Fachada del Palacio del Infantado, en Guadalajara.

Fachada del Palacio del Infantado, en Guadalajara.

Patrimonio Patrimonio histórico

Méndez de Vigo apoya la obra de un dúplex “de lujo” en el Palacio del Infantado

Los socialistas denuncian en el Senado la construcción de una vivienda de lujo para los descendientes del duque, que ya habría disfrutado María Dolores de Cospedal con una fiesta privada.

El Senado arrancó este martes caliente con la denuncia del grupo socialista de la construcción de una vivienda de lujo, en el Palacio del Infantado. El dúplex cuenta con cerca de 400 metros cuadrados y ha costado unos 500.000 euros, tal y como contaron. El PSOE calificó esta reforma como algo inapropiado en un edificio Bien de Interés Cultural (BIC): “Parece que lo que ustedes están construyendo sin contárselo a los ciudadanos de Guadalajara es un reducto de la nobleza para fiestas de lujo”. La cesión al Estado fue firmada por la familia del duque en 1960, donde se estableció que los descendientes podrían ocupar una parte para vivienda.

El ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, respondió al PSOE que "en la escritura de cesión del Palacio del Infantado al Estado, en la estipulación segunda, se establece que la familia del duque podrá habitar con carácter ocasional [el palacio] y usará el museo como archivo familiar una vez finalizadas las obras". Esa es la razón, según el ministro y barón de Claret, por la que se ha habilitado “una dependencia única en el torreón del archivo”. Niega al PSOE que sea un “dúplex” para uso de los antiguos titulares del inmueble, parte del patrimonio público.

La vivienda de lujo para el duque, asegura Íñigo Méndez de Vigo, no pondrá en peligro “el mejor ejemplo del gótico isabelino que constituye el Palacio del Infantado". La portavoz socialista, Riansares Serrano, que ha denunciado las obras citó a la ministra María Dolores de Cospedal, que según la denunciante, utilizó el Palacio del Infantado recientemente para una fiesta organizada por ella.

Salones de lujo 

Para la senadora la construcción en la zona norte del palacio, donde se guardaban los depósitos documentales del Archivo Histórico Provincial, con una superficie de 340 metros cuadrados"se excede con mucho lo que dicta la sentencia judicial que tan solo se refería a la reserva de unas dependencias para uso ocasional, un adjetivo que es la clave". Por si fuera poco, el acceso se realizará a través de una nueva escalera y un ascensor, valorado en 30.000 euros. Para construir estos accesos será necesario trasladar los aseos públicos del Museo Provincial. Estos fueron renovados hace pocos años.

La vivienda acoplada al palacio dispone de un salón-comedor de 104 metros cuadrados, dos dormitorios de 30 metros cuadrados cada uno y otras dependencias (cocina, baño, aseo, despensa, trastero y recibidor). Además, una entreplanta de 80 metros cuadrados en la parte superior. 

Aún hay más: el acceso. Será a través de los jardines del palacio, pero están gestionados por el Ayuntamiento. Es decir, la Policía Local los cierra durante la noche. ¿El duque tendrá su propia llave o el Ayuntamiento pondrá a su disposición una persona para abrirle y cerrarle la puerta cuando quiera? Todavía no hay respuesta. 

El modelo del ministro

No es la primera vez que Méndez de Vigo da muestras de su particular interés por el Patrimonio Histórico y cultural español. En la presentación de su modelo para la cultura en esta legislatura, presentó 150 medidas ambiguas y sin presupuesto. De todas ellas llamaba poderosamente la atención la creación del Archivo Histórico de la Nobleza. En el capítulo titulado “Actualizar el marco jurídico de protección de la cultura”, la cultura y la nobleza se fundían en el interés del barón. El objetivo específico era “dotar a este archivo de la misma personalidad jurídica que el resto de los Archivos Estatales para que asuma formalmente la autonomía de gestión que tiene en la práctica”.

De hecho, los últimos Presupuestos Generales del Estado descubren el “esfuerzo para que el turismo sea cultural y no sólo soy y playa”, que predica el ministro en el Congreso y el Senado. Por un lado, el fomento de las tapas. Quieren que sean Patrimonio Inmaterial de la Unesco. Por otro, aumenta la partida dedicada a la “Protección de Patrimonio Histórico”; en 200.000 euros. Después de años de recortes muy graves en la conservación del legado, aumentó la partida de 4,4 millones de euros a 4,6 millones de euros.

Un cambio de modelo turístico por 200.000 euros, nunca fue tan barato. Curiosamente, ha recortado 40.000 euros en la ayuda al Grupo Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España para elaboración de estudios sobre conservación de las ciudades declaradas Patrimonio Mundial, que pasa de 240.000 euros a 200.000 euros.