Los Golden State Warriors celebran la victoria

Los Golden State Warriors celebran la victoria Reuters

NBA

Los Warriors mejoran los playoffs de los Bulls de Jordan, los Lakers de Magic y los Celtics de Bird

Repasamos los mejores balances en postemporada con anillo de por medio de las dinastías más legendarias de la NBA, a propósito del equipo que los supera todos.

Noticias relacionadas

Los Golden State Warriors siguen empeñados en escribir algunas de las páginas más brillantes de la historia de la NBA. No contentos con mejorar el mítico 72-10 de los Bulls de Jordan en temporada regular y tener el mejor ataque de todos los tiempos, Curry y compañía han logrado otro hito estratosférico. Conquistar el anillo ante los Cleveland Cavaliers en cinco partidos les lleva a convertirse en el equipo con mejor balance de victorias y derrotas de la historia de los playoffs16-1.

Ningún gran equipo logró un registro así antes. Ni siquiera los más legendarios que se puedan imaginar hasta la venida a las canchas de estos Warriors. ¿Quieren comprobarlo? Repasamos cuál fue el mejor curso en postemporada de las dinastías más recordadas de la canasta estadounidense con anillo de por medio. Prometemos que ninguno es tan avasallador como el que acaba de terminar en la bahía de Oakland.

Los Minneapolis Lakers de Mikan

Los Minneapolis Lakers de Mikan celebrando uno de sus títulos.

Los Minneapolis Lakers de Mikan celebrando uno de sus títulos.

Capaces de ganar tres títulos seguidos entre 1952 y 1954, el mejor resultado de los Lakers originales llegó en 1953. En aquella ocasión, terminaron las eliminatorias por el título con un 9-3 de balance. Se llevaron el anillo ante los New York Knicks, como el año anterior. Su jugador más destacado era George Mikan, una de las primeras estrellas de la NBA y precursor de los grandes hombres altos de los años venideros.

Los Boston Celtics de Russell

Bill Russell y Red Auerbach.

Bill Russell y Red Auerbach.

Si atendemos a los años en los que más partidos disputaron, el mejor balance en playoffs de la dinastía más duradera de siempre (ocho campeonatos consecutivos entre 1959 y 1966) se dio en 1968 y 1969. Lograron un 12-7 en el primer caso y un 12-6 en el segundo, tras ganar las finales a los Lakers, el eterno rival, en ambos casos. Con menos encuentros y en medio de su sobresaliente racha, los Celtics lograron un 8-2 tanto en 1961 como en 1964. Durante esa gran época dorada de Boston, Bill Russell sobresalía en una plantilla repleta de ídolos: John Havlicek, Sam Jones, Tom Heinsohn…

Los Lakers del Showtime

Magic Johnson en un partido con los Lakers.

Magic Johnson en un partido con los Lakers.

Magic Johnson, Kareem Abdul-Jabbar, James Worthy y compañía vivieron su mejor curso en playoffs traducido en campeonato en 1982, con un 12-2 de balance. Aquellos Lakers sólo perdieron en las finales, ante los Philadelphia 76ers de Julius Erving. Más adelante, con mayor número de partidos (y una primera ronda todavía al mejor de cinco encuentros), la franquicia californiana firmó un 15-3 en el curso 1986-1987. Precisamente los Warriors en semifinales de conferencia y los Celtics en las finales fueron los causantes de los tropiezos de los Lakers.

Los Celtics de Bird

Los Boston Celtics de 1986.

Los Boston Celtics de 1986.

Como sus grandes adversarios históricos, en Boston consiguieron un 15-3 de balance en postemporada durante el curso 1985-1986, cuando Larry Bird conquistó su tercer y último anillo con el equipo. Entonces le acompañaban Kevin McHale y Robert Parish, además de Dennis Johnson, Danny Ainge y Bill Walton, entre otros. Sólo los Houston Rockets de las Torres Gemelas (Hakeem Olajuwon y Ralph Sampson) y los Atlanta Hawks de Dominique Wilkins les arrebataron triunfos entonces. En 1981, año del primer título de Bird y con menos partidos, los orgullosos verdes acabaron con un 12-5.

Los Chicago Bulls de Jordan

Los Bulls celebrando el título de 1991.

Los Bulls celebrando el título de 1991.

Los mejores playoffs de entre los que posibilitaron los seis anillos del jugador más sobresaliente de todos los tiempos llegaron en 1991, año del primer título de Michael Jordan y Scottie Pippen: un 15-2 de escándalo. Los Philadelphia 76ers de Charles Barkley en semifinales del Este y unos Lakers a punto de decir adiós al Showtime en las finales fueron los únicos equipos victoriosos parcialmente ante Chicago. Los Bulls sólo se acercarían a este balance en 1996, cuando acabaron el curso con un 15-3.

Los Lakers de Kobe y Shaq

Shaq y Kobe Bryant.

Shaq y Kobe Bryant.

Hasta este lunes, poseían el mejor récord de victorias y derrotas de toda la historia de los playoffs: 15-1. Los Sixers de Allen Iverson, con su victoria en el duelo inaugural de las finales de 2001, evitaron la que hubiera sido la primera postemporada sin derrotas de todos los tiempos. Con Phil Jackson en el banquillo y la dupla Shaquille O'Neal-Kobe Bryant partiendo la pana en la cancha, aquellos Lakers ganaron tres títulos seguidos entre 2000 y 2002.

Los San Antonio Spurs del siglo XXI

Tim Duncan y David Robinson.

Tim Duncan y David Robinson.

Con jugadores como Tim Duncan, David Robinson, Tony Parker, Manu Ginóbili, Bruce Bowen y Robert Horry, además de un gran entrenador como Gregg Popovich, la franquicia de El Álamo es la gran dinastía del presente siglo. Sus playoffs más arrebatadores se dieron con motivo del primer campeonato del equipo, en 1999 y con un 15-2.

Los Minnesota Timberwolves en primera ronda del Oeste y los Knicks de Pat Ewing en las finales resultaron ser los únicos verdugos parciales de los tejanos. Ya con todas las rondas de playoffs disputadas al mejor de siete partidos, San Antonio logró un 16-4 para ganar su cuarto anillo en 2007.

Pero nada es comparable a la gesta de los Warriors: dos títulos de los últimos tres en juego y una marca para la leyenda. ¿Se batirá su 16-1 en un futuro? El tiempo dirá si toca reescribir la enciclopedia de la NBA una vez más.