Klay Thompson en un partido reciente con los Golden State Warriors.

Klay Thompson en un partido reciente con los Golden State Warriors. Andy Lyons Getty Images

Baloncesto NBA

El dueño de los Warriors, dispuesto a retener a sus estrellas: "Se hará lo que haga falta"

Joe Lacob ha asegurado que el dinero no será un problema para frenar la marcha de Klay Thompson y Kevin Durant.

Durante los próximos meses mucho se va a hablar del futuro de las estrellas de los Warriors. Hasta el momento son los grandes favoritos para hacerse con el anillo, que sería el tercero seguido y el cuarto en cinco años, aunque para muchos este es el mejor equipo jamás formado. Su propietario, Joe Lacob, está dispuesto a retener a sus estrellas y asegura que el dinero no será un problema para ello: "Se hará lo que haga falta, nadie va a gastar más que los Warriors", ha señalado.

Kevin Durant y Klay Thompson serán jugadores libres, y mientras que del segundo se da por hecho que seguirá si se le ofrece el máximo salario disponible (aunque los Lakers estñan detrás de él) y también que la franquicia piensa dárselo, sobre el primero hay más dudas. Los New York Knicks estarían dispuestos a hacerle hueco en el equipo.

A estas dos estrellas, se le suma la posible marcha de Draymond Green que rechazó una mejora de contrato de tres años y 72 millones. Iguodala con 35 años y Livingston con 33 son otras de las dos posibles salidas que afrontaría el equipo de 'La Bahía' de San Francisco.

La franquicia continúa preparando el futuro sin dejar de pensar en el presente. La incorporación de DeMarcus Cousins hace que mantengan la política de fichajes que les ha hecho estar por delante del resto en los últimos años. Además preparan la incorporación de un pivot veterano en el mercado (el elegido es Robin López, solo falta el acuerdo con los Bulls).

"Nadie gastará más que nosotros"

Para la Lacob la estrategia es clara: "Seremos agresivos, nadie nos va a superar por gastar más que nosotros. El rol de los otros 29 equipos ahora es buscar la forma de ser mejores que nosotros y el nuestro es seguir siendo mejores que ellos. Podemos gastar lo que queramos, a nivel financiero podemos hacer lo que sea. Este equipo no se romperá por dinero. Hay capital para mantener esta plantilla y haremos lo que haya que hacer. Ese no es el problema y eso no me preocupa. Lo importante es crear una atmósfera que haga que los jugadores quieran seguir jugando aquí, tener la mejor organización posible con el mejor personal posible, tratar bien a los jugadores... A partir de ahí no puedes controlar lo que va a hacer un agente libre. Sé lo que deberían hacer, que es seguir en nuestro equipo, pero no lo que realmente van a hacer".

La realidad no parece ajustarse a ello. Mantener el equipo actual con las siguientes incorporaciones supondría pasar tres o cuatro años en más de 300 millones entre salarios y mantenimiento del equipo.

[Más información: Los Warriors hacen historia: anotan más de 50 puntos en el primer cuarto]