Sulaiman Al-Fahim, con la camiseta del Portsmouth.

Sulaiman Al-Fahim, con la camiseta del Portsmouth. REUTERS

Fútbol Internacional

Condenado a cinco años de cárcel por robar a su mujer para comprar un equipo de fútbol

Sulaiman Al-Fahim cogió 5,6 millones de euros de su pareja para ser el dueño del Portsmouth, equipo inglés que seis semanas después vendió.

Sulaiman Al-Fahim, un sultán que compró el Portsmouth, ha sido condenado a cinco años de prisión tras robarle a su mujer los 5,6 millones de euros con los que se hizo dueño del conjunto inglés en 2009.

Al-Fahim, también empresario, ha sido sancionado en Emiratos Árabes Unidos después de que su mujer le pusiera una denuncia por coger su dinero sin permiso. Tendrá que cumplir una condena de cinco años de cárcel por sacar esa cantidad cuando su pareja no tenía conocimiento del movimiento.

El Portsmouth, uno de los equipos más tradicionales de Inglaterra, pero que actualmente milita en la League One, tercera división inglesa, estaba en riesgo de desaparición cuando apareció Al-Fahim, que puso los 5,6 millones salvando así a la entidad. El problema fue que para comprar al equipo no utilizó su dinero, sino el de su mujer, que más tarde le denunció al esgrimir que no había dado ningún tipo de permiso.

Al-Fahim tuvo que robar a su mujer 5,6 millones para cumplir uno de sus sueños, hacerse cargo de un equipo de fútbol, un dinero que posteriormente dio a Alexandre Gaydamak, dueño entonces del Portsmouth. Sacó el dinero de la cuenta bancaria sin que su mujer lo supiera. "No le di a mi marido ninguna autorización", explicó la pareja. 

Sulaiman Al-Fahim estuvo muy poco tiempo al frente del Portsmouth. A las seis semanas de hacerse con este histórico club (este 2018 cumplirá 120 años) se lo vendió a Ali Al-Faraj, dejando un 10% de sus acciones en manos de los aficionados del club inglés.

El club seguía teniendo muchas deudas, lo que obligó a vender a algunos de sus jugadores emblemas en los últimos tiempos, como fueron los casos de Crouch, Defoe o Campbell. Finalmente, el Porstmouth acabaría descendiendo hasta la cuarta división inglesa tras entrar en concurso de acreedores.

Nueve años después de ese robo, con el que dejó a cero la cuenta del banco de su esposa, han condenado a Sulaiman Al-Fahim a cinco años de cárcel por este motivo.