Sí, Fabien, así es: ¡el Madrid todavía puede jugar sin ventaja de campo en playoffs!

Sí, Fabien, así es: ¡el Madrid todavía puede jugar sin ventaja de campo en playoffs! Euroleague

Euroleague TODO POR DECIDIR

El Real Madrid no depende de sí mismo para tener factor cancha en la Euroliga

Los playoffs de la máxima competición europea ya están asegurados. No así la ventaja de campo: ni siquiera ganarlo todo podría ser suficiente.

La liga regular de la Euroliga afronta su recta final todavía con muchas incógnitas por resolver. Todos los billetes para los playoffs están adjudicados, pero sólo el CSKA de Moscú posee la certeza absoluta: será primero. Más allá, Fenerbahçe, Olympiacos, Real Madrid, Panathinaikos, Khimki, Zalgiris y Baskonia aún no han atado su posición final en la tabla. Lo que significa que queda mucha tela que cortar en cuanto a los cruces y, sobre todo, el factor cancha en esas eliminatorias de cuartos de final.

El horizonte es tan difícil de vislumbrar que ni siquiera la propia liga europea lo niega. Los enfrentamientos venideros, ahora mismo, “son de una gran dificultad de cálculo por la cantidad de variables que implican”. En lo que respecta al baloncesto español, una cosa está clara: la ventaja de campo es el premio más codiciado. No sólo para el Madrid, sino también para el Baskonia, que mantiene opciones matemáticas de conseguirla.

Aunque quienes más al alcance ven el factor cancha son los blancos. Ganar al Zalgiris en casa la pasada jornada allanó mucho el camino. Tanto es así que, en teoría, las cuentas para jugar los dos primeros partidos de cuartos y un hipotético quinto en Madrid son muy fáciles: ganar este viernes a partir de las 19:00 al Estrella Roja de Belgrado en su cancha (la Final Four de mayo será en la ciudad serbia, por cierto) y que el Panathinaikos pierda en casa ante el Valencia Basket desde las 20:15. El cuarto puesto quedaría asegurado si esto sucediese.

El regreso de Luka Doncic podría ser capital para el Madrid.

El regreso de Luka Doncic podría ser capital para el Madrid. Euroleague

Vencer y que también lo hicieran los griegos no debería ser un problema: tras esta penúltima jornada, dentro de una semana el Madrid cerrará la fase de todos contra todos ante el Brose Bamberg en el WiZink Center, donde sólo ha perdido cuatro duelos continentales. De hecho, la mejor hoja de ruta para Pablo Laso y sus hombres (sobre todo si se tiene en cuenta que sus dos próximos rivales ya no se juegan nada) sería una en la que se cuenten los dos partidos que quedan por victorias.

O eso parece, porque aquí viene la práctica: el Madrid podría ganarlo todo y quedarse sin factor cancha en el caso de que los dos triunfos blancos fuesen correspondidos con dos derrotas del Olympiacos y dos victorias del Panathinaikos. Ese triple empate favorecería a los de El Pireo (ganaron tanto en casa como fuera al Madrid) y mandaría a los Campazzo, Tavares y compañía a la quinta plaza.

En el peor de los casos, se acabaría en sexta posición o en séptima. Para que esto sucediese, el Madrid debería perder los dos encuentros que restan de liga regular y que se diesen varios resultados ajenos. Sólo Baskonia y Olympiacos, más implicados en la guerra de los blancos, tienen ganado el basket average (también Fenerbahçe, ya inalcanzable) al equipo de Laso, que no puede dilucidar aún quién podría esperarle en cuartos.

No sólo porque su posición final no está clara, sino porque tampoco lo están las de casi todos los demás equipos: Fenerbahçe, Olympiacos, Panathinaikos, Khimki, Zalgiris y Baskonia. Sí está al alcance predecir un hipotético camino futuro de los madridistas en esta Euroliga. Sobre todo, el que les llevaría por el lado del cuadro del CSKA.

Taylor, al fondo, es duda para Belgrado. Al igual que Campazzo.

Taylor, al fondo, es duda para Belgrado. Al igual que Campazzo. Euroleague

Para que se diese una hipotética semifinal europea contra los de Moscú (y, morbo asegurado, Sergio Rodríguez, más Othello Hunter), el Madrid tendría que jugar la eliminatoria que medirá al cuarto y quinto clasificados. Quien venza en esta serie y quien lo haga en la que mide a primero (es decir, CSKA) contra octavo se enfrentarían en Belgrado. En el caso de ser sextos, el lado del cuadro tendría casi todas las papeletas de ser el de Fenerbahçe y Olympiacos.

Desde luego, queda claro que lo mejor para el Madrid sería ganar todo. Aunque podría ocurrir, parece difícil que la ecuación para ser quinto aun con dos victorias se produzca (más aún la de terminar sexto o séptimo: incluso perdiendo dos partidos, se podría quedar cuarto o quinto). Olympiacos visita a Unicaja y recibe a Zalgiris, mientras que Panathinaikos será anfitrión del Valencia Basket y viajará a Milán. A nada que los de El Pireo ganen un partido y, sobre todo, que los de Atenas lo pierdan, el alivio llegará. Siempre y cuando el Madrid no falle, claro.

Por su parte, el Baskonia ya se ha asegurado estar en playoffs al ganar este jueves al Maccabi (recibe al Anadolu Efes en la última jornada). Lo que no queda claro, al igual que en el caso del Madrid, es en qué posición se clasificará. Su buena racha le ha llevado a tener muchas posibilidades de terminar sexto esta penúltima jornada... e incluso de acabar quedándose con esa plaza. Soñar es gratis tras haber ganado el average a equipos de playoffs como Olympiacos, Madrid, Khimki y Zalgiris.