Los jugadores del Liverpool celebran el gol de Salah en la final de la Champions League 2018/2019

Los jugadores del Liverpool celebran el gol de Salah en la final de la Champions League 2018/2019 Reuters

Fútbol TOTTENHAM 0-2 LIVERPOOL

El Liverpool gana el trono de Europa ante un gran Tottenham

Los reds se han proclamado campeones de Europa después de vencer a los spurs en la final celebrada en el Wanda Metropolitano.

Noticias relacionadas

Madrid, capital del fútbol. Este 1 de junio todas las miradas de los amantes de este deporte se centraban en la capital española, donde los dos mejores equipos de la temporada 2018/2019 en Europa se daban cita para sustituir al Real Madrid como campeón de la Champions League. El Liverpool no falló como el pasado año y se hizo con el cetro europeo gracias a los goles de Salah y Origi. [Narraciones y estadísticas: Tottenham 0-2 Liverpool]

El balón echó a rodar en el Wanda Metropolitano con posesión para el Liverpool. Los reds no tardaron ni 30 segundos en llegar al área defendido por Lloris. Allí Mané puso un balón que se encontró con el cuerpo de Sissoko, acabando señalando la pena máxima Skomina a favor de los de Merseyside. Las protestas del Tottenham cayeron en saco roto y Mohamed Salah cogió el balón para batir en el minuto 2 a Hugo Lloris.

El fútbol y la Champions le debían una gorda al egipcio, quien tan solo un año antes había salido de la final de Kiev llorando por lesión. Así, los de Jürgen Klopp se encontraron con un tanto de lo más inesperado. Y así dejó ir pasando que el tiempo corriese, dominando los tempos y con un Tottenham que todavía no se creía lo que acababa de pasar a las primeras de cambio.

Tan solo Son Heung-Min generaba peligro desde su banda izquierda. El extremo surcoreano acompañaba en el ataque a Harry Kane, quien había logrado colarse en el once titular de los spurs después de superar una lesión que le había dejado en el dique seco durante los últimos meses. Ni siquiera Son, Kane y Eriksen fueron suficiente para que el Tottenham consiguiese poner en apuros en la primera mitad a Alisson.

Mohamed Salah, en la final de la Champions League entre el Tottenham y el Liverpool

Mohamed Salah, en la final de la Champions League entre el Tottenham y el Liverpool Reuters

Los de Pochettino se volcaron sobre el área rival cuando la primera mitad entraba en su recta final. Pero un colosal Van Dijk se hizo aún más grande para con Alisson Becker desbaratar cualquier ocasión. Y así llegaría el descanso, no sin antes que el Liverpool avisase que seguían muy vivos con un chutazo de Andy Robertson que provocó una gran estirada de Lloris.

Nada tuvo que ver el Liverpool de la primera parte con el que sonrojó al Barcelona en semifinales. Y tampoco hubo noticias del Tottenham plagado de recursos que desplumó en Amsterdam al Ajax.

Sin noticias de Firmino y gol de Origi

Firmino, que fue titular, apenas se le vio en todo el partido y Klopp recurrió a Divock Origi en el minuto 58, uno de los héroes de Anfield ante el conjunto de Ernesto Valverde. James Milner lo hizo a continuación en lugar de Georginio Wijnaldum, otro sin protagonismo. Algo no le gustaba a técnico de Stuttgart.

Pochettino pensó en Lucas Moura, que se ganó el derecho a ser protagonista en la final tras el hattrick de Amsterdam. Dispuso de media hora el brasileño, en medio de un partido ya con más espacios pero sin ocasiones de gol.

Fue Milner el que pudo ensanchar la renta red con un disparo desde la media luna que rozó el palo con Lloris batido después de una ágil jugada de Mané, el que más puso de su parte para agitar el ataque del cuadro de Anfield.

Se desató el Tottenham al final. Encerró al Liverpool en su área y encontró ocasiones de sobra para llevar el choque a la prórroga. Primero con un tiro del surcoreano Son Heung Min y acto seguido de Lucas Moura. Bajo palos se topó con Alisson, una garantía. Son tuvo otra después, pero el meta brasileño destacó.

En pleno entusiasmo londinense, con Fernando Llorente ya en el campo ante la desesperación de una igualada que no llegaba, Origi evitó la zozobra y la posibilidad de la prórroga al superar a Hugo Lloris con un tiro cruzado, rubricar la final y ensanchar la historia del Liverpool.

Tottenham 0-2 Liverpool

Tottenham: Lloris; Trippier, Alderweireld, Vertonghen, Rose; Sissoko (Eric Dier, 74'), Winks (Moura, 65'), Dele Alli (Llorente, 81'), Eriksen; Son y Kane.

Liverpool: Alisson; Alexander-Arnold, Matip, Van Dijk, Robertson; Fabinho, Henderson, Wijnaldum (Milner, 61'); Salah, Mané (Joe Gomez, 90'), Firmino (Origi, 58').

Goles: 0-1, 2' Salah (p.); 0-2, 87' Origi.

Árbitro: Damir Skomina.

Incidentes: Partido perteneciente a la final de la Champions League en el Wanda Metropolitano (Madrid) ante 67.800 espectadores.