Ángel Domínguez, 'Gelo', presidente de la Federación de Peñas del Rayo Vallecano.

Ángel Domínguez, 'Gelo', presidente de la Federación de Peñas del Rayo Vallecano. Plataforma ADRV

Fútbol FICHAJE POLÉMICO

Ángel Domínguez: "El presidente Martín Presa fichó a Zozulya en contra de la opinión de todos"

'Gelo', el presidente de las peñas del Rayo Vallecano, explica a EL ESPAÑOL la resistencia generalizada al fichaje del futbolista ucraniano, procedente del Betis, por cuestiones ideológicas.

El caso del fichaje fantasma del ucraniano Roman Zozulya por el Rayo Vallecano, en préstamo hasta fin de temporada procedente del Betis, va camino de enquistarse y provocar una infección con todo lo que eso conllevaría. Ni el barrio de Vallecas ni la afición de Rayo Vallecano aceptan al jugador en las filas de su equipo debido a su cercanía a la ultraderecha de su país. Desde el club llegan mensajes de incredulidad y de impaciencia ante un caso que les supera y que les llega en un momento de la temporada muy delicado para ellos en una Segunda División que no perdona. En los aledaños del estadio de la Avenida de la Albufera, se respiraba una calma tensa mientras el equipo entrenaba a puerta cerrada y un pequeño grupo de periodistas esperaba en vano junto a la puerta de la sala de prensa.

Tras la reunión del Rayo con la AFE (Asociación de Futbolistas Españoles) y con la Liga de Fútbol Profesional, se protegieron los derechos laborales del jugador, y se le dio de plazo hasta el lunes para que decidiera si jugar con el Rayo o quedarse a entrenar con el Betis. Es extraño, porque la afición cuenta que el club (excepto el presidente) estaba de acuerdo en no consumar el fichaje. Hablamos con la raíz de esta polémica, el presidente de la Federación de Peñas del Rayo, Ángel Domínguez, “Gelo”, para entrar hasta el fondo de la compleja problemática social de la que no se para de hablar estos días.

¿De dónde sacasteis información veraz, concisa y suficiente sobre Zozulya? ¿Cómo empezó todo?

Por la tarde empezaron a llegar rumores de que iba a venir este jugador. Y, lo que siempre digo, al final el que quiere acceder a una información no tiene más que ponerse a buscar en internet, y salen tanto cosas buenas como malas. Nos llamaron la atención todos los condicionantes que ya se han comentado sobre este jugador. Si por un lado en Vallecas se van fomentando campañas solidarias, ayuda a gente desahuciada, fomentar campañas de recaudación de fondos, recogidas de alimentos y juguetes, y traes a un jugador que en sus redes sociales inclusive aboga por todo lo contrario creo que estás rompiendo la filosofía del equipo.

Entonces decidisteis transmitir el mensaje al club.

Se lo transmitimos, y la directiva, dirección deportiva y cuerpo técnico estaban de acuerdo con nosotros en no seguir adelante con este fichaje. Además el momento deportivo no es el más idóneo para crear un cisma.

¿Con quién hablasteis exactamente?

Vallecas, para lo bueno y para lo malo, tiene una cercanía. Fueron conversaciones privadas con varios miembros de la junta directiva y del cuerpo técnico.

Entiendo que no con Baraja, que casi acaba de aterrizar.

No, va más por la parte de la dirección deportiva. De hecho, al día siguiente, en diferentes fotos, dijeron que no habían autorizado el fichaje de este jugador.

Sin embargo, el fichaje salió adelante por decisión del presidente Martín Presa.

Sí, en contra de la opinión de todo el mundo, que se lo desaconsejaba, de manera unilateral tiró para adelante.

Exteriores del estadio de Vallecas.

Exteriores del estadio de Vallecas. Víctor David López

Por lo cual desautorizó a parte de su junta directiva, de su cuerpo técnico y de su dirección deportiva.

Este señor es una persona muy particular, no hace caso a nadie. Luis Yáñez, el director general, y David Cobeño se lo dijeron: “joder, qué más te da un jugador, con la que vamos a liar y con la que estamos”. Y él que no, que no y que no. Eso es porque el mundo del fútbol sabemos cómo funciona, y sabemos que hay una guerra civil en el vestuario del Rayo por todo lo que pasó el año pasado en Anoeta. Entonces nadie quiere venir porque sabe que es un equipo en el que el vestuario está dividido, y saben que el entrenador no tiene peso porque el que toma las decisiones es el presidente.

IDEALES, NO IDEOLOGÍA

¿Cuántas peñas hay en entre la afición del Rayo Vallecano?

Hay veintidós peñas.

Dicen que los radicales y los ultras han echado abajo este fichaje de Zozulya. ¿Tú te consideras un ultra?

No, para nada. De hecho, también hemos consultado a aficionados anónimos y también han manifestado la misma opinión.

¿Las veintidós peñas están en la agrupación?

No, hay alguna independiente.

¿Dirías que la mayoría de los peñistas compartís esa misma ideología progresista, de izquierdas?

Al final no es cuestión de eso. La política se acaba mezclando con aspectos sociales. Nosotros promovemos temas sociales y de ayuda a los más desfavorecidos. Creemos en ideales, no en ideologías. Una persona que alardea de portar armas, por ejemplo, ya se sabe a lo que va. Las armas ya sabemos para lo que son. Es todo lo contrario a lo que promulgamos en Vallecas.

¿Esta polémica forma parte de vuestra cruzada directa y personal contra el presidente Martín Presa? ¿Es un ataque más contra él?

Tenemos una directiva con motivos suficientes para ir en contra de su gestión: abandono del estadio, falta de transparencia, problemas con las cuentas, despilfarro de tres millones de dólares en otro equipo. Escudarse en esto no tiene sentido. Para ir contra Presa tenemos motivos más que suficientes. Esto solo es un detalle más.

¿Si el lunes el jugador se presenta en el equipo que tenéis pensado hacer?

Lo que hemos manifestado es que no es del gusto de la afición. Ni le hemos contratado ni tenemos capacidad para rescindir contratos. Hasta que no haya una decisión firme sobre si juega en el Rayo Vallecano no podemos aventurarnos a decir lo que podemos hacer.

Supongo que se estarán barajando ideas.

Para este domingo tenemos preparadas unas pañoladas y unos cánticos contra la gestión de Presa. Seguro que el público arropa más estos cánticos después de lo ocurrido esta semana. A partir de lunes nos reuniremos en asamblea y se debatirá sobre la mesa lo que haya habido, y se trabajará en la línea que haya que seguir.

Exteriores del estadio de Vallecas.

Exteriores del estadio de Vallecas. Víctor David López

Esperamos entonces el estreno de cánticos este domingo, antes de la decisión final, y un clima caliente en Vallecas a pesar del invierno.

Sí, eso dalo por seguro.

¿Entiendes que esto se pueda ir de las manos y algún aficionado más radicalizado pueda causar situaciones verdaderamente incómodas?

No, nuestra línea siempre ha sido manifestar nuestra disconformidad de manera pacífica, y con educación y respeto. La afición del Rayo Vallecano tiene diez mil abonados y otros miles de personas no abonadas: el otro día en la Ciudad Deportiva había veinte personas. No se puede criminalizar a toda la afición.

¿Cuánto tiempo llevas como peñista, como abonado?

Desde 1988.

¿Ya existían los Bukaneros?

No, ellos se fundaron en 1991.

¿Has llegado a pertenecer a Bukaneros en algún momento?

No, nunca.

"ESTO CON RUIZ MATEOS NO PASABA"

¿En todos estos años que llevas como peñista, este ha sido el primer plante de la afición ante un fichaje?

Pues sí. Este debate no se había planteado nunca porque la gente que estaba al frente, independientemente de que estuvieran a favor de la ideología, conocían los valores del equipo. Una muestra muy clara son los anteriores dueños, los Ruiz Mateos, pertenecientes al Opus Dei y demás, pero que supieron captar la idiosincrasia del barrio y los gustos de la afición. Con la nueva directiva es al revés: llevar la contraria a tu afición, que es la que siempre está a tu lado, a las buenas y a las malas.

Es decir, esto con Ruiz Mateos no pasaba.

Esto con Ruiz Mateos no pasaba curiosamente estando etiquetados como estaban.

¿La mejor salida a este embrollo cuál sería?

Llevamos mucho tiempo contra Presa. Las aguas bajarían mucho más tranquilas si este señor se fuese. No ha calado en el barrio. Había algunas peñas un poco más afines a él y ya se han cansado de sus mentiras y su falta de palabra.