Guardiola, con el lazo amarillo, en un partido del City.

Guardiola, con el lazo amarillo, en un partido del City. REUTERS

Fútbol

Pep Guardiola, sancionado por llevar el lazo amarillo

La Federación inglesa considera que "manda un mensaje político", algo que no está permitido . Le da un plazo de diez días para explicar su uso.

Guardiola ha sido sancionado por la Federación inglesa por portar en cada partido el lazo amarillo con el que apoya a los políticos independentistas presos, ya que, según el máximo organismo del fútbol inglés, "manda un mensaje político", algo que no está permitido en la legislación.

El técnico catalán del Manchester City va a todos los partidos del equipo inglés con este lazo que se ha convertido en el símbolo del independentismo catalán, que apoya y homenajea así a los políticos y activistas en prisión, personas a las que ellos consideran "presos políticos".

Guardiola ha sido siempre una de las figuras más internacionales del proceso de secesión de Cataluña. El entrenador ha sido una de las caras visibles del pasado reférendum ilegal del 1 de octubre, así como uno de las personalidades que más han apoyado la independencia de Cataluña.

El fútbol inglés, con unas normas muy claras y rígidas, castiga así al catalán, le advierte de que no puede llevar el lazo amarillo ya que lanza un mensaje político, pero, eso sí, le deja un tiempo de diez días para que pueda defenderse y explicar sus motivos. Guardiola tiene hasta el día 5 de marzo para ello.

Según la regulación de la Federación inglesa, está prohibido "llevar o incorporar cualquier prenda de vestir desagradable, amenazante, abusiva, indecente, insultante, discriminatoria o cualquiera que sea ética o moralmente ofensiva, así como un mensaje político".

"Si la UEFA, la FIFA o la Premier League me quieren sancionar por llevar el lazo amarillo, adelante", comentó Pep Guardiola hace unas semanas sobre esta polémica. "Lo llevo especialmente por dos personas (los Jordis) que defendieron algo como votar. Para estar en prisión hay que hacer algo grave", defendió entonces el entrenador, reconocido independentista. 

El entrenador catalán aseguró siempre que su intención es seguir luciendo el lazo amarillo hasta que los Jordis salgan de prisión, añadiendo que es un gesto de solidaridad.