Los jugadores del Lincoln City celebran su clasificación.

Los jugadores del Lincoln City celebran su clasificación. Reuters

Premier League Premier League

Una catedral, dos diablos y una hazaña: el Lincoln, el mejor equipo amateur en un siglo

Un remate a puerta y un gol. Así se ha clasificado a cuartos de la FA Cup este club no profesional.

“Es un milagro. Que un club no profesional esté entre los ocho mejores es un milagro del fútbol”, con esas palabras definía Danny Cowley la epopeya protagonizado por el Lincoln City. El club de quinta división vencía en casa del Burnley, o lo que es lo mismo, un club no profesional superaba a uno de Premier League convirtiéndose en el primer equipo amateur en llegar a cuartos de FA Cup desde 1914. El Lincoln rompía uno de esos récords del fútbol preguerras mundiales, estadísticas de una realidad opuesta a la actualidad y de una magnitud impensable. 103 años desde que el QPR se colaba entre los ocho mejores de la copa inglesa. El Lincoln City ha vencido a la historia.

En cierto modo el partido de hoy tuvo un poco de esa esencia clásica británico previa a los contratos multimillonarios. Con un delantero entrado en carnes batiéndose en duelo y venciendo a jugadores internacionales, con 3.210 fans que han acompañado a su club en una travesía al olimpo y con un barullo en el área en el que nadie baja el balón y el gol acaba siendo más valioso que bello. Un tiro, un tanto y un pase a cuartos. Sólo 90 minutos les separan de Wembley. Y no se conformarán con lo logrado, su técnico ya ha avisado: “Mis chicos han estado excelentes. Somos realistas y nunca les pedimos hacer nada que no sean capaces. Si seguimos el plan de partido podemos competir”. Un milagro que puede igualar el Sutton United si vence al Arsenal.

El diablo que revolotea en el sorteo

Los ‘Imps’ estarán en el sorteo que determine su rival en cuartos, su último escollo antes de jugar en Wembley. En cierto modo se puede comparar al equipo con la leyenda que rodea a esta ciudad. La catedral de Lincoln guarda en su fachada un diablillo convertido ya en icono de la región. Este duende o ‘imp’ que preside el escudo del Lincoln City FC esconde una historia: según la leyenda, el demonio mandó a dos ‘imps’ a hacer el mal en la región y ambos acabaron en la catedral de Lincoln. Dios contraatacó con un ángel que convirtió a uno de esas criaturas en piedra mientras que a la otra le dio la opción de escapar. Esta historia cuenta que los días de mucho viento en torno a la catedral se deben a que el otro ‘imp’ está dando vueltas buscando a su compañero. El Lincoln City FC se asemeja a aquellos diablillos que pusieron todo patas arriba y sólo el sorteo de FA Cup puede depararle un ángel que les frene.

81 puestos separaban al Burnley (12º en Premier) del Lincoln City (1º en 5ª categoría); de nada sirvió la lógica que daba por imposible el sueño. El camino hasta aquí no fue fácil: el Brighton les sacaba 72 puestos (1º en 2ª división); el Ipswich les superaba en 60 (13º en 2ª); el Oldham en 30 (19º en 3ª); sin olvidarnos de las primeras rondas donde el Lincoln sí era el favorito contra Guiseley y Altricham. Cinco rondas superadas para llegar a cuartos e igualar el récord del QPR 1913/14 (que superó un rival menos por aquel entonces). Los diablos han roto los esquemas del fútbol inglés.

De la quiebra a la gloria copera

En la temporada 2001/02 el Lincoln City FC tuvo que acogerse a la intervención de la federación para salvar su identidad. El club estaba en bancarrota y tuvo que romper el contrato de sus cinco mejores jugadores así como vender a la estrella del club. Desde entonces comenzó un largo peregrinaje por la cuarta categoría del fútbol inglés, que acabó con el descenso a la National League, es decir, al fútbol amateur. Esta temporada, más allá del sueño en FA Cup, los imps están cerca de volver a la Football League (organización que rige las cuatro primeras categorías).

Su ‘9’ Matt Rhead que hace cinco años costaba 20.000 euros desquició al exManchester City, Rangers y Marsella Joey Barton y su central Sean Raggett, quien en 2012 escribía un tuit deseando enfrentarse a Joey Barton alguna vez, anotó al meta internacional inglés Tom Heaton firmando la segunda vez que en la historia que un equipo de 5ª elimina a uno de Premier (desde el Luton al Norwich en 2013). ¿Quién podrá parar a los diablos de Lincoln?

Los jugadores del Lincoln celebran el pase a cuartos de la FA Cup.

Los jugadores del Lincoln celebran el pase a cuartos de la FA Cup. Reuters