Morata, en un momento del partido ante Malta

Morata, en un momento del partido ante Malta REUTERS

Fútbol SELECCIÓN ESPAÑOLA

La Selección Española, el Real Madrid y el 'síndrome del gol': el problema de la puntería

El combinado nacional y el equipo blanco crean muchas ocasiones, pero no acaban de finalizarlas de cara a portería. 

El Viejo Continente se prepara para la gran cita del fútbol europeo. Las mejores selecciones no quieren perder su sitio, mientras que las cenicientas sueñan con dar la campanada. El camino a la Eurocopa 2020 ya ha comenzado y España ha sumado los seis primeros puntos después de superar a Noruega y Malta.

Con más problemas de los previstos en un principio, la Selección ganó los dos compromisos, pero no terminó de convencer. Y todo por la falta de gol o de puntería. Un mal del que no solo ha adolecido el combinado nacional en los últimos meses, sino también a uno de los grandes del fútbol español esta temporada.

El Real Madrid ha atravesado por una campaña de lo más complicada. Muchas ocasiones creadas, pero poca efectividad que ha acabado por abrir varios debates sobre la necesidad de fichar un nuevo delantero centro, pero también de la llegada de algún galáctico que pueda rellenar el hueco dejado por Cristiano Ronaldo. Este mismo debate del '9' también ha reinado en la Selección de Luis Enrique desde que cogió las riendas tras el Mundial de Rusia.

España crea ocasiones pero no goles

La Selección tiene un juego poco vistoso para el aficionado, sin mucha rapidez, pero creando muchas ocasiones. España generó de un total de 59 remates, 18 de ellos a puerta. Todo esto se saldó tan solo con cuatro goles, uno de ellos de penalti, ante dos de las selecciones más débiles del grupo. 

Durante la primera jornada de la fase de clasificación para la próxima Eurocopa se disputaron un total de 25 partidos. España fue la tercera selección que más disparó a puerta. Sus 26 tiros, solo fueron superados por los 31 de Grecia y Chipre, que se enfrentaron a Liechtenstein y San Marino, equipos bastante inferiores a Noruega. La selección griega consiguió marcar dos goles y la chipriota cinco tantos. 

Otras selecciones como Italia demostraron su tremenda efectividad al anotar dos goles en 11 disparos, tres a puerta, ante Finlandia. Holanda, con diez tiros a puerta, consiguió hacer cuatro dianas e Inglaterra marcó cinco tantos tras doce disparos. Efectividad absoluta. 

Luis Enrique, en un momento del partido ante Noruega

Luis Enrique, en un momento del partido ante Noruega REUTERS

Durante la segunda jornada la cosa siguió igual para los de Luis Enrique. Ante la débil Malta el combinado español realizó 23 remates, siete a portería, anotando dos goles.

Sabiendo el nivel del conjunto maltés, lo normal es que la Selección se hubiese impuesto por más goles. Ocasiones claras no faltaron. Saúl o Asensio fueron dos de los jugadores que dispusieron de las más peligrosas, pero tan solo abrió el marcador Morata. Y por partida doble. 

Si echamos la vista atrás al año pasado, los síntomas ante Bosnia, partido amistoso, fueron parecidos. Tan solo un gol, tras 20 remates, cinco de ellos a puerta. Y de Brais Méndez, un centrocampista. 

Los dos últimos partidos de la UEFA Nations League se saldaron con derrotas, a pesar de los cuatro goles que anotó el combinado de Luis Enrique. Entonces, España remató un total de 38 veces, 11 de ellas a puerta. 

De los últimos cinco partidos de la Selección, la mayoría de goles han venido por jugadores que no desempeñan el papel de delantero, en un claro síntoma de que, además de ser poco efectivos a puerta, los jugadores de arriba no están dando la talla. 

Morata: cara y cruz

Álvaro Morata fue convocado por Luis Enrique a pesar de su gris temporada con el Chelsea. El delantero madrileño jugó 24 partidos, anotando nueve goles, antes de ser fichado por el Atlético de Madrid.

Con el conjunto rojiblanco ha disputado ocho encuentros marcando tres tantos. Unos números un poco bajos para un delantero como Morata. A pesar de ello, el ariete del Atlético de Madrid estuvo presente para los dos últimos partidos de España.

Morata, en un momento del partido ante Malta

Morata, en un momento del partido ante Malta REUTERS

Ante Noruega selló una actuación para olvidar. Cero goles, tras tener muchas ocasiones, varias de ellas bastantes claras. El delantero madrileño dispuso de seis intentos para poder anotar un gol, encontrándose en cuatro de ellas al portero Jarstein. Tan solo Rodrigo, que lanzó hasta en siete ocasiones a la portería noruega, anotando un gol, y Ramos, pudieron batir la portería del portero del Hertha de Berlín

A pesar de su mal partido, ante Malta fue titular cuando muchas voces pedían su suplencia. Un partido propició para poder anotar muchos goles que se saldó con victoria española gracias a las dos dianas de Morata: una con el pie y otra con la cabeza.

El madrileño se reivindicaba así en el terreno de juego para posteriormente decir que "muchos le estaban esperando". A pesar de ello, el debate del '9' seguirá presente y más antes selecciones más duras cuando de verdad hay que tener una gran efectividad de cara a puerta, cosa que no se ha visto en la actual España de Luis Enrique. 

Sergio Ramos, el salvador

Como viene siendo costumbre en los últimos partidos de la selección española, Sergio Ramos se convirtió, además de defensa, en goleador. Ante Noruega tuvo que salvar los muebles cuando peor estaba el partido tras el empate del conjunto nórdico.

Sergio Ramos, antes de anotar el penalti ante Noruega

Sergio Ramos, antes de anotar el penalti ante Noruega

El central madridista le dio la victoria al combinado español desde los once metros poniendo el 2-1 que finalmente resultó ser el marcador final, dando así los tres puntos en el estreno de la Selección en la fase de clasificación para la próxima Eurocopa. 

En los dos últimos partidos de la UEFA Nations League, el central madridista vio puerta también. Y por doble ocasión. Primero fue ante Inglaterra y luego ante Croacia de penalti. 

Si echamos la vista al Sergio Ramos que juega con su club, el central sevillano lleva 11 goles, siendo así el tercer máximo realizador de su equipo, después de Benzema y de Bale. 

[Más información: De Reguilón a Asensio: los madridistas reforzados tras el parón internacional]