Arda Turan, tras protestar una acción

Arda Turan, tras protestar una acción REUTERS

Fútbol FÚTBOL INTERNACIONAL

La mala vida de Arda Turan: agresión a un árbitro y bronca en la discoteca ante su mujer embarazada

Arda Turan se convirtió en uno de los hombres más importantes de la liga española cuando jugaba en el Atlético de Madrid. Era uno de los mejores jugadores del club madrileño y uno de los más queridos dentro de la afición rojiblanca. Su carrera deportiva prometía... hasta que fichó por el FC Barcelona

Calidad, grandes apariciones, trabajo y gol, cualidades de las que se enamoró cualquier seguidor del Atlético. En 178 partidos vestido de rojiblanco, anotó 22 goles y dio 32 asistencias. Tras cuatro temporadas en el club dirigido por Enrique Cerezo, hizo las maletas hacia Cataluña para fichar por el Barcelona para poder, según declaraciones suyas, "ganar la Champions League".

Pero nada más lejos de la realidad, el turco pasó con más pena que gloria, llegando incluso a caer en los cuartos de final de la máxima competición continental ante su exequipo. Pasó de ser uno de los jugadores claves en su etapa como colchonero y en el fútbol, a situarse en un segundo plano debido a su fichaje por el club azulgrana. 

Primer altercado: agresión a un periodista

Arda Turan tuvo que decir adiós momentáneamente a la selección tras ser expulsado de una concentración del equipo por su entrenador, Fatih Terim, por agredir verbal y físicamente a un periodista a bordo de un avión tras un partido amistoso entre Turquía y Macedonia en junio del año pasado. Arda reprochó al periodista un artículo que había escrito que decía que durante la Eurocopa 2016, tuvo un enfrentamiento con su seleccionador debido al reparto de las primas entre los jugadores, que pedían más dinero.

Arda Turan, junto con su Selección

Arda Turan, junto con su Selección

"¿Quién te ha dado permiso para subir al avión? ¡Hijo de puta! ¡Decir que yo he ido mendigando dinero!", le dijo. Para luego acabar agrediéndole de forma violenta agarrándole por el cuello. Tras este lamentable hecho, Arda decidió renunciar a jugar con la selección. "He hecho cosas equivocadas mientras vestía el uniforme de la selección. Pongo fin a mi carrera en la selección nacional". Meses después, anunció que volvería a vestir la camiseta turca.

Su ocaso final como futbolista

Su supuesto mal estado físico y su baja intensidad a la hora de entrenar, hicieron que volviese hacer las maletas, pero esta vez cedido al Estanbul Basaksehir. En una de las peores operaciones económicas que se recuerda en la historia del club azulgrana, el Barcelona se desprendía de Arda en modo de cesión por dos temporadas y media, hasta junio del año 2020, momento en el que su contrato como culé llega a su fin para que pueda ser jugador libre. Volvía así a Turquía en enero de 2018, donde estuvo ya anteriormente antes de recalar en España jugando y siendo una de las estrellas del Galatasaray

Su balance con su nuevo equipo turco ha sido de 11 partidos jugados, anotando dos goles y dando una asistencia. El último fue el 4 de mayo de este año. Corrían los minutos finales del partido, cuando Arda empujó, insultó y amenazó al linier del choque. 

El castigo por dicha acción fue ejemplar. Arda Turan fue sancionado con 16 partidos, 10 de ellos por agredir, tres por insultos y otros tres por amenazas. Además, se le aplicó una multa de 7.700 euros.

Actualmente ya ha cumplido diez partidos de los 16 que le quedan, por lo que no volverá a los terrenos de juego hasta el 10 de diciembre, cuando su equipo se enfrenté al Ankaragücü, si las molestias físicas que suele tener se lo permiten. Su valor de mercado también ha disminuido y es de 4 millones, un 88% menos que cuando salió del Atlético de Madrid. 

El turco estaba al margen desde que fue expulsado, manteniéndose en la sombra sin comparecer ante los medios de comunicación y con un silenció sepulcral. Hasta que fue salpicado por otro nuevo escándalo. Esta vez estuvo presente en una pelea junto al famoso turco Berkay.

Según cuentan diversos medios turcos, Arda estuvo presente en un club nocturno de Emirgan con su mujer embarazada de ocho meses, cuando intentó ligar con la mujer del cantante. Berkay se molestó y fue hablar con él, a lo que Arda respondió con un puñetazo, lo que le hizo romperle la nariz. Dicho enfrentamiento hizo que tuviese que acudir al hospital. Turan se presentó en el hospital con una pistola y entre lloros le dijo a la mujer del cantante: "Lo siento, de verdad, mátame". Turan acabó negando lo de la pistola, pero afirmó que se produjo la pelea, pero no por la mujer de Berkay.

Ahora Turan puede enfrentarse de nuevo a otra sanción tras lo acontecido, tanto de su equipo como del Gobierno Turco. Un futbolista, que hace unos años era una de las estrellas del panorama europeo, se ha convertido, debido a su mala vida, en un jugador que sigue siendo noticia fuera de los campos de fútbol. Esta es la historia del turco Arda Turan.