Matt Campbell.

Matt Campbell.

Deportes

Inglaterra llora por Matt Campbell, el concursante de Masterchef que murió en la Maratón de Londres

La corría en memoria de su padre, fallecido 18 meses antes. Fue atendido inmediatamente sobre el asfalto, pero en el hospital no pudieron hacer nada para salvarle la vida. 

“Con profunda tristeza, confirmamos su muerte”. Así, con un mensaje directo, seco y tajante, anunció la organización el fallecimiento de Matt Campbell en la Maratón de Londres. El ‘runner’, finalista del MasterChef inglés, había decidido participar para honrar a su padre, fallecido 18 meses antes. Pero jamás pensó en su fatal desenlace. El popular cocinero británico se desplomó a 12 kilómetros del final y tuvo que ser atendido por los servicios sanitarios. Fue trasladado al hospital de urgencia, pero los médicos no pudieron hacer nada para salvarle la vida. Este lunes, Inglaterra llora por él. Sus zapatillas, su dorsal –con el número 35479– y sus pantalones descansan sobre el asfalto. Perdón, sobre el maldito asfalto.

Dorsal y zapatillas de Matt Campbell.

Dorsal y zapatillas de Matt Campbell.

Matt Campbell, cocinero de profesión, no era la primera vez que afrontaba una carrera de este tipo. Antes de concursar en MasterChef, ya hizo la Maratón de Manchester por debajo de tres horas. Es decir, no era un principiante. Toda su vida había hecho deporte y nada indicaba que algo fuera a ir mal. De hecho, el británico había pensado acabar la prueba en 3:07:01. “Vamos. ¿Por qué no podemos hacerlo? Vamos a ello”, había escrito en la página The Brathay Trust, una fundación caritativa en memoria de su padre y que recogía fondos para ayudar a diferentes colectivos.

Aunque se desconocen las causas de su muerte, todo indica a que se produjo por un infarto o por la posible existencia de una lesión congénita en el corazón no detectada. Sin embargo, desde la organización también se apunta al calor como una posible causa. El pasado domingo, en Londres se alcanzaron los 24 grados centígrados, con el peligro que eso suponía de antemano: en 2007, cunando se alcanzaron los 22 grados, la organización tuvo que atender a más de 5.000 personas y 73 de ellas fueron enviadas al hospital.

Aun así, las causas se mantienen en secreto. Días antes, el propio Matt afrontaba optimista la carrera: “Estamos nerviosos, pero nos sentimos sanos y listos. Nos va a parecer que esto (en referencia a la Maratón) va a estar más caliente que la cocina de MasterChef”. Su optimismo era total. Sin embargo, el popular cocinero se empezó a sentir mal durante la carrera hasta que cayó al asfalto. Fue atendido, pero falleció. No se pudo hacer nada por él. "Nuestras condolencias a toda su familia", escribió la organización posteriormente. 

Su nombre, ahora, se suma a la lista de personas que han perdido la vida en la Maratón de Londres. En total, 12 corredores han muerto sobre el asfalto de la capital británica. Una cifra pequeña, pero que pone de relieve la necesidad de que todos los corredores se hagan pruebas previas antes de atarse las zapatillas y echar a correr.