Brad Wanamaker en un partido de la presente Euroliga.

Brad Wanamaker en un partido de la presente Euroliga. Euroleague

Euroleague BALONCESTO

Brad Wanamaker, la gran amenaza del Darussafaka de David Blatt

Te contamos 11 cosas que debes saber sobre el líder del conjunto turco, que se estrena este miércoles en los playoffs de la Euroliga enfrentándose al Real Madrid.

Noticias relacionadas

A principios de temporada, no parecía nada descabellado pensar que el baloncesto turco iba a jugar un papel preponderante en la nueva Euroliga. No sólo por el hecho de que la Final Four de este año se celebre en Estambul, sino por la cantidad y calidad de equipos del país que han disputado la competición. Dicho y hecho: hay tres representantes turcos en los playoffs. Fenerbahçe y Efes ya saben manejarse de sobra en estas lides, en las que es primerizo el Darussafaka, nuevo rico otomano y rival del Real Madrid en los cuartos de final.

Con el respaldo de Dogus, uno de los patrocinadores principales de la Euroliga a la par que un conglomerado empresarial de lo más potente en Turquía, la jugada olía a éxito de lejos. Conseguir que David Blatt se sentase en el banquillo del equipo meses después de cerrar con sobresalto su etapa NBA fue un primer paso fundamental. Después, tocaba reunir a un buen grupo de jugadores: Will Clyburn, Scottie Wilbekin, James Anderson, Adrien Moerman, Ante Zizic… Y que todo girase en torno a un líder claro, por supuesto: Brad Wanamaker.

El base-escolta norteamericano podrá mirar de tú a tú al Real Madrid desde este miércoles (21:00, #0). Viene de realizar la mejor temporada de su carrera en Europa, a la altura de la de otros jugadores con mayor caché que el suyo. Ahí están sus 16,2 puntos, 3,2 rebotes, 4,7 asistencias y 1,6 robos de promedio para atestiguarlo. Sin embargo, Wanamaker resulta mucho más desconocido para el gran público que los Llull, De Colo, Teodosic y Spanoulis de turno. Aquí van 11 cosas, como su dorsal, que debes saber sobre él.

Brad Wanamaker Highlights Euroleague 2016-2017 (Full HD)

1. Al oeste en Filadelfia crecía y vivía

Sí, Wanamaker es de la misma ciudad que Will Smith, Rocky Balboa, Benjamin Franklin, Wilt Chamberlain y Kobe Bryant, entre otros. Allí nació un 25 de julio de 1989, con un paso más que destacado por el instituto Roman Catholic. En su último curso, fue elegido jugador del año por el Philadelphia Daily News: anotó 1.306 puntos y logró un récord de 76 victorias y tan sólo 18 derrotas durante sus tres años en el centro. Ganó la liga, metió a su equipo entre los mejores del país y fue considerado uno de los 100 jugadores más sobresalientes a nivel high school.

2. ¡Vaya par de gemelos!

El hermano de Brad, Brian, también juega a baloncesto. Comparten posición, como en su día compartieron instituto. Sus caminos se separaron en la época universitaria: Brian pasó por Central Connecticut State y después por Texas Wesleyan, donde se graduó en 2011. Ahora juega en el Silute de la segunda división lituana.

3. Casi internacional júnior

En su momento, Wanamaker jugó en un combinado de jugadores de su edad que realizó una gira por Europa. Coincidió con DeJuan Blair, también compañero suyo en Pittsburgh y posteriormente jugador de la NBA (San Antonio Spurs, Dallas Mavericks y Washington Wizards). Wanamaker pudo haber disputado el Mundial sub19 de 2007 con USA, pero no logró hacerse con una plaza en el equipo.

Wanamaker ante el Panathinaikos.

Wanamaker ante el Panathinaikos. Euroleague

4. All-American

Wanamaker fue de menos a más durante sus cuatro años en la Universidad de Pittsburgh (2007-2011). Sus dos últimos años fueron especialmente buenos, permitiéndole conseguir una mención de honor entre los mejores jugadores universitarios del país a la hora de graduarse (en Comunicación, por cierto). Su estilo de juego se comparaba con el de Mitch Richmond y Dwyane Wade, convirtiéndose en uno de los dos únicos jugadores de la historia de su universidad en lograr al menos 1.000 puntos, 500 rebotes y 400 asistencias.

Brad Wanamaker 2010 Highlights

5. Porca miseria

Al no ser elegido en el Draft de la NBA, Wanamaker decidió probar suerte en Italia. Empezó la temporada 2011-2012 en el Banca Teramo de la Lega, pero en enero de 2012 se marchó a la LegaDue de la mano del Libertas Forli. Curiosamente, ambos equipos acabaron desapareciendo por problemas económicos. El Teramo lo hizo seis meses después de la llegada de Brad. Por su parte, el Forli tiró la toalla en enero de 2015, tres años después de fichar a Wanamaker.

6. Campeón de la Liga de Desarrollo

Un mes después de llegar a Forli, en febrero de 2012, Wanamaker acabó en los entonces denominados Austin Toros (ahora Spurs) de la D-League, la liga filial de la NBA. Con 5,5 puntos, 2,1 rebotes y 2,2 asistencias de media en 15 partidos, contribuyó al título que el equipo asociado a los San Antonio Spurs le arrebató a Los Angeles D-Fenders (2-1 en las finales).

Dio la casualidad de que, tras el lockout de 2011, Brad había llegado a disputar dos partidos con los Atlanta Hawks durante la pretemporada de la NBA. Fue cortado 11 días después de firmar un contrato con la franquicia, a punto de cerrarse las plantillas. Ese título de D-League con los Toros le otorgó una nueva oportunidad en los Hawks: la disputa de la Summer League de Las Vegas, promediando 6,8 puntos, 2,4 rebotes y 4,2 asistencias de media en cinco partidos (tres como titular).

7. Una Supercopa en Francia

Wanamaker militó en el Limoges durante el curso 2012-2013. Durante su experiencia en la primera división francesa, alzó la Supercopa que su equipo conquistó frente al Chalon. Sus 23 puntos resultaron fundamentales en una victoria ajustada (76-78).

8. Vuelta triunfal a Italia

La primera y única temporada de Wanamaker en el Gruppo Tesi Pistoia (2013-2014) no pudo ser más satisfactoria para ambas partes. El equipo, recién ascendido a la Serie A, se clasificó para los playoffs al concluir octavo (mejor clasificación histórica del club entonces), cayendo en cuartos de final. Por su parte, Brad hizo sus mejores números en Europa hasta este año: 16,1 puntos, 4,1 rebotes y cinco asistencias por partido.

9. Explosión en Alemania

Brad Wanamaker empezó a ser conocido para el aficionado medio de la canasta europea gracias a su etapa en el Brose Bamberg. Allí no sólo eclosionó, sino que encontró la mayor estabilidad desde que llegó al Viejo Continente. En dos temporadas (2014-2015 y 2015-2016), engordó su palmarés: dos ligas, un MVP de la liga, otro de las finales y uno más del All-Star, mejor jugador ofensivo, dos veces en el mejor equipo de la competición alemana…

Wanamaker en una de sus visitas a Madrid con el Brose.

Wanamaker en una de sus visitas a Madrid con el Brose. Euroleague

10. La primera Euroliga

Tras disputar la Eurocup a un buen nivel en el curso 2014-2015, el estreno de Wanamaker en la máxima competición europea no pudo ser más satisfactorio. El Brose se metió entre los 16 mejores equipos de Europa con su estrella en una forma excepcional. Todavía siguen intactos dos de los topes que registró el año pasado: los 34 puntos de valoración logrados contra el Khimki ruso (25 puntos, siete rebotes y cinco asistencias) y los ocho rebotes que capturó ante el Barça en el Palau Blaugrana. Fue elegido MVP de la undécima jornada del pasado Top 16.

11. Asalto a la élite

Al mirar las estadísticas europeas de Wanamaker con el Darussafaka, queda claro que está en el mejor momento de su vida. Ha sido el jugador con más partidos (30) y minutos de juego disputados (988) de toda la fase regular, el segundo más valorado (524), con más puntos (485), tiros de campo (155) y tiros libres anotados (126), el segundo que más faltas ha recibido (162), el segundo con más robos (47) y también con más pérdidas (86), el décimo con más pases (142)… También se llevó un premio MVP en la jornada 29.

Por promedio, es el cuarto mejor anotador, el segundo mejor ladrón y el cuarto hombre más valorado de toda la Euroliga. La inmensa mayoría de sus hitos estadísticos en la competición han llegado este curso: puntos (30 contra su exequipo, Brose), rebotes ofensivos (tres contra Unics Kazan), asistencias (11 contra Fenerbahçe), robos (cuatro contra CSKA), tapones (uno contra Olympiacos) y minutos (40 también contra Brose).

Queda claro que el Real Madrid tendrá que andarse con mucho ojo ante Brad Wanamaker y su Darussafaka. Un equipo capaz de ganar previamente a cinco de sus siete acompañantes en esta postemporada continental (sólo se libran Efes y Olympiacos) y que todavía no ha dicho su última palabra.

Brad Wanamaker's career night against Brose Bamberg - 30 pts