Fernando Aramburu ha dejado libertad de actuación en la adaptación.

Fernando Aramburu ha dejado libertad de actuación en la adaptación. efe

Libros novela de pantalla

HBO se queda con 'Patria'

La compañía de entretenimiento confirma que se harán cargo de la producción de la versión de la novela de Fernando Aramburu. La adaptación correrá a cargo de Aitor Gabilondo.

Peio H. Riaño

Tras meses de negociaciones, HBO se hace con Patria (Tusquets), la novela de éxito de Fernando Aramburu, en la que se tratan tres décadas de terrorismo en Euskadi. La cadena ha contado sus planes europeos y ha desvelado que será Aitor Gabilondo, que en estos momentos rueda Vivir sin permiso -protagonizada por José Coronado, para Mediaset-, adaptará y producirá la versión en serie de la novela que roza los 500.000 ejemplares vendidos. Aramburu no se comprometerá en la versión final y ha dejado libertad a Gabilondo.

De hecho, el propio Aramburu explicó a este periódico que la vida de la novela más allá del libro no es cosa suya: "Es cierto que estoy expuesto a ciertos peligros. Pero tan pronto como advierta que alguna instancia del poder intenta manipularme, cortaré mi discurso. Este libro ha salido sin dedicatoria ni prefacio, no he querido intervenir en la lectura de nadie. Se da desnudo".

Una novela de calle

"Después de Los Peces de la amargura he publicado libros que han vendido 2.000 ejemplares. Pero no estoy dispuesto a tocar la misma nota siempre: después de Patria, no vendrá Patria 2. Eso seguro. Me he comprometido con los lectores y no los utilizo para conseguir éxito y fama. Yo vengo de una clase social baja y todo esto me resulta bastante incómodo, no he sido educado para el éxito. Pero lo asumo, porque soy parte interesada. Cómo ser leído si no”, explicaba Aramburu a EL ESPAÑOL.

Gabilondo tiene la responsabilidad de cumplir con la intención de Aramburu en su adaptación: "desconcertar al lector". El escritor no quiso vengarse de nadie, pretendió dibujar un frsco de vidas humanas, en un paisaje cotidiano vasco. ¿Podrá "desgranar la sustancia humana" en la pequeña pantalla? Tal y como explicaba Aramburu, "me gustaría que mis libros se interpretasen como un alegato contra el dolor". Quizá Gabilondo, en su revisión de la vida de Mirem o Joxe Mari, pueda introducir algún elemento de inteligencia entre los personajes nacionalistas. Su adaptación es libre.