J. K. Rowling sosteniendo uno de sus libros de Harry Potter.

J. K. Rowling sosteniendo uno de sus libros de Harry Potter.

Libros

El falso Nobel se vuelca con las mujeres y pasa de los españoles

La Nueva Academia ha publicado la lista de sus 46 finalistas, de los que 30 son mujeres. Entre ellas destacan J.K. Rowling, Margaret Atwood y Chimamanda Ngozi. La primera votación es popular.

El Nobel de Literatura no se entregará este año. Los casos de acoso y abuso en la Academia Sueca, así como las noticias que desvelaban supuestos soplos a periodistas del nombre de los ganadores de otros años, sumieron a la institución en una crisis que les llevó a tomar la decisión de descansar este curso para limpiar y reorganizar todo hasta 2019, cuando se retomará el galardón. El premio sólo se había suspendido una vez antes, tras la Segunda Guerra Mundial, pero las 18 denuncias contra Jean Claude-Arnauld han sido más que suficientes para hacerlo por segunda vez en su historia.

Para paliar las ansias de los amantes de la literatura, más de cien periodistas, escritores, artistas y guionistas, han decidido crear un falso nobel alternativo que entregará el 14 de octubre -mes en el que se anunciaba también el verdadero-. Han creado la New Academy, una organización sin fines de lucro que hoy ha anunciado su primera lista de 46 nombres que optan a este premio. La nueva academia sueca ha demostrado que este es el año de las mujeres, ya que 30 de estos precandidatos son escritoras entre las que destacan J.K. Rowling, Elenea Ferrante, Patti Smith o Chimamanda Ngozi.

En la lista también están los eternos favoritos de toda la vida, Don DeLillo, Ian McEwan, Thomas Pynchon y… sí, Haruki Murakami, que tiene todas las papeletas para ser derrotado también en el Nobel alternativo recién creado. En el listado, ni rastro de escritores españoles -Javier Marías solía estar entre los favoritos en las casas de apuestas todos los años-. Tampoco latinoamericanos.

Margaret Atwood: “Los terroristas del 11S sacaron la idea de 'Star Wars'”.

Margaret Atwood: “Los terroristas del 11S sacaron la idea de 'Star Wars'”. EFE

La primera ronda de la votación es popular. Entre esos 46 elegidos los votantes, por internet, elegirán a sus favoritos hasta el próximo 14 de agosto. De ahí quedarán tres finalistas a los que se sumará un cuarto elegido por bibliotecarios. Entre estos cuatro elegidos saldrá el ganador que, esta vez sí, será elegido por un jurado profesional. La dotación del premio será de un millón de coronas suecas (algo más de 100.000 euros), una cantidad muy alejada a la que recibirían si ganaran realmente el Nobel.

Esta Nueva Academia aspira a estar en las antípodas del Nobel, que según sus miembros es el reflejo “de un viejo mundo carcomido por los privilegios, los conflictos de intereses, la arrogancia y el sexismo". En cambio, el nuevo galardón celebrará los valores "de democracia, apertura, empatía y respeto". “En un tiempo en el que los valores humanos están siendo cuestionados de forma creciente, la literatura se convierte en un contrapeso a la opresión y a los códigos de silencio. Es más importante que nunca que se otorgue el premio literario más grande del mundo”, han explicado los organizadores en un comunicado.

La Academia Sueca es el reflejo de un viejo mundo carcomido por los privilegios, los conflictos de intereses, la arrogancia y el sexismo

El premio no ha sido bien recibido por todo el mundo. La mayor parte de las críticas han recaído en el sistema de votación en la primera ronda, que dejará que el público elija tres finalistas, lo que hará que presumiblemente se queden fuera los autores menos conocidos y pasen otros que tienen a una gran editorial respaldándoles y promocionándoles. En este primer filtro no tienen las mismas oportunidades J.K. Rowling o Margaret Atwood que Arundhati Roy. Eso sin contar que no haya voto organizado que se decida por aupar a un favorito previamente elegido.

De momento este falso Nobel sigue su curso, y elegirá a un ganador que, además, tendrá difícil recibir el galardón oficial al año siguiente, ya que muchos acusarían a la Academia Sueca de seguir los pases de esta nueva institución. Además, en 2019 el Nobel de Literatura elegirá el de su curso correspondiente, pero también dará, con un año de retraso, el reconocimiento de 2018.