En España, los perros son la mascota más elegida por todos. Sin embargo, hay muchas cosas todavía que no conocemos sobre ellos y su comportamiento, así como su alimentación y aquellas cosas que no pueden comer. Por ejemplo, hay un hábito muy común en perros (sobre todo, en cachorros): comer piedras. Sin embargo, se trata de un comportamiento en la calle que puede acarrear problemas de salud y que debemos saber eliminar. Aquí te respondemos a la siguiente pregunta: Por qué mi perro come piedras.

¿Por qué mi perro come piedras?

En primer lugar, según cuenta Experto Animal hay que tener en cuenta que un perro puede comer piedras por muy diversos motivos. Ellos establecen que: "Un perro que traga cuerpos extraños puede hacerlo por diferentes motivos y, para identificar la causa específica de porque tu perro ha empezado a tragar piedras, necesitarás prestar atención a su rutina, nutrición, estado de salud y comportamiento en el día a día." En cualquier caso, existen 5 motivos principales, según este portal de expertos en mascotas:

  1. Síndrome de pica
  2. Descubrimiento de cachorros
  3. Estrés y ansiedad
  4. Demanda de atención
  5. Infestación por parásitos 
En el caso del síndrome de pica: se trata de, según Experto Animal, "una patología que provoca la ingesta de todo tipo de alimentos, incluyendo por supuesto piedras". En segundo lugar, en el caso de los cachorros es bastante normal que tiendan a ingerir cualquier cosa. Se trata de un trabajo a largo plazo para conseguir que el perro empiece a aprender a "soltar" cosas de la boca. También, como hemos visto, se puede tratar de un comportamiento a raíz de tener parásitos. En este caso, es importante acudir al veterinario para realizar una correcta desparasitación. Y en el resto de los casos, puede deberse a problemas conductuales para las cuales es muy importante el trabajo de educación en casa con el perro, o incluso, acudir a un profesional.
 

¿Cómo saber si mi perro come piedras?

También es importante saber identificar si tu perro se ha comido una piedra o no, por los posibles efectos adversos que pueda tener en su sistema digestivo y respiratorio. Para ello, Experto Animal da una serie de síntomas que tener que identificar para poder saberlo: 

  • Tos
  • Arcadas
  • Vómitos
  • Estreñimiento
  • Diarrea
  • Sangre en las heces
  • Pérdida de apetito
  • Deshidratación
  • Cansancio excesivo
  • Debilidad
  • Pérdida de interés y atención

Ante cualquiera de estos síntomas es muy importante acudir a un profesional. También hay que tener en cuenta que esta sintomatología también puede darse a causa de cualquier otra patología y por eso, debe ser un veterinario quién identifique lo sucedido. 

Consejos para que mi perro no coma piedras

Como ya decíamos, primero es necesario asegurarse de que el perro no tenga ninguna enfermedad por la cual quiera comer piedras. En caso de que esté sano y se trate de un asunto conductual, existen una serie de consejos que se pueden seguir para eliminar esta conducta. Aquí te nombramos algunos: 

  • Préstale mucha atención durante el paseo
  • Suéltale solo cuando estés seguro de que lo que va a hacer
  • Utiliza juguetes en la calle
  • No seas violento con él, ni física ni verbalmente
  • Utiliza el refuerzo positivo (premios de voz, caricias, chuches...) 

También te puede interesar...