Facundo Campazzo en su último partido con el UCAM Murcia.

Facundo Campazzo en su último partido con el UCAM Murcia. D. Grau ACB Photo

Baloncesto BALONCESTO

Facundo Campazzo, cerca de nacionalizarse español y volver al Real Madrid

Según ha podido saber EL ESPAÑOL, el base argentino está inmerso en los trámites para dejar de ocupar plaza de extracomunitario para así poder regresar a la capital española.

“Nosotros tenemos un problema de extracomunitarios y, a día de hoy, Facu es extracomunitario. Pensábamos que no podíamos ir con una plantilla en la que tuviéramos más de tres jugadores de este tipo. La salida del Chacho nos genera el tener que adaptar ciertas cosas en el equipo, pero valoramos muchísimo tanto a Facu como a Augusto Lima. Son jugadores nuestros y esperamos que en el futuro puedan aportar muchas cosas al Real Madrid. No dudamos de su calidad”.

Pablo Laso se expresaba en estos términos el pasado septiembre, cuando EL ESPAÑOL le preguntó por qué Facundo Campazzo no había sido repescado por su Madrid. Cinco meses después y con la cuarta Copa del Rey consecutiva debajo del brazo, ese problema apuntado por el técnico vitoriano empieza a solucionarse: según ha confirmado este periódico, el jugador argentino está en la recta final para obtener la nacionalidad española y volver a vestir de blanco.

Al ser un ciudadano latinoamericano que lleva más de dos años trabajando en nuestro país, el actual base cedido por el Madrid al UCAM Murcia ya pudo solicitar la nacionalidad española en octubre. De hecho, Campazzo se sometió a las preguntas constitucionales y socioculturales del examen para obtener el pasaporte el pasado 26 de enero. Lográndolo, dejaría de ocupar plaza de extracomunitario, condición que ahora mismo ostentan Gustavo Ayón, Anthony Randolph y Trey Thompkins en las filas blancas.

Además, el caso del jugador natural de Córdoba daría pie a muchas menos suspicacias de las que generaron las a posteriori nacionalizaciones fraudulentas de Marcus Slaughter (Guinea Ecuatorial) y KC Rivers (Guinea-Bisáu). En un primer momento, Campazzo intentó obtener la nacionalidad italiana dado el origen transalpino de su tatarabuelo, pero finalmente se decantó por la vía española.

Campazzo trata de parar a Nenad Dimitrijevic, del Joventut.

Campazzo trata de parar a Nenad Dimitrijevic, del Joventut. Alejandro García EFE

La posibilidad de reincorporarse al Real Madrid esta misma primavera (todo apunta a que ya será español en marzo o abril) parece lejana, así que Facu volvería al equipo este verano. Sería el tercer base madridista (sustituiría a Dontaye Draper) o el primero/segundo (Luka Doncic de por medio) si Sergio Llull se marcha a la NBA. Sería esta segunda posibilidad la que más satisfaría a Campazzo. No querría verse condenado otra vez al ostracismo del curso 2014-2015, cuando Llull y Sergio Rodríguez apenas le dejaron hueco en la rotación blanca.

Quiere más minutos y protagonismo que entonces porque su papel en Murcia es de líder indiscutible. Las estadísticas nos dicen que estamos ante el mejor curso de los tres que le han contemplado en Europa: 14,2 puntos, 6,3 asistencias, 2,7 rebotes y 2,1 robos de promedio entre la ACB y la Eurocup.

Campazzo es el quinto jugador más valorado de la Liga Endesa, el segundo máximo anotador, el tercer mejor asistente, el recuperador de balones más sobresaliente y el jugador que más minutos disputa de media. También ha sido segundo pasador más destacado y mejor ladrón de la segunda competición europea mientras la ha disputado con su equipo (eliminados en el Top 16).

Facundo "El Mago" Campazzo - "Abracadabra"

Esa versión más arrebatadora de Campazzo fue la que se vio en el enfrentamiento liguero ante el Madrid de la primera vuelta liguera. Sus 19 puntos, 14 asistencias y 6 rebotes a punto estuvieron de darle el triunfo a los suyos en la capital española (93-86). No ocurrió lo mismo en la vuelta disputada en Murcia a principios de febrero, cuajando su peor partido de la temporada hasta la fecha. Con un -4 de valoración, apenas sumó 2 puntos, 3 asistencias y 3 robos en otra derrota a manos de su exequipo (61-89).

A pesar de que los números le sonríen (su mayor lacra puede ser que no sólo recupera más balones que nadie en la ACB, sino que también es el que más pierde), su UCAM Murcia pasa por momentos complicados. El equipo es decimocuarto en liga con una sola victoria de margen sobre el descenso y a cuatro triunfos de los puestos merecedores de postemporada, resultando una de las grandes decepciones del año.

Empieza a quedar lejos el excepcional rendimiento de la campaña pasada, en la que se forzó el desempate precisamente contra el Real Madrid en cuartos de final de los playoffs (2-1 para los blancos). Ni siquiera el regreso de Fotis Katsikaris al banquillo universitario meses después de abandonarlo (previa destitución de su sustituto, Óscar Quintana) ha mejorado la situación del club. Sin obtener billete para la reciente Copa de Vitoria y ya fuera de Europa, Campazzo es una de las escasas buenas noticias de este UCAM Murcia.

Y todo parece indicar que a esa particular alegría le queda poco para marchitarse, porque el director de juego argentino ya arde en deseos de triunfar en un gran escenario. Si el Real Madrid vuelve a acogerle, ahora como español a todos los efectos y con la posibilidad tanto de ser importante como de volver a ganar títulos, no dejará escapar ese tren. Con 25 años y una explosión ya consumada, el momento de que Facundo Campazzo se consolide en la élite de la canasta es ahora o nunca.

Campazzo intenta superar a Sabat, del Joventut.

Campazzo intenta superar a Sabat, del Joventut. D. Grau ACB Photo