Coentrao durante un partido con el Real Madrid.

Coentrao durante un partido con el Real Madrid.

Fútbol PROBLEMAS JUDICIALES

Coentrao paga 1,7 millones a Hacienda tras la denuncia de la Fiscalía por fraude

El jugador del Real Madrid, en España desde 2011, declarará como investigado este lunes por dos delitos fiscales.

El jugador del Real Madrid Fabio Coentrao ha regularizado su situación y ha pagado 1,7 millones de euros a la Agencia Tributaria después de que la Fiscalía presentara una denuncia contra él por dos delitos fiscales. Según ha podido saber EL ESPAÑOL de fuentes jurídicas, el futbolista ha abonado esa cantidad antes de declarar como investigado ante el juez.

Coentrao está citado para ser interrogado este lunes en el Juzgado de Instrucción número 4 de Pozuelo de Alarcón (Madrid), población de residencia del jugador. Según la denuncia de la Fiscalía, Coentrao ocultó al fisco 1.291.398 euros. Así, el futbolista suscribió en 2011 un contrato por el que simulaba la cesión de sus derechos de imagen a la sociedad Rodinn Company INC., domiciliada en Panamá. No obstante, en julio de ese mismo año dicha empresa cedió sus derechos de imagen a otra con sede Irlanda llamada Multisports & Image Management Limited.

Cuatro días más tarde firmó un contrato de trabajo con el Real Madrid, motivo por el cual trasladó su residencia a Madrid y durante los años 2012, 2013 y 2014 tuvo la condición de residente fiscal en España. Pese a ello, el futbolista mantuvo durante esos ejercicios fiscales dicha estructura societaria con el fin de que permanecieran “opacos” a Hacienda los ingresos de sus derechos de imagen obtenidos de 2012 a 2014 a través de Rodinn Company INC. y Multisports & Image Menagement Limited y que alcanzaron 1.291.398 euros.

Coentrao está dentro del paraguas de Jorge Mendes, representante de futbolistas que declaró este martes, también como investigado, en otro Juzgado de Pozuelo como cooperador necesario de los presuntos delitos fiscales cometidos por el exjugador del Atlético de Madrid Radamel Falcao.

Su declaración no favoreció a las estrategias de los futbolistas investigados por delito fiscal, entre ellos el propio Cristiano Ronaldo. Mendes negó que él fuera el responsable de la creación de estructuras societarias en paraísos fiscales para cobrar los derecho de imagen de las 'estrellas' del fútbol.

Es más, ante la juez aseguró que los jugadores eran los únicos responsables de esas estructuras, creadas para evadir impuestos al fisco español. Según su versión, él es representante, les busca contratos, pero no es asesor fiscal y, por tanto, no es responsable de cómo tributan o manejan sus 'chicos' sus ingresos.