Necrópolis en la Sierra Arana, en Darro.

Necrópolis en la Sierra Arana, en Darro.

Patrimonio Cámaras funerarias

Arqueólogos hallan en Granada una de las necrópolis más antiguas de Europa

Tiene entre 5.000 y 6.000 años de antigüedad y estuvo en uso durante más de un milenio. Recibe el nombre de 'Panoría'. 

Un grupo de arqueólogos de la Universidad de Granada ha descubierto una necrópolis en la Sierra Arana, en el municipio granadino de Darro, que, con entre 5.000 y 6.000 años de antigüedad, estuvo en uso durante más de un milenio, lo que lo convierte en la más longeva de la provincia y entre las más perdurables de Europa.

El grupo de investigación 'Cultura material e identidad social en la Prehistoria Reciente en el sur de la Península Ibérica', del Departamento de Prehistoria y Arqueología de la Universidad de Granada, ha llevado a cabo las excavaciones y el estudio de estas cámaras funerarias de forma poligonal o rectangular construidas con grandes losas de piedra, a las que se accede mediante pequeños y estrechos pasillos.

Según ha informado la UGR en una nota de prensa, la necrópolis recibe el nombre de Panoría, y el profesor del Departamento de Prehistoria y Arqueología de la institución académica granadina, Gonzalo Aranda, ha estado al frente del proyecto. Por primera vez en más de un siglo de investigaciones, se han realizado dataciones absolutas que permiten situar cronológicamente la construcción, su periodo de uso, las reutilizaciones y el abandono de las 19 sepulturas que componen la necrópolis. Mediante la aplicación del método de datación radiocarbónica --un sistema que, a través de la degradación de Carbono 14 consigue datar cronológicamente la muerte de los organismos vivos-- se han fechado a 19 individuos seleccionados de entre los hombres y mujeres enterrados en las cinco sepulturas excavadas.

3.000 a.C.

El estudio de las 19 dataciones, con novedosas herramientas estadísticas, ha permitido llegar a la conclusión de que los primeros enterramientos en esta necrópolis se realizaron entre el 3525-3195 antes de Cristo, mientras que los últimos datan de los años 2125-1980 a.C. Por lo tanto, Panoría estuvo en uso durante más de un milenio, entre 1.055 y 1.410 años, según el análisis estadístico.

Las excavaciones han evidenciado, según los investigadores, que "se trata de lugares de enterramiento colectivo donde la mayoría de los restos antropológicos han perdido sus conexiones anatómicas, apareciendo amontonados unos encima de otros".

Asociados a los restos humanos se documentaron diferentes tipos de objetos como vasijas, cerámicas, puntas de flecha, cuchillos de sílex o conchas marinas que formaron parte de los ajuares funerarios y de los ritos de inhumación propios de la época. Según los estudios antropológicos, se enterraron individuos de ambos sexos y de todas las edades, llegando a registrarse al menos 28 personas en una sola sepultura.

Mil años de uso funerario

No todas las sepulturas fueron construidas a la vez. Las dataciones de las diferentes tumbas muestran variaciones cronológicas de cientos de años entre ellas. "Durante los más de mil años de uso ritual y funerario, las sepulturas fueron construidas en diferentes momentos temporales por grupos sociales muy dispares y muy posiblemente no relacionados entre ellos", ha afirmado los arqueólogos, que han añadido que "la necrópolis de Panoría no fue el lugar de enterramiento, como habitualmente se ha asumido, de grupos humanos que coexistieron en una región o que vivieron en un mismo poblado".

De igual forma, el periodo de uso difiere de unas sepulturas a otras. En ocasiones las sepulturas fueron utilizadas durante escasas décadas, no más de dos generaciones, en otras durante siglos, mientras que también se documentan reutilizaciones tras largos periodos de inactividad funeraria. Esta diversidad añade una enorme heterogeneidad y complejidad en las prácticas de enterramiento y rituales desarrolladas en la necrópolis.