El Wanda Metropolitano abre sus puertas. Foto Twitter (@Atleti)

El Wanda Metropolitano abre sus puertas. Foto Twitter (@Atleti)

Fútbol ATLÉTICO DE MADRID

El Wanda Metropolitano cumple un año de vida

  • El Atlético de Madrid estrenó su nueva casa hace 365 días, donde se han vivido muchas emociones y alguna decepción.
  • El partido ante el Real Madrid de la pasada temporada fue el que más espectadores rojiblancos trajo a las gradas.

La nueva casa rojiblanca abrió sus puertas hace 365 días. El Atlético de Madrid debutaba en el Wanda Metropolitano ante el Málaga y lo hizo de la mejor forma posible, con victoria gracias a un gol de Griezmann.

Sábado 16 de septiembre de 2017. El Atlético de Madrid se mudaba, tras varios años, del Vicente Calderón al Wanda Metropolitano. La emoción estaba a flor de piel en los miles de seguidores que iban acudiendo al nuevo hogar colchonero. Tras varios meses de espera, el nuevo estadio abría sus puertas con la visita del equipo andaluz. Y lo hizo con victoria y con una gran fiesta y luces de colores al acabar el encuentro. 

El conjunto dirigido por Simeone solicitó a La Liga que los tres primeros partidos, antes del primer parón de selecciones, los disputase el Atlético fuera de casa para así poder finalizar las obras de su nuevo estadio. La propuesta fue aceptada y los rojiblancos jugaron ante Girona, donde se produjo un empate, Las Palmas, con goleada incluida, y ante el Valencia en Mestalla, donde los colchoneros acabaron empatando. Dos semanas después del duelo ante los valencianistas, tocaba el turno de recibir al Málaga en el Wanda, partido donde los tres puntos se quedaron en casa. 

Desde entonces, los rojiblancos solo han visto perder a su equipo tres veces: ante el Chelsea en Champions, frente al Sevilla en Copa del Rey y ante el Espanyol en Liga.

El Wanda, un estadio a la altura de un equipo como el Atlético

Lo que era la antigua Peineta pasó a ser el Metropolitano. Un estadio precioso, tanto dentro como fuera, con grandes espacios y zonas dentro de él para poder disfrutar del buen fútbol, y a la altura de los mejores del panorama mundial, donde se disputó la pasada final de la Copa del Rey entre Sevilla y Barcelona. También tendrá el honor de albergar la final de la Champions League de esta temporada, título que se ha convertido en la prioridad del Atlético y más sabiendo que la lucha por ganar la Copa de Europa tendrá como última parada el Wanda Metropolitano. La cita, el sábado 1 de junio de 2019, donde espera estar toda la familia rojiblanca. Ganar la primera Copa de Europa y en tu estadio no tiene precio. 

Con capacidad para casi 70.000 espectadores, muchas lágrimas han sido las derramadas en el nuevo estadio colchonero tras su primer año de vida. Desde su inauguración, al adiós de Fernando Torres, que se despidió, por segunda vez, del club de sus amores. Pero no todo fueron alegrías ya que en la memoria de los rojiblancos quedará ese empate ante el débil Qarabag que les privó de pasar de la fase de grupos de la Champions League, aunque luego les hiciese ganar la Europa League. 

Desde el día de la inaguración hasta hoy, se han disputado un total de 31 partidos oficiales, ya sea en Liga, Copa del Rey, Champions o Europa League. La visita del Real Madrid fue la que más aficionadoss trajo, con casi 67 mil espectadores en las gradas. 

Del estreno, pasando por el golazo de chilena de Griezmann y acabando por el adiós de Torres

Muchos momentos quedarán para el recuerdo en la familia colchonera. El estreno seguramente será el que más, pero no hay que olvidar el bello gol que dejó Griezmann tras una maravillosa chilena ante la Roma en Champions.

El Wanda también vió como regresaba un jugador que siempre ha pensando en rojiblanco: Diego Costa. Debido a la sanción que tuvo el equipo de Simeone, el jugador hispano brasileño no pudo debutar ante su afición hasta enero. 

Otro momento destacado fue la victoria ante el Arsenal que hacía que el Atlético de Madrid se clasificase para una nueva final europea. Pero el más emotivo, en cuanto a lágrimas se refiere, seguramente fue la despedida de Fernando Torres. Sin apenas poder hablar, con lágrimas en los ojos, uno de los mejores jugadores que ha vestido la elástica, dijo adiós tras haberse marchado años antes. Para el recuerdo quedarán esos maravillosos años en los que ha hecho disfrutar a su afición.