José Manuel Soto quiere ser Manolo Escobar con su nueva canción ‘Soy español’.

José Manuel Soto quiere ser Manolo Escobar con su nueva canción ‘Soy español’. EFE

Música Música Patriótica

José Manuel Soto quiere ser Manolo Escobar con su nueva canción ‘Soy español’

Marta Sánchez ha provocado un tsunami en la música española. Su versión del himno se ha convertido en un éxito viral que nadie esperaba. Ya sea para reírse de ella o para alabarla todo el mundo habla de sus sentidas interpretaciones de su interpretación y su letra del himno español que cantó en un concierto y que se ha convertido en el santo y seña de Ciudadanos.

Tanta repercusión mediática, aparición en un congreso del partido de Albert Rivera incluida, ha hecho que otros cantantes se apunten a la moda de la canción patriótica. El último ha sido José Manuel Soto, que acaba de publicar el vídeo de Soy español, una canción en la que el cantante se convierte en una nueva versión de Manolo Escobar para ensalzar los valores de su país. Si aquel cantaba aquello de Que viva España, Soto entona que él es “español, heredero de Sancho y Quijote, mis costumbres que no me las toquen, son cositas que llevo muy dentro de mi corazón”.

En el videoclip, rodado en Tomares, se le ve cantando en un cortijo, mientras se prepara una paella y los invitados se toman un fino, todo muy castizo y cañí, igual que sus invitados entre los que se puede avistar a Carlos HerreraFran Rivera, Bertín Osborne o Tomás Guasch. Todos ellos defensores de las tradiciones y el sentimiento español que abandera José Manuel Soto.

La letra de fondo sigue ensalzando esas costumbres e intentando definir con metáforas lo que significa ser español: “Soy canción, soy pasión, soy anhelo, soy la noche, soy la luz, soy el norte y soy el sur, soy castillo medieval, soy de piedra y de metal, de mar y de tierra dentro, soy español y lo digo con orgullo sincero, soy feliz cuando pienso en su suelo, mensajero de un canto de amor”.

El cantante lleva ya varios años defendiendo las tradiciones de su país, y en una entrevista en el diario El Mundo decía que "hoy Lluis Llach es lo más rancio y Manolo Escobar, canción protesta". Cuando él habla sube el pan, y así, además de criticar a Podemos y al feminismo, se metió en un berenjenal cuando poco después de los atentados de Barcelona publicó un tuit en el que decía que “nos guste o no estamos en guerra y las guerras se ganan con sangre, sudor y lágrimas, no con flores, velitas y canciones, ojalá fuera así…”.

Las críticas no le achantaron, sino que se vino arriba y continuó en sus trece: “Esta gente viene a por nosotros, podemos pelear o esperar que nos maten, pasó el tiempo del buen rollito y el "imagine", yo prefiero pelear”. Su pelea ahora se ha convertido en la canción que quiere sustituir a Manolo Escobar (y a Marta Sánchez), como icono de la canción patriótica.