Ronaldo besa el premio The Best.

Ronaldo besa el premio The Best. Reuters

Fútbol

Cristiano es 'The Best' y el Real Madrid acapara el 11 ideal

El portugués supera a Messi y Griezmann en la gala celebrada de Zúrich, donde Sergio Ramos, Marcelo, Kroos y Modric se sumaron a CR7 en el equipo ideal de 2016.

El mejor de 2016. Cristiano Ronaldo es el primer "The Best". Así le ha coronado la FIFA este lunes en Zúrich en estos nuevos premios que, tras romper con France Football, el máximo organismo del fútbol se inventó para galardonar a los mejores del pasado año, recuperando la vieja idea del FIFA World Player, extinguido desde 2010. El portugués ha sido el indiscutible protagonista en unos premios en los que han votado los seleccionadores y capitanes de todos los países miembros de la FIFA, los aficionados a través de Internet y algunos periodistas. Los votos de todos tuvieron el mismo valor, un 25% por cada grupo.

Cristiano ha conseguido un 34,54% de los votos, por el 26,42% de Leo Messi, en segundo lugar, y el 7,5% de Antoine Griezmann, que completó el podio. Cristiano Ronaldo, primero. Leo Messi, en segundo lugar. Y Antoine Griezmann completando el podio. Los tres líderes de los tres equipos grandes de la liga española fueron los finalistas en una gala en la que todos los representantes del FC Barcelona (Messi, Piqué, Iniesta y Suárez) no acudieron alegando que tenían que preparar el importante partido del miércoles ante el Athletic Club de Bilbao de Copa del Rey. A pesar del plantón, la FIFA no modificó su guión, que también incluyó el nombramiento de Claudio Ranieri como mejor entrenador de 2016 y de Carli Lloyd como mejor jugadora del fútbol femenino.

Cristiano, Messi y Griezmann habían sido los tres jugadores más votados de una lista total de 23, que completaron Agüero, Bale, Buffon, De Bruyne, Ibrahimovic, Iniesta, Kanté, Mahrez, Kroos, Lewandowski, Modric, Neuer, Neymar, Pogba, Özil, Payet, Sergio Ramos, Vardy, Luis Suárez y Alexis Sánchez. Todos ellos quedaron fuera de la fase final del galardón, reservada únicamente para los tres finalistas. Estos nuevos premios son la consecuencia de la ruptura de la FIFA con la revista francesa France Football, unión que duró seis ediciones y que fusionó el antiguo FIFA World Player con el Balón de Oro. Una vez separados, la FIFA recuperó sus viejos galardones, cambiándoles el formato y añadiendo aquellos trofeos (fútbol femenino, mejor gol, mejor entrenador...). La gala, celebrada en Zúrich, contó con las grandes personalidades del mundo del fútbol y fue la primera bajo el mandato de Gianni Infantino, presidente de la FIFA desde febrero del pasado año. 

Sin duda, el premio más esperado era el de mejor jugador masculino, trofeo que, contando el anterior FIFA World Player, se llevó por segunda vez Cristiano Ronaldo, reeditando así el triunfo de 2008. Ocho años han pasado de su primer gran año individual, donde también ganó la Champions con el Manchester United, lo que refleja el nivel continuo de Cristiano a pesar del paso de los años. Ningún jugador en la historia del fútbol había ganado el premio a mejor jugador del mundo con tanta distancia de tiempo entre la primera vez que le nombran y, por ahora, la última.  

El mejor año de su carrera

Redondea así Cristiano su año más completo, en el que más ganó a nivel colectivo e individual y en el que logró una total unanimidad en el mundo del fútbol. Al portugués no se le ha resistido ningún premio individual que partiera de votos de la gente y solo se le escapó el Pichichi de la liga española (Suárez marcó más goles) y el de la Eurocopa si nos referimos a aquellos galardones que son puramente individuales. Se llevó el Balón de Oro, el premio a mejor jugador de la UEFA, fue nombrado mejor jugador del Mundial de Clubes, ganó el premio de la revista World Soccer, las Agencias Internacionales le nombraron deportista europeo del año y también ganó el Globe Soccer al mejor jugador del año. Además fue el máximo goleador de la Champions League. El 2016, el mejor año de su carrera en todos los aspectos, lo cerró con una inmejorable renovación que le mantendrá en el Real Madrid hasta 2021. 

Por si le faltaba algo, le quedaba el 'The Best' en el que ya figurará para siempre como el primero en el que lo ganó. Fue el mejor en 2016 y su éxito no tiene discusión. Ganó la Champions y la Eurocopa, los dos grandes torneos que se jugaron, y además fue clave en ambos. Porque aunque no se vio a un Cristiano Ronaldo tan decisivo como antaño, si apareció cuando más lo necesitaba el Real Madrid y Portugal. Ahí radica parte de la explicación de sus premios individuales: muchas veces no se premia al mejor jugador del mundo como tal, sino al más relevante, al que más influencia tuvo en los éxitos colectivos. No es lo mismo marcar un penalti que fallarlo, diferencia por ejemplo en la final de la Copa de Europa. Tampoco es igual ganar la Eurocopa que perder la final con Argentina siendo protagonista negativo. Esos pequeños detalles, pero de mucha relevancia, hacen que Cristiano haya superado a Griezmann y a Messi. Y lo que juzga 'The Best' es lo ocurrido en 2016, únicamente en 2016.

Ha tenido también que sobrevivir Cristiano a esa tendencia a minimizar todo lo que hace, ya sea por su forma de ser, quizá prepotente de cara al exterior, o, lo más lógico, por vivir en los tiempos de Messi. El argentino siempre ha sido considerado por la opinión pública mejor que el portugués (a día de hoy sigue teniendo un Balón de Oro más) y el día a día de Cristiano ha sido, en cierta manera, un camino por romper ese casi dogma de fe. Precisamente una de las veces que Cristiano Ronaldo 'explotó' fue cuando Xavi Hernández reflejó perfectamente ese pensamiento. “Entre Messi y Cristiano no hay comparación, salvo que seas del Real Madrid”, dijo el exjugador azulgrana, dejando entrever que solo los madridistas podían decir que Cristiano era el mejor. "Para todo el mundo que le gusta el fútbol Messi es el mejor", añadió Xavi. "Si no eres del Madrid, claro", especificó. Al margen de opiniones, cuesta creer que los que han elegido a Cristiano, seleccionadores, capitanes, periodistas y aficionados, sean todos del Madrid.

Juicios aparte, Cristiano cierra con este premio un 2016 prácticamente imposible de mejorar. Lo que sí le quedan son retos: un gran 2017 le igualaría en balones de oro con Messi y una Champions más le convertiría ya en leyenda. Además, al portugués le falta algo que otros si tienen, y por partida doble, como es un triplete. Lo que ha dejado claro el pasado año es que cada vez su influencia sobre el Real Madrid es menor que la del Real Madrid (sus compañeros) tienen sobre él. Porque mucho tendrá que agradecer Cristiano a sus compañeros del Madrid haber conseguido todo lo que se llevó en 2016. Mucha culpa la tienen ellos.

Cinco del Madrid, cuatro del Barça

Precisamente sus compañeros acapararon junto a él la votación al mejor 11 del año 2016. Un equipo elegido por los votos de capitanes, seleccionadores, prensa y aficionados en el que únicamente Manuel Neuer (Bayern múnich) y Dani Alves (Juventus de Turín) se interpusieron en el pleno de Real Madrid y Barcelona.

Con Leo Messi al frente, Luis Suárez, Andrés Iniesta y Gerard Piqué conformaron el poker de azulgranas en un 11 mucho más blanco, pues junto a Cristiano Ronaldo, Marcelo, Kroos, Modric y Sergio Ramos integraron un repóker de jugadores del Real Madrid que le, por la mínima, la primacía al actual campeón de Europa. Curiosamente, del subcampeón, el Atlético de Madrid, y de Antoine Griezmann, nominado junto a Messi y Cristiano entre los tres finalistas al premio The Best, nadie se acordó.