Jémez, en un momento del partido ante el Athletic

Jémez, en un momento del partido ante el Athletic EFE

Fútbol LA LIGA

La carrera en picado de Paco Jémez: cuatro descensos y más discurso que resultados

El Rayo ya es matemáticamente equipo de Segunda, después de que el técnico no consiguiera revertir la situación sumando cuatro derrotas.

El Rayo Vallecano certificó este domingo su descenso a Segunda. El conjunto madrileño volverá a jugar en la División de Plata solo una temporada después de ascender. El sueño de todo el barrio de la franjirroja acabó demasiado pronto, cuando la victoria del Valladolid frente al Athletic les descendía matemáticamente. La derrota del sábado en el Ciutat de Valencia ya acabó con toda esperanza, incluidas las de su entrenador Paco Jémez.

Jémez se puso a los mandos en la jornada 28, con un balance en estos ocho partidos de cuatro derrotas, dos empates y dos victorias. Unos números insuficientes que solo han confirmado el descenso del Rayo, sumando una nueva mancha en su carrera en los banquillos. Con este, ya son cuatro los descensos en su historial que solo le dejan a dos de Lotina y uno de Clemente, como entrenadores con más descensos en sus carreras.

Esta es la segunda vez que baja a Segunda con el Rayo Vallecano, aunque ya prometió que dirigiría -si el club quiere- al equipo la próxima temporada. En su primera etapa, logró mantener al Rayo en Primera y no solo eso, ya que además logró la mejor clasificación de la historia del club de Vallecas: octavo en Liga. Logró mantener al equipo dos temporadas más, pero en su cuarto año en el banquillo (en 2016) descendió a Segunda, abandonando el cargo. Tras tres años prometedores, comenzaba su debacle.

Paco Jémez, técnico del Rayo Vallecano

Paco Jémez, técnico del Rayo Vallecano EFE

Su pobre paso por Granada y Las Palmas

El Rayo bajó, pero él se quedó en Primera haciéndose cargo del Granada. Solo estuvo en el cargo las siete primeras jornadas (cuatro derrotas y dos empates) y aquel equipo terminaría descendiendo sumando tan solo 20 puntos en toda la temporada. Emigró entonces a México, para entrenar al Cruz Azul donde las polémicas estuvieron a la orden del día.

Tras un año al otro lado del charco, Jémez regresó a España en diciembre de 2017 para tratar de salvar a la UD Las Palmas. Los resultados fueron pobres: solo dos victorias, un empate y 14 derrotas. Dejaba un equipo roto, que había sumado solo 22 puntos en Liga.

Jémez se suponía que debía ser el salvador del Rayo, la vuelta a casa del mister pródigo. Quizás este haya sido el mayor palo de toda su carrera, ya que tras empatar contra el Betis y ganar al Valencia en sus tres primeros partidos el barrio se inundó de ilusión. Al menos logró una victoria histórica contra el Real Madrid en Vallecas, que no sirvió para nada. La goleada en casa del Levante deja a Jémez como el entrenador con mayor porcentaje de derrotas en la historia de La Liga.

[Más información: El Valladolid se aferra al sueño de la salvación y el Rayo ya es equipo de Segunda]