001.

Pasan los años, pasan los jugadores, pero no el escudo, el estadio ni la afición. Tras 31 salidas, 15 fichajes y tres onces nuevos en tres años, Marcelino busca devolver la felicidad a la parroquia valencianista.