El ministro en plena promoción de las tapas como Patrimonio Cultural Inmaterial.

El ministro en plena promoción de las tapas como Patrimonio Cultural Inmaterial. Efe

Patrimonio cultura en riesgo

Sólo “una errata” de 560 millones de euros puede salvar el Patrimonio cultural español

El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte rectifica una semana después el BOE la cantidad destinada a la difusión del legado histórico incluido en la UNESCO. En diez años, la inversión en esta partida ha perdido casi un 80%. 

Noticias relacionadas

Donde dice: “La cuantía del crédito destinado a esta convocatoria es de un máximo total de 560.320.000 euros”, debe decir: “La cuantía del crédito destinado a esta convocatoria es de un máximo total de 560.320 euros”. Hoy el BOE ha amanecido con error de bulto a cuenta de Luis Lafuente, Director General de Bellas Artes y Patrimonio Cultural, que convocó hace una semana las ayudas para los proyectos de conservación, protección y difusión de Bienes declarados Patrimonio Mundial por la UNESCO. Desde la Secretaría de Estado de Cultura advierten a EL ESPAÑOL que ha sido “una errata”.

Gráfico de la inversión anual en Patrimonio, en millones de euros.

Gráfico de la inversión anual en Patrimonio, en millones de euros. El Español

Una semana atrás apareció la primera cantidad, una suma soñada para el segundo país con más patrimonio histórico y cultural de Europa, a pesar de todo lo que se pierde cada año. Nunca antes se habían concedido 560 millones de euros en salvarlo. De hecho, la mayor cuantía invertida en la protección y difusión del mismo fue en 2008, cuando se abrió la puerta a tres millones de euros para las entidades locales con bienes declarados por la UNESCO. Al frente del Ministerio se encontraba Ángeles González Sinde, que también fue reduciendo la partida tras el estallido de la crisis financiera.

El peor Gobierno para el Patrimonio

La actual Dirección General de Bellas Artes y Patrimonio Cultural ha rectificado el fallo una semana después de lanzar la convocatoria y deja al descubierto una de las parcelas peor valoradas y cuidadas por el PP: la conservación del patrimonio cultural e histórico. De hecho, la reducción más drástica de inversión en este campo sucede con los primeros Presupuestos Generales de Mariano Rajoy, Cristóbal Montoro y José Ignacio Wert, en 2013 pasan de dos millones de euros a poco más de 900.000 euros. Un recorte de más de un millón de euros. Una política que se ha mantenido durante la legislatura y media del PP. En una década, las ayudas a la promoción y difusión del Patrimonio Mundial español ha perdido más de dos millones de euros, casi un 80%

Entre las sorpresas de estos Presupuestos Generales de 2017 sí han aparecido partidas para ampliar las referencias españolas en las listas de la UNESCO. Íñigo Méndez de Vigo ha puesto 40.000 euros para la promoción de las tapas. Quiere que sean declaradas Patrimonio Cultural Inmaterial y la cantidad la gestionará la Real Academia de Gastronomía, responsable de impulsar la candidatura aplaudida por el ministro y barón de Claret.

Curiosamente, en los Presupuestos Generales del Estado queda patente que el Ministro ha recortado 40.000 euros en la ayuda al Grupo Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España para elaboración de estudios sobre conservación de las ciudades declaradas Patrimonio Mundial, que pasa de 240.000 euros a 200.000 euros

Promesas incumplidas 

“Ha llegado el momento de incorporar el elemento cultural y de Patrimonio Histórico a la Marca España”, dijo Íñigo Méndez de Vigo en su primera aparición en el Congreso. “Tenemos que hacer un esfuerzo para que el turismo sea cultural y no sólo sol y playa. Nuestro riquísimo Patrimonio Cultural debe estar en las rutas”. “Riquísimo”.

La orden de 2007, firmada la convocatoria por Julián Martínez García, Director General de Bellas Artes y Bienes Culturales, apunta que “las ayudas podrán financiar completa o parcialmente la actividad”. Sin embargo, en la actual convocatoria de subvención, además de ser reducida en más de dos millones de euros, se aclara que el Estado sólo subvencionará el 75% de lo pedido. Este uso parcial de la ayuda concedida se ejecuta desde 2014, gracias a la decisión de José María Lassalle como secretario de Estado de Cultura del ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert.

El límite de la subvención concedida la ha mantenido la pareja cultural formada por Íñigo Méndez de Vigo y Fernando Benzo. Fue gracias al actual ministro de Educación, Cultura y Deporte que las ayudas a la realización de proyectos de conservación, protección y difusión de bienes declarados Patrimonio Mundial por la UNESCO marcaron los mínimos. A pesar de su discurso, en el que aboga por potenciar el turismo cultural y no el de sol, playa y paella, sus Presupuestos Generales han herido de muerte la partida dedicada a proteger el Patrimonio histórico y cultural.

En el polémico Plan 2020 presentado por la pareja hay una promesa de rescatar y promocionar ese patrimonio que debe cambiar el modelo turístico. Sin embargo, en las cuentas la partida dedicada a la Protección de Patrimonio Histórico, donde se incluye la promoción del tapeo, apenas hay un crecimiento de 200.000 euros para alterar ese modelo de sol y playa. De 4,4 millones de euros pasará en 2017 a 4,6 millones de euros. Una subida proporcional a la ambición del ministro.