Teresa Basilio, Jordi Argemí y Marta Plana Drópez, los directivos que nombró el Barça.

Teresa Basilio, Jordi Argemí y Marta Plana Drópez, los directivos que nombró el Barça.

Fútbol FC BARCELONA

La nueva directiva del Barça que solo ha durado catorce horas

El pasado miércoles el portavoz del FC Barcelona, Josep Vives, nombraba a los tres nuevos miembros de su junta directiva para ocupar los puestos de Carles Vilarrubí, Jordi Monés y Susana Monje, que presentaron su renuncia. Una de las elegidas fue Teresa Basilio, que pasaría a formar parte de la cúpula azulgrana junto a Marta Plana y Jordi Argemí, los otros elegidos.

La decisión era oficial, tanto que el Barça facilitó los currículos de las tres nuevas incorporaciones a través de sus canales oficiales y puso en manos de la asamblea de finales de octubre la ratificación de dichos cargos.

Pero tan solo catorce horas después el club ha anunciado a través de un comunicado que Basilio será finalmente asesora cultural de la junta directiva. El motivo de este repentino cambio radica en los estatutos del club azulgrana, que establecen "un mínimo de cinco años de antigüedad como socio para ser directivo del club", un requisito que no cumplía la directiva.

El partido en Estados Unidos

Durante el nombramiento de los nuevos directivos, Vives también tuvo tiempo de hablar sobre el posible partido que Barça y Girona disputarán en Estados Unidos el próximo 27 de enero: "No lo hemos fijado de forma oficial en la agenda del club, pero somos partidarios de jugar en un mercado estratégico como Estados Unidos porque es un beneficio para el conjunto de la Liga: hablamos de patrocinios, derechos de televisión...".

Por su parte, LaLiga prepara un plan para evitar la propaganda independentista en el caso de que el partido finalmente aterrice en suelo estadounidense. Las medidas serían una campaña y varias exposiciones con el fin de potenciar la marca España, el aviso a los miembros de seguridad del estadio para que nadie acudiera al reciento con símbolos independentistas, la reproducción del himno de España minutos antes del encuentro y la entrega de 40.000 banderas rojigualdas.